Javier Perez: La venda en los ojos

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
34 mensajes Opciones
12
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Javier Perez: La venda en los ojos

Faxanadu
Aquí tenéis el artículo: http://crashoil.blogspot.com.es/2013/04/la-venda-en-los-ojos.html

Y aquí dejo la reflexión que yo hago:

Simplificando mucho: según Darwin el ecosistema puede soportar a X organismos pero siempre hay X+Y organismos. Es decir: siempre hay más población de la que puede sobrevivir. Y se produce una selección natural que hace que solo pasen sus genes los más aptos. ¿Que quienes son los más aptos? Pues los que compiten más eficazmente por los recursos.

¿Y entonces que pasa con los menos aptos? Pues les toca morirse de hambre o ser devorados. Y nadie va a derramar una lágrima por ellos porque vivimos en un mundo que funciona bajo el principio de: o pierdes tú o pierdo yo, y por tanto prefiero que pierdas tú.

El darwinismo puede sonar muy triste y muy cruel. De hecho lo es. Pero desgraciadamente esto no es una teoría, esto es la realidad. El mundo ha funcionado así desde siempre.

Nosotros vivimos en este mundo y sufrimos el mismo problema: siempre hay exceso de población humana y siempre hay escasez de recursos. Pero nosotros somos seres racionales. Así que vamos a usar el intelecto para resolver el asunto:

A) Economizar recursos. Si hay demasiada población y pocos recursos, la primera idea que se nos viene a la mente sería aprovechar mejor los recursos para que tengamos para todos.

El petróleo que no gaste uno lo gastarán otros (y les dará ventaja sobre los primeros). Por tanto nadie se va a poner a economizar.

B) Desarrollar la tecnología. De esa manera tendremos más recursos.

La paradoja de Jevons asegura que cuanto mayor sea la producción, antes nos quedamos sin recursos. Por tanto aumentar la tecnología no nos va a resolver el problema de que hay mucha población y pocos recursos.

Podría seguir exponiendo todas las posibles soluciones. Y a continuación demostrar que en realidad ninguna de ellas resuelve nada. Pero no lo voy a hacer. Simplemente diré que no hay solución: en el mundo hay mucha gente y pocos recursos y no se puede resolver (o al menos no con criterios humanitarios).

Y ahora viene el punto del que yo quería hablar. ¿Pero entonces para qué sirve tener conocimiento? ¿Para darte cuenta de que el mundo es un infierno, que la situación va de mal a peor, y que no puede cambiarse?

¿No sería quizá mejor hacer lo que hace el grueso de la población: vivir en un estado de ignorancia casi total y practicar el autoengaño continuo hasta que nos salga de forma automática?

¿Qué opináis vosotros de esto?
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Rafael Romero
Hay quien te dirá que depende de cual sea el contexto los más aptos también pueden ser los mejor informados.

De ahí se deduce que tener el conocimiento exacto de la situación te puede dar una ventaja que signifique que mientras otros se queden embromados mirando como se derrumba su realidad virtual, tu ya hayas recogido los bártulos y tomado una distancia que puede marcar la diferencia.

PD: Con distancia y bártulos, quiero decir tomar decisiones que hayas podido meditar anteriormente, no necesariamente tiene que implicar relocalizarse hacia lo que algunos por aquí han dado en llaman el Plan A, B, C o D. El Plan A, B, C o D puede ser simplemente cambiar de estilo de vida sin moverse de sitio y adaptarse a la nueva situación que sabes se va a producir.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

JavierPerez
Este mensaje fue actualizado el .
Gracias Faxanadu por rescatar mi artículo

A ver si rescato yo el gráfico y lo ponemos

Abrazos
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

JavierPerez
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Faxanadu
Yo creo que sí hay algún modo humanitario de enfocar el asunto. Desde luego, no podemos ya incrementar gran cosa el numerador, pero tenemos que luchar de algún modo para que mengüe el denominador. Como no soy amigo de hambrunas ni exterminios, creo que tendremos que llegar a algún tipo de consenso sobre el momento de llegar y sobre el momento de largarse. No estaría de más que se regulase esa válvula de algún modo...


Por mi parte, creo que el conocimiento te prepara a veces para una mejor estampida, y otras simplemente te hace ajustar tus expectativas y te ayuda a reducir frustración. En mi caso, por ejemplo, he sido un tío tremendamente frugal desde siempre, pero ahora creo que eso ya no es un gusto en sí mismo, sino que transmitirlo a mis hijos es una especie de necesidad imperiosa.

Y además, el conocimiento es para mí lo que define lo humano. Si lo quitamos y sólo nos queda el sentimiento, yo me bajo.

pero es una opinión.
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
Javier, a que te referís cuando haces mención a elegir cuando llegar y partir ?

Reducir la población ? Neofacismo ecológico y rural ?

Este es uno de esos temas que no termino de comprender en su totalidad.

Desde el mundillo (me incluyo) conspiranoico (no necesariamente picolero ) es bastante común atribuir a la elite mundial un maquiavélico plan ( a largo plazo) para disminuir la población mundial, con especial atención a occidente y la raza blanca.

Dentro de esta ingeniera social que se le atribuye al sistema actual, hay algunas problemáticas que causan mucha polémica y de la que incluso muchos foreros desestiman y no lo ven necesariamente como un problema social (la promoción de la homosexualidad y las drogas por ejemplo).

De seguro que con este tema (Elite y control poblacional) no todos los foreros están de acuerdo, y cada uno tendrá su opinión.

Ahora viene la pregunta, si hay personas que creen en la elite y en sus planes de control social.

Entonces porque preocuparse por la superpoblación y darle una importancia exagerada al problema ?

Cuando precisamente hay mucha gente (me incluyo) que piensa que ya se está llevando a cabo (en realidad desde hace tiempo) un plan para reducir la población de forma pacifica y no violenta,

De hecho es un plan tan jodidamente bueno y eficiente que la mayoría de los pueblos no toman conciencia de su desaparición progresiva, es un factor crucial.

Que mejor solución a la superpoblación se puede pedir ?

Ningún totalitarismo impopular y opresivo, son las propias personas que toman la decisión de extinguirse al negar perpetuarse.

Claro que esto sólo se aplica si crees en ello, de lo contrario no significa nada.

Ahora bien lo que queda a mi me queda muy claro es que no hay una gran diferencia entre como piensa la "Elite" y  parte del foro.

Yo estoy totalmente en contra de cualquier totalitarismo que limite la libertad individual y espero que la mayoría de la humanidad piense lo mismo.

Si tiene que haber corrección que la haya, pero que sea "Natural" y justa como la naturaleza así lo decida.

Saludos
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
El Ultimo Argentino escribió
Desde el mundillo (me incluyo) conspiranoico (no necesariamente picolero ) es bastante común atribuir a la elite mundial un maquiavélico plan ( a largo plazo) para disminuir la población mundial, con especial atención a occidente y la raza blanca.
No sé cuándo empezaron con ese plan, pero de momento parece que no les está saliendo muy bien...

O sí, dependiendo de cómo definamos el largo plazo. Claro que a lo mejor se les va de las manos...
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Galbi
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
Cifra record que alarma, en 2016 hubo más muertes que partos

La menor cantidad de nacimientos en Japón desde 1899




Por primera vez desde 1899, cuando comenzaron las estadísticas, la tasa de natalidad en Japón ha quedado por debajo de un millón de bebés en 2016, lo que representa un serio problema para el estado.

Se trata de un pronunciado descenso en la población por décimo año consecutivo y, además, los nacimiento (976.979 bebés) estuvieron por debajo de los decesos. El año pasado 1.307.765 personas murieron en Japón, lo que dio como resultado una disminución récord de 330.786 en la población, de acuerdo con el informe.

Japón ha estado sufriendo de una tendencia de disminución demográfica durante décadas y la tasa de natalidad en 2016 cayó a 7,8 nacimientos por cada 1.000 personas, el nivel más bajo desde 1899.

La última encuesta del ministerio japonés de Salud reveló que en 2016 la tasa de fecundidad -el número promedio de hijos por mujer- se situó en 1,44, con una caída de 0,01. El descenso fue más pronunciado entre las mujeres más jóvenes y que recién tienen 30, al tiempo que aumenta ligeramente para las mujeres de más de 30 años y para las madres mayores de 40 años.

La isla de Okinawa, en el suroeste del país, es el lugar con más niños nacidos en el país, con un promedio de 1,95, mientras que la capital Tokio tiene la menor tasa de natalidad de Japón, con 1,24. Los nacimientos están en un descenso gradual en Japón desde los '70 cuando se registró el llamado "baby boom" con un promedio de más de 2 millones de nacimientos al año.

"El informe demuestra nuevamente que los problemas demográficos de Japón son extremadamente graves", dijo Yuichi Kodama, economista jefe de Meiji Yasuda Life Insurance en Tokio.

"Existe una alta probabilidad de que la disminución de la población continúe de manera sostenida. Japón tiene que abordar seriamente los problemas fiscales y de seguridad social y encontrar una forma de mejorar el ritmo de crecimiento del país", añadió.

La merma en los nacimientos es un asunto de estado.

Es que la disminución de la tasa de natalidad y el envejecimiento de la población están reduciendo drásticamente la fuerza laboral del país y eleva los costos del estado de bienestar. El primer ministro, Shinzo Abe, tiene como objetivo elevar la tasa de natalidad por mujer hasta 1,8 niños promedio (frente a los 1,44 de 2016) en un intento de revertir la disminución de la población. Pero las proyecciones no son optimistas, pues los primeros cálculos en base a estadísticas oficiales muestran que la población de Japón podría caer a 88,1 millones para 2065.

Eso sería casi una tercera parte menos que la población de 127,1 millones que había en 2015.

Fuente
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
Excelente ejemplo Galbi.

Hay una frase popular que dice así "Si quieres ver el futuro, ven a Japón".

El problema con Japón es su elevada expectativa de vida y su correspondiente población envejecida, no su "tasa de natalidad" de por si paupérrima.

De hecho bajo términos de biología, los japoneses están en vías de extinción.

Por eso representan ser 127 millones, aunque los menores de edad sólo representan un pequeño porcentaje del total, creó que son alrededor de 16 millones si mal no recuerdo.

Ahí está la clave. Si llegado el momento el gobierno Nipón decide "ajustar el problema", veremos una bajada brutal y mucho espacio libre.

Ahora si vos haces el correspondiente re calculo con el pronostico para 2058 eliminando la población pasiva, vas a ver un número aun más bajo que 88 millones.

En cuanto a la promoción de la natalidad ...es una vil mentira de los políticos, todas las políticas natalistas han fracasado en tierras niponas.

Hace décadas que vienen con lo mismo, lo que significa que no se ataca el verdadero causante del problema, bien por desconocerlo o lo saben y no hacen nada.

Japón en un caso excepcional, podemos encontrar todas las parafílias o perversiones habidas y por haber.

Millones de onanistas solitarios, pederastas, pervertidos sexuales, asexuales, etc;

Todos ellos son producto de la despiadada ingeniería social.
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
 dependen como lo veas fleischman? Cada elite maneja su pueblo según su conveniencia.

Acaso el gigante Chino no práctico un control poblacional durante décadas ? Y no hubo ningún exterminio pero se fijo un límite de reemplazo equilibrado.

Tampoco son tontos, saben que su elevado número es una de la causas de su éxito económico.

Si fueran sólo 600 millones tal ves no serian tan competitivos, no te parece ?

Y la India ? Bueno aunque siguen creciendo mucho, hay que ver que si no fuera por la pobreza extrema, la indigencia, las hambrunas, tal ves su número sería aun mayor.

Pero es un país con inmensos recursos naturales y una población acostumbrada a la miseria material. No son 48 millones españoles queriendo vivir con la calidad de vida de Suecia, se entiende no.

Y en cuanto África ? Desde 1960 hasta la fecha viven en guerra, millones más mueren anualmente por la pobreza el hambre y las enfermedades endémicas.

Además, ya en algún momento el mismo antonio Turiel decía que tal ves esa misma tasa de natalidad excesivamente alta sea un medio de las elites para contar con mano de obra esclava y baratisima para trabajar en los infinitos proyectos mineros.

Y si hablas de iberoamerica no hay problema porque ya se encuentra casi en la fase de congelamiento poblacional al estilo occidental.

Ves todo va según el plan ?
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
Creo que no entendemos bien el caso de Japón...

Japón funcionaba perfectamente cuando eran 50 millones. También funciona bien  cuando son 130, y volverá a funcionar cuando sean 80.

En 1875 eran 31 millones.
En 1945 eran 70 millones.

Hoy rondan los 130 millones. Vale. Y para nosotros es difícil entender que en el fondo les dé igual volver a ser setenta millones, pero el caso es que sólo les preocupa de cara a la galería, porque con la automatización y la mecanización que se viene, y en la que sin pioneros, ¿para qué demonios necesitan más población?

¿En qué quedamos? ¿Necesitamos gente o no? Porque si necesitamos gente ya me explicaréis por qué demonios hay paro y subempleo, y si no la necesitamos, ya me contaréis por qué nos rasgamos las vestiduras cuando la población disminuye.

A lo mejor escribo un post sobre esto...

jejejejeej

Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
JavierPerez escribió
¿En qué quedamos? ¿Necesitamos gente o no? Porque si necesitamos gente ya me explicaréis por qué demonios hay paro y subempleo, y si no la necesitamos, ya me contaréis por qué nos rasgamos las vestiduras cuando la población disminuye.
Si yo fuera el señor Amancio o el señor Mercadono, cuanta más gente, mejor. Más ventas y más baratos me salen los trabajadores...
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Rafael Romero
Eso es porque en realidad Javier es un marxista camuflado.
Porque quiere reducir la población y evitar la inmigración con muros.

Todo lo contrario que pregona la derecha tradicional que son los únicos que tienen claro que hay que traer para acá a todos los sirianos que se pueda, para que revienten salarios y se venda más.....  

Derecha = votantes de Podemos.
Izquierda = votantes del PP



Hace un tiempo creo recordar que Javier me hacia cierto incapie en las contradicciones de la izquierda, que buscaba acoger a cuanta más gente mejor cuando eso era precisamente lo peor que podían hacer para sus intereses. Pero anda que las contradicciones de la derecha también se las traen, ¿no?.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
El Ultimo Argentino escribió
Y en cuanto África ? Desde 1960 hasta la fecha viven en guerra, millones más mueren anualmente por la pobreza el hambre y las enfermedades endémicas.
No sé si habrán aumentado las guerras, el hambre o las enfermedades (Alb., te invoco ), pero lo que está claro es que la población sí lo ha hecho...



El crecimiento demográfico en África, más grave que el sida - El Mundo
www.elmundo.es/elmundosalud/2005/10/24/medicina/1130141340.html
28 oct. 2005 - Desde la década de 1960, la población del África Subsahariana ha pasado de los 225 millones de habitantes a los 751 millones actuales.



En 2005, creo:



Que a lo mejor la población sería mucho mayor sin las malas artes de las élites, no te digo que no, pero desde luego todopoderosos no parecen, a la vista de los resultados...

Y, en la actualidad, mil millones más, millón arriba millón abajo.
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Faxanadu
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
JavierPerez escribió
Yo creo que sí hay algún modo humanitario de enfocar el asunto. Desde luego, no podemos ya incrementar gran cosa el numerador, pero tenemos que luchar de algún modo para que mengüe el denominador. Como no soy amigo de hambrunas ni exterminios, creo que tendremos que llegar a algún tipo de consenso sobre el momento de llegar y sobre el momento de largarse. No estaría de más que se regulase esa válvula de algún modo...
Tú propones eutanasia masiva. Eso es contrario a lo que quiere la naturaleza.

Los que tienen más capacidad (o más suerte) se abren hueco. Y los que no se quedan fuera. Así es como la naturaleza quiere que sean las cosas.

Por ejemplo Gerda Lerner, en su libro la creación del patriarcado, retrocede hasta sumeria y mesopotamia (las primeras sociedades que estamos medianamente seguros de comprender) y demuestra que en el origen de los tiempos había sociedades que eran patriarcales, militaristas, conquistadoras, etc. Y había sociedades que no lo eran. Pues las que no lo eran fueron barridas por las que si lo eran. O sea: selección darwiniana de los que actuaron correctamente frente a los que actuaron incorrectamente.

Resulta sumamente irónico que las mujeres que nacieron en sociedades no patriarcales, acabaron viviendo como esclavas en sociedades patriarcales. Y la esclavitud de aquellos tiempos era muy dura salvo para las muy guapas que usaban como concubinas. El resto de esclavas continuamente se morían porque su vida era durísima. Y continuamente tenían que traer nuevas esclavas.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Esta sublime nota, perfectamente redactada y con amplios detalles muy precisos, resume casi todo lo esencial que quise trasmitir inequívocamente en los mensajes anteriores,

Todas las criticas serán bien recibidas, si es que logran encontrar algún dato que no concuerde con la realidad misma del día a día.

Hay buena información del caso japonés  (bien fundamentada).

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-11-24/asi-sera-el-futuro-de-los-jovenes-de-hoy-sin-dinero-sin-pareja-sin-hijos_53405/

Así será el futuro de los jóvenes de hoy: sin dinero, sin pareja, sin hijos
¿Qué futuro le espera a la generación Y? Es más, ¿llegará a haber una generación Z? (Corbis)

La discusión sobre los millenials, o la llamada generación Y (es decir, la de los nacidos durante los años ochenta y noventa, por simplificar), ha copado las portadas de los medios de comunicación durante el último año. Es el caso del ya célebre reportaje realizado por Joel Stine para Time, que aseguraba en su portada que “los millenials son vagos, narcisistas que se creen que tienen derecho a todo y todavía viven con sus padres”. En esa en apariencia negativa imagen, Lena Dunham (o, mejor dicho, el papel que interpreta en su serie Girls) se constituye como el epítome de los millenials: malcriados, banales, frívolos y poco preocupados por el futuro, ya que quizá no tengan ninguno.

El artículo dibujaba una visión mucho más positiva de los millenials que la que se desprendía de su titular, ya que realzaba algunas de las virtudes de las que estos disponen en comparación, especialmente, con la generación que los precedió, la generación X (es decir, la de los nacidos durante los años setenta). Stein aseguraba que se trata de una generación que ha mutado para adaptarse a un nuevo mundo, en el que la alta autoestima va de la mano de la conversión del “yo” en una marca personal y en el que las oportunidades que se abren ante ellos son infinitas (y, por eso, la competencia es mayor). Sobre todo, son mucho más positivos e idealistas que la generación anterior, caracterizada por el cinismo de la música grunge y la posmodernidad cinematográfica.

Un nuevo e interesante libro viene a arrojar nueva luz sobre la generación que está llamada a tomar las riendas de la sociedad durante las dos próximas décadas. Se trata de Baby Bust: New Choices for Men and Women and Work in Family (Wharton Digital Press), un breve volumen escrito por Stewart Friedman con un título que no deja lugar a dudas sobre su contenido: el “fiasco” (“bust”) del título es un juego de palabras con la “explosión” (“boom”) de los “baby boomers”, la generación de sus abuelos: si aquella estuvo marcada por la explosión demográfica, el destino de la nueva generación es su decrecimiento de las tasas de natalidad. ¿Por qué?

El auge de las familias que no tendrán descendencia

Friedman explica en las primeras páginas de su volumen que si en 1991 el porcentaje de jóvenes que tenían pensado tener descendencia se encontraba en el 78%, veinte años más tarde, la situación es muy distinta, y la cifra ha descendido hasta el 42%. En España, la tendencia quizá no sea tan acentuada, pero sí existe: según el Instituto de Estadística de Madrid, el 14,5% de las parejas en edad fértil de la región no se plantea tener otro retoño, mientras que en 1991 el porcentaje era únicamente del 6%. Además, según un estudio realizado por la Fundación Acción Familiar a partir de datos del INE y Eurostat, el 51% de mujeres en el mercado laboral no tienen hijos y el 85% de las mujeres trabajadoras renuncian a tener más descendencia.

El hijo único ha dejado su sitio a las familias sin vástagos( Una consecuencia ya prevista y totalmente  lógica del devenir de los acontecimientos acontecidos )

A tal respecto, Friedman asegura que no se trata, como ocurrió en el pasado reciente, de una reducción del número de hijos –en España, la tendencia a tener un único vástago se acentuó durante las últimas dos décadas–, sino de que cada vez hay más parejas (e individuos) que optan de manera voluntaria por no tener ninguna clase de descendencia.


En opinión del autor, los millenials viven un conflicto que las generaciones anteriores conocieron de manera menos acentuada, debido a dos factores: “los requerimientos temporales del trabajo se han disparado (hasta 14 horas al día) y la deuda estudiantil se ha multiplicado”. Precisamente, una reciente encuesta manifestaba que el 80% de los españoles trabaja 10 horas o más al día, a la par que las tasas universitarias han aumentado hasta un 40%. En definitiva, una situación no tan diferente a la de Estados Unidos.

La vida es cara

En definitiva, en un panorama en el que el paro juvenil ha aumentado hasta niveles críticos y en el que la formación del individuo puede alargase más allá de los 30 años, resulta cada vez más complicado gozar de los recursos económicos necesarios para mantener una familia antes de cumplir los cuarenta.

E incluso en dicho caso, las exigencias laborales imposibilitan la compatibilidad entre la vida profesional y la personal, incluso aunque se haya alcanzado la tan deseada igualdad de género, que en muchos casos, ha provocado que ambos miembros de la pareja pasen la mitad del día fuera del hogar, algo que imposibilita la formación de una familia.


Como explica Friedman, “la tecnología ha borrado las líneas entre la vida laboral y la familiar, lo que se suele traducir en más horas de trabajo”. Según los datos aportados por el autor de Equilibrando trabajo y vida (Deusto), la mayor parte de jóvenes del siglo XXI espera trabajar 14 horas más a la semana que aquellos que ingresaron al mercado laboral hace 20 años. El último factor a tener en cuenta es que, simple y llanamente, tener hijos es caro: en un momento en el que muchos profesionales se comienzan a endeudar para completar su formación, cada vez será más difícil poder hacer frente a los gastos que supone tener un hijo. Tanto más, cuando la inestabilidad personal y profesional impide a toda una generación hacer planes a largo plazo.

Una nueva familia: el caso japonés


La última peculiaridad señalada por Friedman es que los millenials están creando un nuevo concepto de familia, que ya no mira hacia abajo en el árbol genealógico, sino hacia arriba. En otras palabras, y dado que abrir una nueva rama en el árbol familiar es costoso y requiere de un tiempo y dinero que no se tiene, los jóvenes están reconectando con la generación de sus padres y abuelos, así como redescubriendo a los primos o a la familia política. Es el reflejo en la familia del grupo de amigos, que según Friedman se ha revalorizado frente al aislamiento personal al que empuja, en muchos casos, tener hijos.

Al otro lado del planeta, Japón está implantado una nueva tendencia amatoria: la de los ‘sin sexo’, que no sienten el impulso de relacionarse con el sexo contrario. Como han explicado los expertos que han abordado dicho tema, no se trata únicamente de una respuesta a la saturación de sexo en la sociedad, sino a una manera de centrarse en la vida profesional antes que en la personal, considerada como una distracción: un 70% de las mujeres japonesas dejan su trabajo después de tener su primer hijo.

Son los llamados “herbívoros”, u hombres heterosexuales que, a pesar de dicha condición, no buscan ni sexo ni pareja. Según los datos de la Asociación para la Planificación Familiar de Japón, el 25% de hombres y el 45% de mujeres de entre 16 y 24 años de Japón no están interesados en tener pareja. La explicación que aduce la periodista de The Guardian Abigail Haworth es que “la cultura empresarial de Japón hace casi imposible para una mujer combinar su carrera con su familia”. Una noticia que aparece al mismo tiempo que la directora operativa de Yahoo! Sheryl Sandberg sugiere que las mujeres han de esforzarse aún más para llegar lejos en su carrera.

Una entrada mucho más tardía al mercado laboral, una fuerte inversión tanto temporal como económica en la formación personal, las exigencias de un mercado laboral cada vez más competitivo, la inestabilidad económica y personal y la difícil conciliación entre trabajo y familia despejan un resultado claro en la ecuación de los millenials: cada vez, y hasta que las circunstancias cambien, tendrán menos hijos.



Que más se puede agregar ? como frase final amigos de España

¿ Quien os pagara la pensión ?

Salud
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Faxanadu
Más información sobre el tema.
Les recuerdos que son datos de estadística confiables, no son palabrerías personales.

Desconozco porque a los europeos este tema no les causa intereses, que le pasa ?

http://politica.elpais.com/politica/2016/02/10/actualidad/1455120637_611269.html
Una de cada cuatro mujeres nacidas en 1975 no tendrá hijos El retraso de cada año en la primera maternidad se traduce en un aumento de 2 puntos en la proporción de mujeres sin hijos


Entre un 25% y un 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los 70 (las que ahora tienen entre 35 y 40 años) no tendrá hijos. “Será la generación más infecunda en los últimos 130 años, período para el cual disponemos de datos”, dice Albert Esteve, del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona, director del estudio La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac!!!. Hay varias causas tras el descenso de la maternidad. Un 2% se debe a las parejas infértiles. Un 5% responde a las mujeres o parejas que deciden no tener hijos, como Rodríguez e Izquierdo. El resto, hay que achacarlo al retraso de la edad de la primera maternidad y a las condiciones económicas y conyugale


http://www.lavanguardia.com/vida/20160721/403379624460/casi-la-mitad-de-los-hogares-espanoles-no-tienen-hijos-segun-un-estudio.html

Casi la mitad de los hogares españoles no tiene hijos
El 47% de los hogares españoles están compuestos por una persona o por parejas sin descendencia
El 47% de los hogares españoles están compuestos por una persona o por parejas sin hijos, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista 'Panorama Social', editada por Funcas, y desarrollado por el investigador del Centre d'Estudis Demogràfics de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Pau Miret.

El informe señala que los hogares con una estructura "clásica", formados por parejas con uno o más hijos, representan ahora casi cuatro de cada diez hogares en España, mientras que una cuarta parte son viviendas unipersonales y otra cuarta parte, parejas sin hijos. El porcentaje restante lo componen hogares monoparentales (un adulto y uno o más hijos) o viviendas habitadas por personas sin ninguna relación de parentesco.


http://www.elmundo.es/sociedad/2017/03/30/58da88e6e5fdea406b8b4671.html


La generación sin hijos

Los expertos en conciliación creen que nuestros jóvenes serían capaces de hacerla real porque abogan por la flexibilidad
Pero los estudios advierten de una posibilidad alarmante: que no tengan descendencia

Nacer, crecer, reproducirse o plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo son frases hechas que van camino de desaparecer si de describir el ciclo vital en España se trata, especialmente en el caso de la generación millennial o, por hacerlo más sencillo, las personas más jóvenes de nuestra ciudadanía. "Las políticas públicas actuales obligan a los millennials a elegir entre tener un trabajo o tener un hijo", sostiene la especialista en Políticas de Familia María Teresa López en un estudio reciente: Trabajo remunerado y vida familiar en la generación del Milenio: un equilibrio necesario. Otro informe de 2017, elaborado por el Instituto Demográfico de Austria, reflexiona sobre la posibilidad de que "la falta de hijos haya llegado a su punto máximo en Europa". En concreto, según explican los autores de esta investigación a EL MUNDO, Eva Pauline Beaujouan y Tomas Sobotka, "Italia, España y tal vez Grecia ya son los países europeos más proclives a no tener hijos entre las mujeres que nacieron en la década de los 70". Y continúa la estela.

Y matizan que "si el rápido ingreso laboral de la mujer es un factor determinante de la tendencia de las nuevas generaciones a no tener hijos, se debe a que ésta se ha desarrollado en tiempos de inseguridad laboral, con escasos ajustes por parte de las políticas públicas de familia y por la ausencia de apoyo por parte de los hombres hacia las mujeres en los hogares".



Si esto no es un problema de los grandes que venga Dios y lo vea.
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
El Ultimo Argentino escribió
 “los millenials son vagos, narcisistas que se creen que tienen derecho a todo y todavía viven con sus padres”. En esa en apariencia negativa imagen, Lena Dunham (o, mejor dicho, el papel que interpreta en su serie Girls) se constituye como el epítome de los millenials: malcriados, banales, frívolos y poco preocupados por el futuro, ya que quizá no tengan ninguno.
Si sustituyes "millenials" por "jóvenes", esto se lleva diciendo (y escribiendo, de hecho, pues algunos escritos se han conservado) desde antes de los romanos...


El Ultimo Argentino escribió
¿ Quien os pagara la pensión ?
Esto también se lleva diciendo desde antes de los romanos...

Bueno, igual tanto no, pero sí, al menos, desde que tengo memoria. Antes de que se hablara del peak-oil, seguro.

https://apuntesdedemografia.com/2011/01/21/dependencia-demografica-y-recorte-de-las-pensiones/

Las previsiones del colapso basadas en el factor demográfico fueron especialmente importantes en los años posteriores a la crisis del petróleo, y de nuevo durante la crisis de empleo de principios de los años noventa. En medio del ajuste radical, y con importantes presiones para la privatización de las pensiones, los “expertos” predijeron números rojos de la Seguridad Social de forma inminente. Sus errores fueron clamorosos, y en las fechas previstas, sólo una década después, el sistema no sólo no hacía aguas, sino que tenía los mayores superávits de toda su historia.

(...)

Te propongo un pequeño ejercicio de simulación: trasladarte al año 1964, primer año de la Encuesta de Población Activa, imaginando desconocer por completo lo que ocurrió en años posteriores con las primeras cifras observadas en la encuesta. En lo que se refiere a la relación con la actividad laboral que los españoles tienen ese año, los datos son estos (proporciono la población total exacta, pero el resto expresado en millares de personas para simplificar los datos):



Estamos pues en 1964, con 32 millones de habitantes, de los cuales 19,7 millones tienen edad de trabajar, pero sólo 11,9 millones se declara dispuesto a hacerlo y, de ellos, son 11,6 millones los que efectivamente están trabajando. La relación, por tanto, entre los ocupados y el resto de la población es de 1,75 personas no ocupadas por cada persona que sí lo está.

Ahora viene el ejercicio de imaginación: supongamos que en ese momento se presenta ante nosotros un mago adivino, de fiabilidad demostrada. Siempre acierta sus predicciones y no hay duda de que también lo hará en este asunto. Le preguntamos cómo evolucionará la anterior distribución de la población en los próximos treinta años y nos responde los siguiente:





Bien, ahora ya sabemos que en los próximos 30 años la población crecerá en más de 7 millones de habitantes. Las personas que no tienen edad de trabajar no aumentarán mucho porque, el crecimiento de los más mayores se verá compensado por el descenso de las edades infantiles. La mayor parte del crecimiento se producirá, por tanto, entre los 16 y los 65 años, más de cinco millones más de personas en edad de trabajar. Todo parece esperanzador, hasta que nos fijamos en la relación con la actividad y la ocupación de estas edades: ¡crecen todas las categorías excepto la de los ocupados! ¡lo que más crece es el número de inactivos y parados! ¡Lo que nos está prediciendo nuestro adivino es que los siete millones de habitantes adicionales vivirán del trabajo y la riqueza que genere un número de ocupados que prácticamente no experimentará cambio alguno! Dentro de 30 años cada trabajador tendrá que mantener a 2,33 personas, en vez de 1,75.

¿Qué hacer? Aquí le toca el turno predictivo a los profundos analistas de las consecuencias de tal evolución demográfica. Fieles a modelos con más de medio siglo de solera, los alimentan con estos datos demográficos y el resultado es claro: un desastre. El país tendrá dificultades en todos los terrenos, será difícil hacer las inversiones públicas necesarias, mantener los sistemas de protección social o pagar las pensiones. Los ocupados se verán oprimidos por unos impuestos cada vez mayores, lo que reducirá su poder adquisitivo y la capacidad de consumo, deprimiendo la demanda interna y la actividad económica. Los organismos internacionales como la OCDE, el FMI o la propia Unión Europea recomendarán al Estado español hacer recortes de todo tipo, y los mercados financieros mirarán a nuestra deuda pública cada vez con más desconfianza. Nuestro adivino, además, sabe que en todos esos años no habrá un pacto político nacional sobre cómo tratar las pensiones, y que no habrá inmigración de jóvenes de otros países que venga a incrementar el número de ocupados.

Dejando a parte las medidas estatales, la estrategia individual más razonable parece ser meterlo todo en la maleta y huir del país.

Y aquí viene la gran paradoja de todo este asunto. Pasan los 30 años y todo lo que nos predijo nuestro adivino se ha cumplido. ¿También se han hecho realidad los pronósticos de los que predijeron las repercusiones? ¿En cuál de esos dos años se vivía mejor en España, había más riqueza, más infraestructuras, más universidades, más pensionistas, más ocio, más consumo, más inversión…? Quienes conocieron con pleno uso de razón la España de mediados de los sesenta y también la de mediados de los noventa sonreirán ante estas preguntas tan absurdas, porque este es uno de los países en los que mayor crecimiento económico y desarrollo social, cultural, tecnológico y productivo podría comprimirse en un periodo de sólo tres décadas. ¿Cómo es posible? (Insisto, aquí no pueden invocarse las reformas del Pacto de Toledo ni el masivo aporte de inmigrados en edad de trabajar, porque ninguna de ambas cosas había ocurrido todavía).

Antes de seguir predicando el retraso de la jubilación y otros recortes en los derechos de los mayores españoles, alguien debería explicar sus constantes fracasos predictivos, reiterados una y mil veces a lo largo de casi un siglo. ¿Cómo es posible que el deterioro de la relación de dependencia siempre haya ido acompañado de progreso y de riqueza crecientes, todo lo contrario de lo que se predice? Los modelos, en ciencia, se contrastan con la realidad en un constante movimiento de ida y vuelta, para irlos reajustando en función de los errores. En este caso no se ha modificado nada. Al final, insistiendo, se consigue audiencia en medios de comunicación ávidos de alarmas, y en políticos que necesitan contentar a los mercados financieros. Eso no es ciencia, sino manipulación, y probablemente lo que hará será agravar la actual crisis, no resolverla.



Por lo demás, estoy de acuerdo con el artículo. Incluso lo extendería a las parejas (o no parejas) nacidas en los 70.


Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
Y del mismo blog que puse antes...

https://apuntesdedemografia.com/2015/12/11/nacen-menos-ninos-y-que/#more-8787

Nacen menos niños, ¿y qué? por Cristina Sen

Desterremos los tópicos habituales, aquí no hay crisis demográfica, lo que se ha producido en los últimos años es una revolución reproductiva. Con claridad y contundencia analiza Julio Pérez Díaz, demógrafo y sociólogo investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) –y junto a él un amplio grupo de demógrafos–, los últimos datos del INE, que indican que en el primer trimestre del 2015 hubo más muertes que nacimientos en España. Un dato que ha derivado en comentarios alarmistas sobre el futuro del país, que dibujan una sociedad sin niños y en la que no se pueden pagar las pensiones. Estos demógrafos dan la vuelta a estos negros presagios desde el progreso y el optimismo.

Este discurso alarmista se origina fuera de la demografía, señala Pérez Díaz, y tenemos que volver a ella para explicar cómo han cambiado en muy pocos años las reglas de juego. Hasta hace muy poco la mortalidad en España era alta, los niños que nacían no eran tan “productivos” como ahora –la esperanza de vida es mucho más alta y cabe recordar que al principio del siglo XX no llegaba a los 35 años–, por lo que no tiene sentido medir la vitalidad de un país comparando cifras de natalidad. Hoy los padres se vuelcan en el cuidado de los hijos en todos los aspectos, y estos se volcarán a la vez en el cuidado de los suyos haciendo una sociedad mejor, se indica. También las mujeres se han liberado de aquella “obligación” reproductora. Y esto, subraya Pérez Díaz –discípulo de Anna Cabré– , nada tiene que ver con el hedonismo con los que algunos quieren criticar una sociedad con menos hijos. Es la voluntad de cuidarlos de otra manera, es “una dinámica demográfica más eficiente” y un diálogo entre generaciones.

No hay que alarmarse así al observar el paulatino cambio en la estructura piramidal de la sociedad. Desarrollo significa que los niños que nacen no se mueren y al aumentar la esperanza de vida ya no es necesaria la natalidad de antaño. Cuando un país se
enriquece, lo lógico es que su población envejezca, pero incluso el término “envejecimiento” es considerado antiguo. Si se han ganado años de vida de calidad, la población rejuvenece. Y tiene también más capacidad de trabajo –si lo que preocupa, como se analizará, son las pensiones–.

Con este análisis general se da la vuelta al “alarmismo” demográfico, pero quedan preguntas por resolver. Y, en primer lugar, los interrogantes surgen cuando se publican la media de hijos por mujer en España y Catalunya (actualmente en torno a 1,35), al trasladar la sensación de que afecta a la “reposición natural” de la población.

Pau Miret, sociólogo investigador del Centre d’Estudis Demogràfics (UAB), considera que el problema no es el dato en sí. Las sociedades occidentales seguirán recibiendo a personas inmigrantes porque los mercados de sus países de origen no pueden absorberlos. La inmigración regresará cuando mejore la situación económica y si no mejora –se recuerda– más vale repartirse el poco trabajo que hay. El problema, señala Miret, es que en España se detecta una diferencia entre el número de hijos que se tiene (1,3) frente a los que se desearía (2). Hay un “deseo insatisfecho” fruto de dos cuestiones básicas. En primer lugar, la crisis. Son las mujeres sin empleo (con una tasa del 24% de paro femenino) las menos proclives a tener hijos. Una decisión independiente a la situación laboral de sus parejas.

Y, al margen de la crisis, el sistema de trabajo encorsetado, con poca flexibilidad y que penaliza la conciliación de la mujer (no se incita la del hombre), acaba de redundar en esta diferencia “insatisfecha”. Los países que llegan a esta media de 2 hijos, señala Pérez Díaz, es porque están cuidando a la mujer no cómo “reproductoras” sino atendiendo a su carrera profesional. Es el caso de los países nórdicos.

Porque en el empleo y en la calidad de este se encuentran los antídotos a los alarmismos demográficos. El país en vez de preocuparse por cuántas personas habrá para pagar las pensiones se ha de preocupar de que estas tengan empleo, y un buen empleo que cotice. “Que haya más fallecimientos que nacimientos no significa nada –señala Miret–, lo que sí que repercute es el desempleo”. Está claro: si los jóvenes no tienen trabajo, o tienen un empleo precario, poco van a ayudar a pagar las pensiones. Si hay un 24% de paro femenino, el problema suma y sigue.

En España y en Catalunya, la gente joven tarda en encontrar empleo y estabilizarse, explica Juan Ignacio Martínez Pastor, profesor de Sociología de la Uned. Esto explica las paternidades y maternidades más tardías, y por tanto la posibilidad de tener “más” hijos. A lo que debe sumarse que en los países del sur de Europa, debido a la dificultad para compatibilizar empleo y familia, tienden a tener menos descendencia, o a no tener. En la generación de los años setenta –que llega a las fronteras de la etapa reproductiva–, una de cada cinco mujeres no tendrá hijos.

Esto da mucho que pensar sobre la estructura laboral del país, sobre cómo repercute en la vida de cada uno, pero no debe alarmar en términos demográficos. “Llevamos más de un siglo de alarmas de cataclismo, también durante un tiempo pensamos que nos invadirían los chinos –señala con ironía el investigador del CSIC–. Lo que en realidad fue una anomalía fue el baby boom de los sesenta, donde además se adelantó la nupcialidad y la natalidad”. Desde 1975 los nacimientos han ido cayendo en picado.

Hay que huir de los discursos moralizadores, señalan estos expertos, al observar que siempre regresan desde los sectores conservadores y desde el “nacionalismo” natalista. No es, señalan, ninguna fase de declive, ni hay que acusar a las mujeres, ni regresar a la familia “tradicional”. La revolución reproductiva es ver la vida desde una perspectiva intergeneracional. Y hoy son las generaciones de 60 y 70 años las que han aguantado a sus hijos en esta etapa de crisis. Personas con buena salud física y que llevan toda la vida trabajando. Lo que enlaza con un debate ya abierto sobre la edad de jubilación –aunque para jubilarse hay que tener trabajo–.

El modelo ideal, señala Pau Miret, si se quiere llegar a los dos “hijos deseados” es el socialdemócrata escandinavo, donde instituciones y empresas trabajan por la igualdad. En Francia (que se mantuvo la media de dos hijos durante la crisis), en cambio, se aplica una política natalista nacionalista y conservadora, con muchas ayudas directas a la mujer.

Pero estamos hablando sólo de una cuestión de “décimas”: ¿1,3 o 2 hijos?, porque la realidad, se-ñala Pérez Díaz, es que la reproducción debe leerse no sólo como la fecundidad, sino también los años vividos y ha habido una revolución. No creo que nadie quiera, indica, vivir en una sociedad con una gran base poblacional que mengua rápidamente.
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Si sustituyes "millenials" por "jóvenes", esto se lleva diciendo (y escribiendo, de hecho, pues algunos escritos se han conservado) desde antes de los romanos...

Es verdad lo que decis, pero precisamente si tenemos fuentes históricas que atestiguan la corrupción de la juventudes previa al colapso cultural.

No debería ser una alerta a tener en cuenta ? En ves de considerarlo como otro cuento de Juanito y el Lobo ?

No es bueno atribuirles toda la responsabilidad a los problemas energéticos y de recursos como la explicación a todo los males.

De hecho gracias a los romanos podemos saber que el porcentaje de itálicos (romanos de origen) disminuyo paulatinamente en tiempos del imperio, para terminar representando un exiguo 10% en tiempos del emperador Septimio Severo, pero para peor de males, durante el reinado de este mismo emperador se termino de desguazar el último cuerpo militar puramente "romano" que aún se mantenía en pie, la Guardia Pretoriana.

O dudas de la calidad moral de las legiones de los años finales ?

Legionarios fueron aquellos que construyeron el Limes de Adriano, mismo cuerpo militar que 150 años después se negaron a realizar tareas "indignas" para un soldado, asesinando en el camino al emperador (Probo) que había dictado esta impopular orden a la soldadesca.

La corrupción de la juventud fue UNO de los factores que provocaron la caída del imperio, al menos del imperio clásico.
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
El artículo de las pensiones no dejan muy claro el porque de porque no se fue todo al garete como predecían en 1964.

Le falta más fundamento o es lo mejor que encontraste ?

Antes de pasar a mencionar un par de cuestiones, destaco que el artículo pontifica sobre los beneficios y la ventajas de la España moderna, sin tener en cuenta la crisis española, la deuda y el contexto internacional de los últimos tiempos.

Quiere decir que no hay que preocuparse por los próximos 30 años ? porque la experiencia dicta que van a ser igual de buenos que los 30 años que nos precedieron no ? GROSO ERROR, pero entendible desde el punto de vista BAU.

Ahora si, estos son para mi factores que potenciaron "temporalmente" la economía española y evitaron el colapso (temporal) de las pensiones al patear el balón a futuro:

*La inserseción de la mujer en el mercado laboral, con la correspondiente baja de natalidad.

* Repito, una baja de la natalidad permitio destinar mayores fondos a los afortunados vejetes que se beneficiaron con esta política.

*Importante llegada de millones de inmigrantes jóvenes.

*Contexto internacional favorable.

* Y finalmente el más importante de todos el Crecimiento exponencial de la Deuda (Os pregunto quien la va a pagar ?). La deuda es esclavitud en comoda cuotas a pagar a futuro, bien con activos humanos o bienes.

"Los justos heredarán la tierra, y para siempre morarán en ella." Salmos 37:29

Saludos
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Rescato algunas partes importantes de último comentario (NACEN MENOS NIÑOS, ¿Y QUÉ?) fleischman,

Espero que logren relacionar estos puntos clave  y que entiendan.

**Desterremos los tópicos habituales, aquí no hay crisis demográfica, lo que se ha producido en los últimos años es una revolución reproductiva.

**Y, en primer lugar, los interrogantes surgen cuando se publican la media de hijos por mujer en España y Catalunya (actualmente en torno a 1,35), al trasladar la sensación de que afecta a la “reposición natural” de la población

**El problema, señala Miret, es que en España se detecta una diferencia entre el número de hijos que se tiene (1,3) frente a los que se desearía (2). Hay un “deseo insatisfecho”

**Hasta hace muy poco la mortalidad en España era alta, los niños que nacían no eran tan “productivos” como ahora

** Hoy los padres se vuelcan en el cuidado de los hijos en todos los aspectos, y estos se volcarán a la vez en el cuidado de los suyos haciendo una sociedad mejor, se indica.( Efectivamente es asi en España ?)

**También las mujeres se han liberado de aquella “obligación” reproductora.

**Si se han ganado años de vida de calidad, la población rejuvenece. Y tiene también más capacidad de trabajo –si lo que preocupa, como se analizará, son las pensiones–.

**Porque en el empleo y en la calidad de este se encuentran los antídotos a los alarmismos demográficos.

 **claro: si los jóvenes no tienen trabajo, o tienen un empleo precario, poco van a ayudar a pagar las pensiones.

**La revolución reproductiva es ver la vida desde una perspectiva intergeneracional. Y hoy son las generaciones de 60 y 70 años las que han aguantado a sus hijos en esta etapa de crisis. Personas con buena salud física y que llevan toda la vida trabajando. Lo que enlaza con un debate ya abierto sobre la edad de jubilación –aunque para jubilarse hay que tener trabajo–.


A la final se han reemplazado las obligaciones tradicionales de antaño por otras más modernas, la obligación de tener hijos se traslada al cuidado de los padres, entregando bien con tiempo personal o bienes.

Sin olvidar el deber al trabajo que no se debe "perder" de ninguna manera por el miedo a no conseguir un nuevo empleo en un contexto altamente desfavorable.

Y finalmente se busca la creación de empleo genuinos y de alta calidad para la jóvenes, al mismo tiempo que se habla de elevar la edad para jubilarse, e incrementar las inversiones en desarrollo industrial para reducir costos laborales.

Ironías y paradojas del capitalismo.

Saludos
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
El Ultimo Argentino escribió
Legionarios fueron aquellos que construyeron el Limes de Adriano, mismo cuerpo militar que 150 años después se negaron a realizar tareas "indignas" para un soldado, asesinando en el camino al emperador (Probo) que había dictado esta impopular orden a la soldadesca.
Afortunadamente hemos reconducido el debate a un tema interesante...  
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
El Ultimo Argentino escribió
El artículo de las pensiones no dejan muy claro el porque de porque no se fue todo al garete como predecían en 1964.

Le falta más fundamento o es lo mejor que encontraste ?
Eso lo deberían explicar los que profetizaban (repetidas veces) un colapso que no se cumplió (repetidas veces)...

En cualquier caso, lo explica bien. No se trata tanto del número de empleados, sino de la productividad de los mismos.


El Ultimo Argentino escribió
 estos son para mi factores que potenciaron "temporalmente" la economía española y evitaron el colapso (temporal) de las pensiones al patear el balón a futuro:

*La inserseción de la mujer en el mercado laboral, con la correspondiente baja de natalidad.

* Repito, una baja de la natalidad permitio destinar mayores fondos a los afortunados vejetes que se beneficiaron con esta política.

*Importante llegada de millones de inmigrantes jóvenes.

*Contexto internacional favorable.

* Y finalmente el más importante de todos el Crecimiento exponencial de la Deuda (Os pregunto quien la va a pagar ?). La deuda es esclavitud en comoda cuotas a pagar a futuro, bien con activos humanos o bienes.
El autor pone en el ejemplo el año 1994 para que esos factores que comentas no influyan. De hecho, lo dice expresamente en el artículo.

El autor tampoco está diciendo que todo va a ir bien forever. Lo que dice es que las (presuntas) causas del (presunto) colapso de las pensiones que se han venido repitiendo (y fallando) durante decenios, no son ciertas. No quiere decir que no haya otras. En concreto, una bajada de la productividad de los trabajadores.
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Beamspot
Me pregunto yo si esos millones de inmigrantes jóvenes han cotizado y contribuido en algún euro al estado, o más bien ha sido al revés.

Por otro lado, las soluciones que se plantearon en su día y que podían usarse, y que en efecto funcionaron, probablemente hoy ya no funcionan.

¿Que pasó en el pasado con las inyecciones masivas de deuda, y que está pasando ahora?

En teoría de servosistemas, una rama de dinámica de sistemas, se llama a eso un cambio (y grande) en las condiciones de contorno. Y esas condiciones vienen muy condicionadas (y eso es lo que muchos se niegan a creer/entender/ver/aceptar) por condiciones físicas, reales, tangibles, como el petróleo, los recursos mineros de tipos varios, el coste (no en dólares, si no en TRE + capital + intereses + oportunidad) de la energía, o la pirámide poblacional que bien comentáis. Precisamente ese es el fondo de la argumentación de Gail Tverberg.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Beamspot
Y para dar algo más de sustancia a la discusión, un poco de avecrem:

https://dothemath.ucsd.edu/2013/09/the-real-population-problem/
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Fleischman escribió
El autor pone en el ejemplo el año 1994 para que esos factores que comentas no influyan. De hecho, lo dice expresamente en el artículo.

El autor tampoco está diciendo que todo va a ir bien forever. Lo que dice es que las (presuntas) causas del (presunto) colapso de las pensiones que se han venido repitiendo (y fallando) durante decenios, no son ciertas. No quiere decir que no haya otras. En concreto, una bajada de la productividad de los trabajadores.
No todos los factores son excluyentes, sólo menciona a la inmigración y alguno más.

No se hace mención al enorme crecimiento económico mundial entre los 60 y 90, ni el crecimiento de la deuda, condiciones muy favorables para España.

El autor usa el mismo argumento que se usa para desprestigiar a los picoleros, sólo pone énfasis en el fracaso de las antiguas predicciones. Y claro que deja a entender que estas predicciones seguirán fallando pero no explica la causa.

Lo que si queda claro es como empeoraron las condiciones laborales en las últimas décadas.
Mas horas menos diniero, menos tiempo libre. Del trabajo para toda la vida al no saber si manana  te despiden. Y todo para seguir manteniendo un sistema económico que no aguanta más


Este es mi argumento principal si queres desprestigiarlo adelante dale con todo.

Fleischman escribió
Eso lo deberían explicar los que profetizaban (repetidas veces) un colapso que no se cumplió (repetidas veces)...

En cualquier caso, lo explica bien. No se trata tanto del número de empleados, sino de la productividad de los mismos.
Claro que se trata de la productividad, de eso hablaba la nota que vos publicaste antes.

Asi nos ve el sistema , nos consideran limones a ser exprimido cada ves más.

Ya que no estas de acuerdo con mi opinión.

Te pregunto te parece bien que los jóvenes(que pueden) tienen que dedicar cada ves más tiempo al estudio y al trabajo para poder pagar las pensiones a sus padres, mientras ellos mismo sacrifican su futuro no pudiendo concebir descendencia ? Acaso no es una locura del sistema.

Y que probablemente tengan que mantener ese nivel de "productividad" hasta llegar a ser septuagnerios?(Como viene la tendencia del FMI )

Después de una vida entera de mala alimentación, estrés y neurosis ?

Te parece que está todo bien ? Que los jovenes no tiene derecho a deprimrse por el futuro que les espera?

Hace 50 años los pequeños jugaban durante horas con los amigos, ahora son pocos los que no tienen doble escolaridad desde el pre escolar y se mantiene así para toda la vida.

Esa es la libertad que ganamos con el Progreso ?

Saludos amigo pro BAU fleischamn

Pd:
Lo que le espera a los españoles Sin trabajo, Sin familias, sin descendencias, sin futuro.

Como ustedes son personas adultas pregunto

Quien os pagara las pensiones de sus hijos o nietos ?

Las máquinas ?

Robocop ?


Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Faxanadu
En respuesta a este mensaje publicado por Beamspot
Por cierto así es como resolvían en otras épocas el exceso de población:

"Los galos son débiles debido a su amor por el bienestar y la comodidad. Destrozadlos. Y cuando huyan no permitáis que escape ni uno."

Cita recogida por Tácito de un comandante romano a sus tropas durante la guerra de las galias.

"Los espartanos hemos eliminado la voluptuosidad de nuestras vidas. El fruto que recogemos por este severo modo de vida es la libertad"

Cita recogida por Plutarco en máximas espartanas.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
El Ultimo Argentino escribió
Te pregunto te parece bien que los jóvenes(que pueden) tienen que dedicar cada ves más tiempo al estudio y al trabajo para poder pagar las pensiones a sus padres, mientras ellos mismo sacrifican su futuro no pudiendo concebir descendencia ? Acaso no es una locura del sistema.

Y que probablemente tengan que mantener ese nivel de "productividad" hasta llegar a ser septuagnerios?(Como viene la tendencia del FMI )

Después de una vida entera de mala alimentación, estrés y neurosis ?

Te parece que está todo bien ? Que los jovenes no tiene derecho a deprimrse por el futuro que les espera?

Hace 50 años los pequeños jugaban durante horas con los amigos, ahora son pocos los que no tienen doble escolaridad desde el pre escolar y se mantiene así para toda la vida.

Esa es la libertad que ganamos con el Progreso ?

Saludos amigo pro BAU fleischamn
Amos a ver, que yo estaba hablando de las pensiones (y su presunto colapso debido a una baja natalidad)...

Resumo: las pensiones no peligran (aquí, y de momento) por la baja natalidad. Es lo que se lleva diciendo desde hace decenios y aquí seguimos. Entre otras cosas porque hay millones de personas en paro. ¿De qué sirve tener muchos hijos si luego van a estar parados?

Para el (mantenimiento de) actual sistema de pensiones hacen falta trabajadores, no parados.

El que sea más "complicado" tener niños ahora, y eso sea negativo, no tiene que ver con el hecho de que esos niños (no todos) no hagan falta para la existencia futura de pensiones. Más que nada porque gran parte de ellos serían (y son, y serán) parados.

---

En cuanto a si el sistema es malo en comparación con tiempos pasados, pues no digo que sea ideal. Yo mismo (y no hace 50 años de eso) me pasaba el día con los amigos. Mis padres me veían el pelo a la hora de comer y a la hora de cenar. Ventajas de vivir en un pueblo. Usábamos petardos como "dinamita" para construir pantanos (de mentira, claro), cortábamos pinos para hacer cabañas (en este caso sí eran pinos de verdad, aunque chiquitines), tirábamos gatos al aire para ver si erar verdad eso de que caían de pie, robábamos naranjas de los huertos cuando nos apetecía, incluso llegamos a "okupar" una casa vieja en el pueblo para tener nuestra "peña".

Y un montón de cosas más que ahora me horrorizaría si lo hicieran mis hijos. Una vez nos tocó salir por patas cuando nos empezaron a perseguir unos toros (ese es mi recuerdo, seguramente serían vacas y seguramente o se espantaron de nosotros o nos ignoraron). Y si te hacías sangre, te ponías pantalón largo aunque fuera verano para que no se diera cuenta tu madre...

Mientras que mis fleischmancitos llevan vida moderna, los pobres.

¿Significa eso que todo tiempo pasado fue mejor? A mí me tocó tirarme varios años estudiando una carrera en vez de disfrutar de mis años mozos... Pero es que mi padre (obsérvese que hablo de solo una generación de diferencia) no fue a escuela. Tenía que trabajar en el campo, aunque fuera chico. Luego iba alguna hora a clases nocturnas, donde un maestro enseñaba a los niños a leer, escribir y las cuatro reglas básicas. A mí me enseñaron de chico a escribir a máquina, él aprendió por su cuenta. Y así todo.

Definitivamente no me cambiaría...



Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Javier Perez: La venda en los ojos

Rafael Romero
En respuesta a este mensaje publicado por Faxanadu
"Ser esclavo de la comodidad y el bienestar" versus "Ser esclavo de la severidad".

Yo no veo libertad por ningún lado.

Ahora bien, si se puede elegir prefiero ser esclavo de la comodidad y el bienestar  hasta que lleguen los espartanos o romanos y me la quiten.... (que llegarán) y me obligen (si sobrevivo) a ser esclavo de la severidad.

Mientras no llegan que me quiten "lo bailao".
12