POST: John M. Greer –“Un Salto en la Oscuridad”

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
2 mensajes Opciones
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

POST: John M. Greer –“Un Salto en la Oscuridad”

Anselmo
Miércoles, 28 de diciembre 2016

http://thearchdruidreport.blogspot.com.es/2016/12/a-leap-in-dark.html

Dentro de unos pocos días el presente año habrá pasado a la historia  . Conozco a un buen número de personas que no llorarán su partida, pero es casi un hecho que las celebraciones de Año Nuevo aquí en los Estados Unidos, al menos, demostrarán una ausencia destacable de entusiasmo por la llegada de 2017.

Hay una buena razón para eso, y no sólo para los partidarios de Hillary Clinton, imbuidos de ambiciones presidenciales fallidas e irresponsables. Ninguna de las presiones que hicieron de 2016 un paisaje salpicado de los cráteres de las esperanzas fallidas y de las pesadillas hechas realidad ha desaparecido. De hecho, muchas de ellas se están incrementando, a medida de que el intento de mantener un modelo fracasado de negocios como de costumbre, en los dientes de las realidades políticas, económicas y ambientales encaja, golpe tras golpe,  en su camino hacia el muelle de carga del nuevo año.
Antes de entrar en eso, sin embargo, quiero dar el Informe anual que es ya tradicional  en este blog y revisar las predicciones del Año Nuevo que hize públicas a principios de 2016. Aquellos de mis lectores que quieren revisar el post original búsquenlo aquí (vínculo). No obstante a continuación presento el  resumen:

"Por lo tanto mi predicción principal para 2016 es que todas las cosas que empeoraron en 2015 seguirán empeorando durante el año por venir. El actual agotamiento de los combustibles fósiles y otros recursos no renovables continuará presionando a  la economía mundial, ya que los costes reales (es decir, no financieros) de la extracción de recursos se comerán una parte creciente de la producción económica total del mundo, y esto impulsará a la producción de cambios drásticos en el precio de la energía y materias primas que en la actualidad están a  la baja, pero que se van a disparar de nuevo en unos años a medida que la destrucción de la demanda complete su trabajo. Las palabras vacías en París hace unas semanas no van a hacer nada para frenar la velocidad a la cual los gases de efecto invernadero se vierten a la atmósfera, elevando el costo económico y humano de los desastres relacionados con el clima -por encima de los de 2015,  y una vez más, se impondrá el hecho de que dejar de carbono en  el subsuelo supondría   renunciar a los estilos de vida que dependen de su extracción y quema, cosa a la que casi nadie estaría dispuesto a sumir
"Mientras tanto, la economía de Estados Unidos continuará a fallando y tropezar  a medida que los políticos y los financieros traten de compensar la disminución en curso en la riqueza real (es decir, no financiera) mediante la fabricación de la riqueza de papel a un ritmo aún más absurdo que antes, y las componendas realizadas con un creciente frenesí evitarán que el mercado de valores refleje el estado actual, cada vez más sombrío de la economía. Ya estamos en una recesión económica pronunciada  y ésta va a empeorar a lo largo del año que viene, pero no vamos a conocer esto a partir de los principales medios de comunicación, que estarán llenos de la charlatanería propagandística habitual; usted tiene que mirar las tasas a las que las personas que conoce están siendo despedidas y a la que las empresas de la zona donde usted viva estén cerrando sus puertas ".

Es casi superfluo señalar que lo dije. Se ha observado con mucha irritación por otros blogeros en lo que queda de la blogosfera del cenit del petróleo que no se necesita ningún gran talento para darse cuenta de lo que va mal, y señalar que va a seguir justo en la misma dirección. Es reconfortante admitirlo, pero también es importante señalar que este método está  produciendo predicciones exactas. Mientras tanto, los avances revolucionarios en ahorro de energía, cambios globales en la conciencia, los colapsos económicos totales repentinos y otros eventos que son predichos año tras año, han estado notablemente ausentes

Entiendo bien por qué sigue siendo popular el predecir estas cosas: a fin de cuentas, permiten a las personas pretender que pueden esperar un futuro distinto del que se están labrando día tras día por sus propias acciones. No obstante, el viejo dicho sigue siendo cierto-"Si siempre haces lo que siempre has hecho, usted siempre obtendrá lo que siempre ha conseguido", y me pregunto cuántas de las personas que pasan cada año soñando con avances de energía, cambios en la conciencia, colapsos económicos, y otros, en lugar de venir a enfrentarse con la creciente espiral de la crisis que enfrenta la civilización industrial, realmente quiere tratar con el futuro que se están labrando por caer en este hábito.

Continuemos , sin embargo. A principios de 2016, también hice cuatro predicciones específicas, que admití eran arriesgadas. Una de elloa, predicción específica # 3, que el resultado más probable de la elección presidencial de 2016 sería la proclamación de Donald Trump como presidente en enero de 2017. No creo que necesite decir mucho acerca de eso, como ya ha sido discutido aquí en detalle. La única cosa que me gustaría señalar aquí es que gran parte del partido demócrata parece estar obsesionado con encontrar a alguien o algo a quien culpar de la debacle, que no sea la cruda incompetencia de la campaña de Clinton y del la incapacidad de los demócratas en general, de prestar atención a nada fuera de las cámaras de eco  de la opinión liberal acomodada ,en las que están continuamente rebotando los mismos mensajes. En caso de que continúen así , es casi un hecho que Trump va a ganar la reelección en 2020.
Las otras tres predicciones específicas arriesgadas no se han cumplido , al menos no de la manera que yo esperaba, y resulta oportuno , mientras nos dirigimos más hacia el territorio desconocido que llamamos 2.017  hablar de lo no aconteció y por qué.

Predicción específica # 1 fue que el próximo pinchazo de la burbuja  tecnologica podría estar en marcha a finales de 2016. Eso está pasando, pero no de la manera que esperaba. En enero yo estaba buscando en los precios de las acciones maniáticamente sobre inflados de las empresas de tecnología que nunca han hecho un centavo e beneficios y no tienen planes significativos para hacerlo, y yo esperaba una repetición de la "ruina tecnología" del 2000. La dificultad era simplemente que yo no tome en cuenta el cambio económico más importante entre 2000 y 2016, la política de facto de las tasas de interés negativas mantenida por la Reserva Federal y otros bancos centrales.

Tal política es merecedora de que le dedique un post dedicado uno de estos días, porque marca la llegada de una transformación básica en la realidad económica que es tan incomprensible para los economistas neoliberales, como será un reto para la mayoría del resto de nosotros. El tema que quiero discutir aquí, sin embargo, es mucho más simple. Siempre que las tasas de interés reales están por debajo de cero, los prestatarios de élite que pueden obtener acceso al dinero en esos términos están siendo pagados para tomar prestado. Entre muchas otras cosas, esto hace que sea mucho más fácil de atenuar la descendente de una industria que fracasa . Dinero más barato que gratis es una de las principales cosas que impedían que la industria del fracking  hidráulico se estrellase debido a su falta de rentabilidad una vez que el precio del petróleo se hundió en 2013; ha habido una cadena constante de quiebras en la industria del fracking hidráulico y la producción de petróleo de los pozos de fracking ha disminuido de forma constante, pero no ha sido el trompazo que muchos de nosotros esperabamos.

Lo mismo está sucediendo, a cámara lenta igualmente, con la actual burbuja tecnológica. Los precios inmobiliarios en San Francisco y otros zonas dedicadas a la alta tecnología están disminuyendo , empleados bien pagados de las industrias tecnológicas  están siendo reemplazados sistemáticamente por trabajadores extranjeros mal pagados, los números están empeorando con el paso del tiempo  , pero la repentina huida de inversión de dinero que hizo que el "crash de las tecnológicas " resultase tan colorido hace dieciséis años no está acaeciendo ya que las firmas tecnológicas pueden navegar sobre los océanos de financiación relativamente barata para convertir el estallido repentino de la burbuja tecnológica en el lento silbido de un escape de aire. Eso no significa que el ciclo de auge y caída haya sido cancelado, ni mucho menos, pero sí significa que palear dinero malo después del bueno, sólo se ha convertido en algo mucho más fácil. La medida en que esto va  afectar la economía es una pregunta muy interesante que nadie sabe ahora cómo responder.

Seguimos . Predicción específica # 2 fue que la comercialización de lo que inevitablemente sería llamada "la revolución fotovoltaica " podría ponerse en marcha de modo considerable en 2016. Aquellos de mis lectores que han estado observando la escena del cenit  del petróleo por más de unos pocos años deben saber que desde que el concepto del cenit del petróleo abrió a zarpazos  su camino de regreso de su largo exilio en el desierto de la imaginación moderna, una fuente de energía tras otra se han sido puestas a relucir como la razón del día para justificar el mantenimiento del estilo de vida absurdamente despilfarrador de las clases privilegiadas de hoy en día pueda ser prolongado  sin obstáculos en el futuro. Supuse, basado en la forma en que la gente en la corriente principal del movimiento ecologista estaba cerrando filas en torno a las energías renovables, que la energía solar fotovoltaica sería el siguiente beneficiario de ese proceso, y despegaría  a lo grande a lo largo del año.

Que esto no haya sucedido  no es culpa de la industria de la energía solar fotovoltaica o sus pregoneros en los medios de comunicación ecologistas. La estridente insistencia hace no mucho tiempo con que que Naomi Oreskes sostenía que el plantear dudas sobre la viabilidad económica de la energía renovable no es más que otra forma de negacionismo climático parece haberse convertido en doctrina imperante   para todo el privilegiado extremo privilegiada de la izquierda verde, y los industriales están siguiendo su ejemplo. Elon Musk, cuyo entero imperio industrial se ha construido sobre los subsidios federales de lujo, está de vuelta a la caza de subsidios de nuevo, anunciando un nuevo plan grandioso para la fabricación de tejas del techo fotovoltaico; y es de lejos el más colorido de los aspirantes a magnates de energía renovable, pero otros se abren a codazos su camino haciala tierra prometida, igualmente , en busca de su parte del botín.

La dificultad aquí es doble. En primer lugar, la desorientación auto-referencial del partido demócrata desde las elecciones de 2008 ha cosechado sus frutos , algo así como los cargos de elección 1,000 estatales y federales en poder de los demócratas después de esa elección está en manos de los republicanos de hoy-y la tradicional hostilidad de los republicanos hacia la energía renovable tiene que bloquear  el aumento de los subsidios que se habrían necesitado para lanzar un frenesí de generación de energía solar fotovoltaica en el mismo tipo de marcha acelerada que ya hemos visto con etanol yla energía eólica . La energía solar fotovoltaica, como el etanol a partir del maíz, tiene un retorno de energía desastrosamente bajo en energía invertida, como Pedro Prieto y Charles Hall demostraron en su estudio de 2015 de los datos del mundo real de programa de energía solar fotovoltaica de España, la TRE en la energía fotovoltaica a gran escala funciona en la práctica a menos de 2,5 y por lo tanto, al igual que la energía nuclear, sólo es económicamente viable si está apoyada por las subvenciones masivas y continuas. A falta de éstos, la "revolución fotovoltaica " está muerta antes de haber nacido.
El segundo punto, sin embargo, es el más perjudicial. La "recuperación" después de la caída de bienes raíces 2008-2009 fue poco más que un artificio  de manipulación estadística, e incluso los tipos de interés negativos no han sido capaces de conseguir un latido del corazón en el cuerpo postrado de la economía. Como la mayoría de las medidas económicas que no están sujetos a manipulación por los contadores entusiastas de la diapositiva gobierno federal yendo cuesta abajo, el excedente económico necesario para soportar cualquier tipo de impago de renovables en absoluto está esfumándose rápidamente. La destrucción de la demanda está en el asiento del conductor, y la única forma de disminuir el consumo de combustibles fósiles de la que los ecologistas acomodados no quieren hablar- la austeridad energética- es la única opción viable en este momento.

Predicción específica # 4 fue que el régimen de Arabia Saudita colapsaría a finales de 2016. Como señalé en su momento, la sustitución de la monarquía saudí con alguna otra forma de gobierno es a todos los efectos prácticos un hecho. De los factores que he citado entonces la inminente quiebra de un régimen que sólo sobrevive comprando a la disidencia con el dinero del petróleo, los atolladeros militares en Yemen, Siria, e Irak que tienen  a los soldados árabes y a sus mercenarios extranjeros empantanados inextricablemente, y los demás factores , ninguno ha desaparecido. Tampoco lo ha hecho la causa subyacente, el agotamiento continuo de los otrora inmensas reservas de petróleo que han apuntalado al estado de Arabia hasta el momento.
Dicho esto, como señale el pasado enero, es una incógnita la cascada de eventos que envíe a la familia real saudí buscar asilo político en el extranjero, mientras que las turbas alboroten a en el interior de sus palacios abandonados en Riad, y alguna combinación de los oficiales militares de nivel medio y clérigos musulmanes se una para formar un gobierno provisional en su ausencia. Me pareció que era muy posible que esto fuese a pasar en el año 2016, cosa que no ocurrió. Es posible que en este punto que el precio del petróleo pudiera aumentar  con la rapidez suficiente para dar al régimen saudí otra oportunidad en la vida, aunque sea breve. Dicho esto, los vientos están cambiando en todo el Oriente Medio; la alianza ruso-iraní está en  ascenso, y los saudíes tienen muy pocas opciones. Será interesante, en el sentido de la apócrifa maldición china, el ver cuánto tiempo sobreviven.

Así que aquí es donde nos encontramos,  a medida que en 2016 avanza dando tropezones  hacia el  final de la rampa que conduce al matadero del tiempo y 2017 se prepara para ocupar su lugar en el desigual terreno de pasto de la historia. ¿Qué podemos esperar en el próximo año?

Hasta cierto punto, ya he respondido a esa pregunta, pero sólo hasta cierto punto. La mayor parte de los factores que llevaron a eventos en el año 2016 están todavía en su lugar,  manteniendo su  presión en la misma dirección, y "más de lo mismo" es una buena descripción de las consecuencias. Día tras día, las restantes reservas de combustibles fósiles de un planeta finito están siendo extraídas del subsuelo para mantener el estilo de vida extravagante y no sostenibles de los internos más privilegiados del mundo industrial. Aquellas reservas restantes están cada vez más llenas de impurezas , cada vez más costosas de extraer y procesar, cada vez más cargadas de esa mezcla de  costes sociales, económicos y ambientales que nadie en ningún lugar está  dispuesto hacer que la industria de los combustibles fósiles asuma , y esos costes no desaparecen simplemente porque estén siendo ignorados, sino que se acumulan en la sociedad, la economía y la biosfera, produciendo la creciente ola de disfunción sistémica que juega un papel tan grande y no mencionado en la vida cotidiana en la actualidad.

Por lo tanto podemos esperar todavía más agitación social, más inestabilidad económica, y más revanchas del medio ambiente en 2017. La reacción populista feroz contra el statu quo económico que sorprendió a los miembros de las clases acomodadas en Gran Bretaña y América con el voto Brexit y la victoria presidencial de Trump, respectivamente, no va a desaparecer hasta que las quejas bien fundadas de la clase trabajadora consigan ser  escuchadas y atendidas por los centros políticos de todo el mundo industrial; a juzgar por los ejemplos vistos hasta ahora, eso es poco probable que suceda en el corto plazo. Al mismo tiempo, la falta de correspondencia entre los estilos de vida que podemos permitirnos y los estilos de vida que muchos de nosotros queremos preservar sigue siendo inmensa, y hasta que eso cambie, la economía mundial va a seguir dando tumbos de una crisis a otra. Mientras tanto la biosfera está respondiendo a las muchas perturbaciones impuestas por la estupidez humana en la forma en que la teoría predice que los sistemas de turnos, con lentos pero implacables cambios hacia nuevas condiciones, muchas de las cuales no son un buen augurio para la supervivencia de la sociedad industrial.

Hay comodines en la baraja, sin embargo, y uno de ellos se está reproduciendo en este momento sobre el Polo Norte. Mientras escribo esto, la temperatura del aire sobre la capa de hielo del Ártico son 12 ° C más caliente de lo normal para esta época del año. Una corriente en chorro desestabilizada está succionando masas de aire caliente hacia el norte en los cielos del Ártico, mientras empuja masas de aire ártico hacia abajo en la zona templada. Como resultado de ello, la formación de hielo del invierno en la superficie del océano Ártico se ha reducido a niveles que aparentemente fueron vistos por última vez antes de que nuestra especie comenzase su evolución, y existe una posibilidad real, aunque no es de ninguna manera una certeza, sin embargo, que el próximo verano podría ver la mayor parte del Océano Ártico libre de hielo.

Nadie sabe cómo va a evolucionar el clima global. Los climatólogos que han estado tratando de modelar la diabólicamente compleja serie de circuitos de retroalimentación en cascada que llamamos "el clima global" no tienen ni idea-ellos tienen teorías y modelos informáticos, pero hasta ahora su capacidad para predecir la velocidad y las consecuencias del cambio climático antropogénico no ha sido exactamente impresionante. (Por lo que vale la pena, por cierto, la mayoría de sus modelos de computadora han resultado ser demasiado conservadores  en sus predicciones.) Nadie sabe aún si las altas temperaturas sobre el Polo Norte este invierno son una casualidad, un fenómeno transitorio impulsado por la transición entre un rebelde régimen climático y otro, o el comienzo de un patrón recurrente que pueda restablecer en la costa norte de Canadá  las condiciones que esta  tenía durante el Mioceno, cuando los cocodrilos tomaban el sol en las cálidas playas del norte de Groenlandia. Sencillamente no lo sabemos.
De la misma manera, la reacción populista mencionada anteriormente es un comodín cuyos efectos nadie puede predecir en este momento. La economía neoliberal que ha ocupado firmemente su lugar en el mundo industrial durante los últimos treinta años ha fracasado ampliamente, eso es bastante claro. La supresión de los obstáculos a la circulación de bienes, capitales y población no trajo la prosperidad mundial que los economistas neoliberales prometían, y ahora su reinado se acaba. La pregunta es ¿Qué significara la desintegración del sistema neoliberal para las economías nacionales en los años venideros?.

Hay personas- concedido, en su mayoría son economistas neoliberales y aquellos que han bebido demasiada libertad en lugar de la coca cola –neoliberal, que insisten en que el abandono del proyecto neoliberal significará inevitablemente el estancamiento económico y la contracción. Hay quienes insisten en que el abandono del proyecto neoliberal significará inevitablemente una vuelta a la relativa prosperidad aquí en los EE.UU.,  a medida que puestos de trabajo deslocalizados sean  forzados a volver a  Estados Unidos por las políticas fiscales que penalicen a las importaciones y la balanza comercial de Estados Unidos vuelva a estar  a algo un poco más cerca del equilibrio. El quid de la cuestión es que nadie sabe cuáles serán los resultados. Aquí, como en Gran Bretaña, los votantes al enfrentarse a una elección entre la perpetuación de un status quo intolerable y un salto en la oscuridad optaron por la segunda, y las consecuencias de ese salto no pueden ser conocidas de antemano.

Otros ejemplos abundan. El presidente electo de los EE.UU. ha afirmado repetidamente que los EE.UU. bajo su mando van a salir del negocio de derrocar regímenes y que aplicarán  una política exterior menos monomaniacamente militarista que la que se perseguía con Bush y Obama, y habría perseguido bajo Clinton. El fin del consenso neoconservador de Estados Unidos es un gran cambio que va a enviar ondas de choque a través del sistema político mundial. Otro de los cambios, por lo menos tan enorme, es el surgimiento de Rusia como un actor importante en el Medio Oriente. ¿Otra? La remilitarización de Japón y su búsqueda cada vez con más decisión de las alianzas políticas y militares en Asia oriental y meridional. Hay otros. El orden de la política global con el que estábamos familiarizados está cambiando rápidamente. ¿Cuál será el resultado? Nadie lo sabe.

A medida que amanece 2017, en un gran número de formas, la civilización industrial moderna se ha arrojado a sí misma hacia adelante en una oscuridad donde no hay estrellas con las que podamos orientarnos  y no hay ecos anunciadores de lo que está por venir. Sospecho que cuando miramos hacia atrás al final de este año, el previsible despliegue de las tendencias en curso tendrá que ser sopesado con discontinuidades bruscas en cualquier lugar que nadie vio venir. No estamos discutiendo el fin del mundo, por supuesto; estamos hablando de hechos como los que se pueden encontrar repetidos muchas veces en las historias de otras civilizaciones en su defecto. Dicho esto, yo creo que algunas de esas discontinuidades van a ser apreciables. Los que se preparen para serios problemas y reduzcan su vulnerabilidad frente a un sistema frágil y disfuncional tendrán más probabilidades de llegar al del próximo año  de una sola pieza.

Los que están a punto de celebrar el final de 2016, en otras palabras, podrían querer moderar su entusiasmo en Noche Vieja. Es muy posible que 2017 llegue  a ser bastante peor, a pesar de ello, espero que los lectores de este blog, y las personas que a ellos les importan, disfruten  un feliz año nuevo de todos modos.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un Salto en la Oscuridad”

demián
"La energía solar fotovoltaica, como el etanol a partir del maíz, tiene un retorno de energía desastrosamente bajo en energía invertida, como Pedro Prieto y Charles Hall demostraron en su estudio de 2015 de los datos del mundo real de programa de energía solar fotovoltaica de España"