Quantcast

POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
9 mensajes Opciones
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Fleischman
Como parece que va a escribir varios artículos sobre el tema, abro el hilo para irlos copiando aquí. El primero:

No estamos tan mal pero…

Desde que era niño he oído hablas de avistamientos ovnis, apariciones marianas, supuestos milagros, fantasmas, la Atlántida, el Yeti… montones de cosas en las que mucha gente cree sin pruebas. Y en todos estos años la tecnología ha avanzado muchísimo e incluso se da el caso que millones de personas llevan una cámara de fotos en el bolsillo con la que además pueden avisar de lo que vean y… sigue sin haber pruebas. Incluso cuando parece que estamos viendo algo que desafía las leyes de la naturaleza, resulta que nuestros sentidos nos engañan como bien saben los buenos magos. Por eso soy escéptico, como dijo el sabio creo que afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias y por más que cada vez hay más métodos para conseguir esas evidencias, no existen. Estoy en minoría, la mayoría de personas en el mundo no exigen pruebas para creer –las religiones son el mejor ejemplo pero hay muchos más- y eso es algo que ayuda a que las teorías de conspiraciones tengan tanto éxito ya que cuando abandonamos la lógica y la razón por la fe, cualquier cosa es creíble.

Una de dichas teorías que muchísima gente cree y que llevo escuchando desde la infancia es que el mundo está dominado por una camarilla muy reducida que lo único que quiere es fastidiar a la mayoría. Incluso sirve de argumento de la nueva temporada de Expediente X.  Siempre tiene mucho atractivo todo lo que nos sirve de excusa para echar las culpas a otro de las cosas que nos van mal y lo cierto es que nadie puede saber si es o no cierto pero hay muchos argumentos para dudar mucho de esa teoría empezando por la más obvia: ¿por qué van a querer los más poderosos del planeta fastidiar a la gente si es esa gente la que les otorga ese poder? Pero también hay datos que suelen ser mejor que los argumentos. Y si miramos los datos, el mundo sin duda está mejorando luego si unos pocos lo deciden todo, o no son tan mala gente o si lo son, no les está saliendo bien la jugada porque cada vez más humanos viven mejor (lo que por otra parte les viene muy bien porque así consumen más los productos que fabrican/comercializan los más poderosos).

Debemos tener en cuenta que la civilización humana se pasó miles de años avanzando muy despacio, a veces dando pasos atrás como le pasó al Egipto de los últimos faraones o a Europa tras la caída de Roma. Desde hace 2 mil años habrá habido unas 80 generaciones y las diferencias entre cómo vivía la número 1 y la número 70 eran ínfimas en comparación con la que vivió la 72 y nosotros. El bisabuelo de nuestro bisabuelo, hace apenas 200 años, residía en un mundo en el que 9 de cada 10 habitantes de este planeta vivía en situación de pobreza extrema, hoy es 1 de cada 10. Número excesivo pero claramente menor. Y no quiero aburriros con cifras pero mirándolo como lo miremos, incluso sin tener en cuenta aspectos materiales, el avance ha sido espectacular: Nunca ha habido tan pocos analfabetos; nunca los ancianos, los minusválidos, los distintos y las minorías han recibido más apoyo del resto de la sociedad; de forma global, y aunque aún falta mucho, la falta de libertades, el machismo, la homofobia etc. están en mínimos históricos y aunque nos parezca que vivimos en un mundo muy violento debido sobre todo al poder de los medios de comunicación, no debemos olvidar que hace 100 añosEuropa estaba inmersa en una guerra cuyo número de muertos supera todos los decesos de conflictos bélicos, hasta hoy, del siglo XXI, mucho más poblado que el XX. Es decir, seguimos mejorando.

Por otra parte, el avance científico y en concreto el médico es asombroso y ha reducido muchísimo la mortalidad infantil  y disparado la esperanza de vida. Cierto que en muchos países del continente europeo se vive peor que hace 10 años por culpa de la recesión económica y que quizás ocurre igual en los Estados Unidos aunque teniendo en cuenta lo mucho que se ha avanzado en la última década en China y la India, que juntos son la tercera parte de la población mundial, queda más que compensado. Y ampliando el zoom, si dirigimos la mirada al pasado, podíamos haberlo hecho mejor pero sin duda llevamos al menos un par siglos en la dirección correcta.

Lo malo es que si hago el mismo ejercicio mirando hacia el futuro lo que intuyo –saber no porque no soy profeta- no parece tan bueno. Por varias razones, por ejemplo esta crisis no ha resultado sistémica pero ha supuesto un importante aviso que me temo se está ignorando porque nada sustancial ha cambiado como llevo casi 8 años denunciando aquí. Pero hay algo más, no sólo el sistema económico está fallando, es que el abuso ecológico que estamos haciendo al planeta está provocando consecuencias ya, no dentro de décadas y no a miles de kilómetros, sino por ejemplo en Madrid donde la contaminación es un problema real grave y actual. En próximos artículos explicaré el por qué estoy preocupado por el futuro y creo que la humanidad ha podido alcanzar un techo por culpa del deterioro ecológico, los problemas demográficos, la excesiva deuda, la fragilidad del sistema financiero, el resurgir de la intolerancia…


http://www.euribor.com.es/2016/02/29/no-estamos-tan-mal-pero/
"Anyone who believes exponential growth can go on forever in a finite world is either a madman or an economist." Kenneth Boulding
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Dario Ruarte
Arranca bien... pero todavía no ha hecho la conexión 'energía-dinero'.

Ve el futuro como si fuera una página en blanco aún sin escribir y, no se ha dado cuenta que el 80% del argumento ya está diseñado... sólo tiene que conectar los puntos.

A ver cómo sigue.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Fleischman
Hay uno que lo comenta en la parte de comentarios (está el mundo lleno de peakoilers, jejeje) y habla de los rendimientos decrecientes y tal. Eso ya no lo he copiado porque ya nos sabemos la lección...

Aclaro que me he animado a copiar este post porque sigo al autor desde hace ya unos años y me gusta mucho. Es de esos tipos que cuando dice algo que "está mal", lo que pienso es que soy yo el que se está equivocando en algo.

Ahora no recuerdo si ha escrito alguna vez sobre el peakoil, esperemos que continúe los artículos con un buen colapso y no nos decepcione...
"Anyone who believes exponential growth can go on forever in a finite world is either a madman or an economist." Kenneth Boulding
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

juanseb
Trajimos a mención: la atlántida, los ovnis, etc él y yo, hoy, sin saber nada uno del otro

Será casualidad, o es que  hay una conciencia colectiva a la que somos capaces de acceder y 'subir' y 'bajar' información?
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
El de esta semana:

Al igual que ocurre con los mensajes mediáticos demasiado optimistas, los excesivamente agoreros también son peligrosos, incluso quizás más. Me explico: desde que éramos niños nos han advertido sobre el fin inminente de las reservas de petróleo, que nos freiremos por culpa del agujero de la capa de ozono, de las consecuencias climáticas extremas de la desforestación del Amazonas, del fin del pescado por culpa de la contaminación en los océanos, la desertificación, el aumento del nivel del mar por el deshielo de los polos… etc. etc. y van pasando décadas y todo eso no aparece y claro, al final acabamos creyéndonos que nunca llegará y que si se equivocaron hace tantos años seguirán errando los que lo profetizan ahora y no tomaremos en serio las advertencias.

Yo no soy científico y no tengo ni idea de cuándo realmente ocurrirá todo eso pero el sentido común nos dice que no teniendo alternativa habitacional, la humanidad debería cuidar muy mucho el planeta Tierra. El petróleo se acabará y sí, los motores son más eficientes y se están desarrollando energías alternativas por doquier y si el proceso se sigue alargando en el tiempo, lo mismo su fin no es traumático pero es algo a tener muy en cuenta en un mundo cada vez más globalizado con millones de aviones que necesitan un combustible fósil de gran combustión. El actual bajo precio del crudo es en parte una mala noticia porque puede desanimar la investigación para encontrar un sustituto viable.
En cuanto al problema de la alimentación sí es cierto que los transgénicos, las piscifactorías y, en general, la ciencia, ha conseguido que el aumento de la población mundial no haya conllevado un aumento del hambre. Es quizás el aspecto más positivo pero sí que en estos años ha aumentado la desforestación (no sólo en Brasil, también en la importante jungla de Indonesia por ejemplo) y el problema de la falta de agua potable (esa que desperdiciamos para arrastrar nuestra inmundicia en los váteres de nuestras ciudades) es muy grave. Aún no sentimos el previsible aumento del nivel del mar pero sí que el calentamiento global (aunque algunos no crean que sea por culpa del hombre) es un hecho y una de sus consecuencias será esa. Cierto que también se sabe que antes o después habrá otro gran terremoto en la falla de San Andrés y no por eso se deja de construir en California pero esa falta de previsión que puede hacer peligrar la pervivencia de algunas de las mayores ciudades del mundo nos puede conducir a una grave crisis humanitaria y económica.

Pero hay quien puede decir: aún no notamos ninguna influencia negativa, vuelve a ser el mismo discurso agorero de hace 4 décadas. No es cierto, estamos 4 décadas más cerca del final del crudo, la temperatura ya ha subido, el agua potable ya escasea en muchos puntos del globo, el desierto está creciendo (y es algo medido) y el CO2 en la atmósfera es mayor y está teniendo consecuencias. Y es que ya hay grandes ciudades del mundo que están conviviendo con una polución que no sólo es molesta y estéticamente muy fea, además mata a personas. Se estima que un 17% de las muertes en China se producen por polución, alrededor de 1.6 millones cada año. Yo no sé si fiarme de esas cifras pero es evidente que cuando en ciudades con tantos espacios verdes como Madrid se hace necesario recortar el tráfico rodado por la mala calidad del aire, es que algo estamos haciendo muy mal. Y no parece que vaya a cambiar.

No debemos caer en alarmismos apocalípticos ni en visiones del futuro estilo Mad Max, al fin y al cabo desde que cayó el meteorito hasta que murió el último dinosaurio pasaron cientos de miles de años y ni la atmósfera va a estar tan mal como estuvo entonces ni el ser humano es tan poco adaptable como lo eran los saurios. El meollo es que tenemos un sistema económico basado en el crecimiento y alimentado por el consumo y en 2050, fecha que no es tan lejana, seremos 9 mil millones. El mundo crece y consume más y aunque nosotros, bien por decisión voluntaria (que me extrañaría, basta con ver las cifras de las ventas navideñas) o por una nueva crisis, frenemos algo la actividad económica, nadie va a ser capaz de convencer a los chinos o a los indios que frenen su desarrollo que tiene como objetivo llegar a la calidad de vida europea. Lo que hemos creado para mejorar nuestra calidad de vida puede acabar reduciéndola drásticamente.
"Anyone who believes exponential growth can go on forever in a finite world is either a madman or an economist." Kenneth Boulding
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Volviendo a los motivos por los que creo que el mundo ha podido hacer un techo uno es que en las sociedades donde hay más información y los votantes están más formados, la gente se está dejando seducir por mensajes radicales y simplones que pueden acabar con el enorme avance que Occidente ha conseguido las últimas décadas. El fracaso de los políticos “tradicionales” en la gestión de la crisis ha impulsado por todo el mundo el éxito de movimientos que cuestionan los principios que han prevalecido en el mundo desde la caída del Muro. Tienen algunos puntos de vista positivos pero en general, abogan por medidas que suponen una involución cuyas consecuencias pueden ser nefastas pero que han conseguido un gran apoyo popular con mensajes muy simples, con el denominador común de echar la culpa de los problemas a factores externos.

Tsipras fue el primero de ellos en llegar al poder, anunciando a sus votantes que podría conseguir financiación de sus socios europeos a la vez que hacía recaer sobre ellos la culpa de la mala situación de su país. Su intento de conseguir fondos de ellos para hacer en Grecia una política en la que el resto de gobiernos europeos no creía tuvo un resultado tan previsible que hasta yo lo acerté: acabó con un gobierno griego de izquierdas radical aplicando medidas de austeridad aún más duras que las aplicadas por el anterior gobierno derechista.

Pero eso no ha desanimado a la gente que sigue apoyando esos mensajes simples: no es sólo el avance del nazismo en Eslovaquia o en la misma Grecia o la de grupos xenófobos en Alemania y otros muchos lugares, es que Le Pen en Francia sale en las encuestas como la más votada y Trump será el candidato republicano incluso contra el aparato del partido. Trump dice que la culpa de los problemas de los norteamericanos la tiene la industria china y los emigrantes mejicanos, Le Pen también la tiene tomado con los emigrantes aunque su principal culpable es la propia Eurozona. Ambos, que aparentemente están en el lado derecho del espectro político –aunque creo que en el caso de Le Pen no está tan claro- están en contra de la globalización que es algo que los asimila a la extrema izquierda, y concretamente a la española, país que también tiene varios partidos que han encandilado a mucha gente con mensajes radicales simples.

Todos los partidos políticos caen en lo que ahora se denomina populismo y España no es la excepción aunque en nuestro país hay uno que se lleva la palma. Uno que ganó notoriedad defendiendo hace un par de años ideas tan poco elaboradas como la jubilación a los 60, la renta básica universal, el impago de la deuda, la salida de España de la OTAN etc. etc. y una vez conseguida la notoriedad –y 500 mil votos- las abandonó reconociendo que no eran viables y resulta que el electorado en lugar de castigarle por ello se multiplicó por 10… También Rajoy dijo que bajaría los impuestos y luego los subió pero al menos sí ha perdido apoyos por sus mentiras. Iglesias no, y sigue con esos mensajes simples que tanto encandilan.

Ahora el mensaje facilón que ha puesto de moda es lo de aumentar el gasto público para hacer “políticas sociales”. Qué bien suena pero yo pienso que en España lo realista es empezar por lo contrario: hay que cerrar casi todas las televisiones autonómicas, la 1, el CIS, la Agencia EFE, las diputaciones, el Senado, reducir el número de diputados –estatales y autonómicos- y de concejales, limitar el número de asesores, la cantidad se subvenciones etc. etc. Primero hay que hacer eso para dejar de gastar más de lo que ingresamos y equilibrar nuestras cuentas y así que deje de aumentar la deuda. Y luego hay que invertir –que no gastar- con más inteligencia y dejar de engañar a los votantes porque cuando algunos hablan de más gasto público y lo justifican con más gasto en sanidad y educación parecen olvidar –pequeño detalle- que eso es competencia de las autonomías, no del gobierno central. En realidad cuando hablan de más gasto lo que buscan es más empleados públicos –¡lo que le faltaba a España!- y un nuevo plan E, invertir el dinero del erario en actividades tan poco rentables que el dinero privado las rehúye. Es decir, tirar el dinero. Pero eso no lo explican, critican –con razón- que Rajoy aumentó la deuda pública y elevó impuestos y su plan es el mismo: tirar de deuda confiando en el olfato inversor de los burócratas (los mismos que en un país con récord de turistas pierden dinero con Paradores Nacionales por ejemplo) y aumentar la presión fiscal. Eso no son políticas nuevas, son políticas ya utilizadas y fracasadas.

Por desgracia, no es un caso sólo español. Los gestores políticos actuales lo están haciendo tan mal que son los principales responsables de este desencanto que lleva a mucha gente a creer en la existencia de soluciones fáciles a graves problemas; incluso en países ricos como los EUA o Alemania, esa mezcla de ingenuidad y decepción lleva a muchos a apoyar a un impresentable como Trump o a un partido abiertamente xenófobo como el AfD. Pero hay que mejorar lo actual, no destrozarlo: no deberíamos involucionar y crear nuevas fronteras ni regresar al fascismo o al comunismo ni abrazar ideas ultranacionalistas y proteccionistas. Con todo lo grave que es la actual crisis, aún tenemos muchísimo bueno y podemos perderlo muy rápido si nos dejamos llevar por nuestro, por otra parte justificado, cabreo.
 
Escrito por Droblo el 28 de marzo de 2016 con 43 comentarios
"Anyone who believes exponential growth can go on forever in a finite world is either a madman or an economist." Kenneth Boulding
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

sistudey
Fleischman escribió
Volviendo a los motivos por los que creo que el mundo ha podido hacer un techo uno es que en las sociedades donde hay más información y los votantes están más formados, la gente se está dejando seducir por mensajes radicales y simplones que pueden acabar con el enorme avance que Occidente ha conseguido las últimas décadas. El fracaso de los políticos “tradicionales” en la gestión de la crisis ha impulsado por todo el mundo el éxito de movimientos que cuestionan los principios que han prevalecido en el mundo desde la caída del Muro. Tienen algunos puntos de vista positivos pero en general, abogan por medidas que suponen una involución cuyas consecuencias pueden ser nefastas pero que han conseguido un gran apoyo popular con mensajes muy simples, con el denominador común de echar la culpa de los problemas a factores externos.

Tsipras fue el primero de ellos en llegar al poder, anunciando a sus votantes que podría conseguir financiación de sus socios europeos a la vez que hacía recaer sobre ellos la culpa de la mala situación de su país. Su intento de conseguir fondos de ellos para hacer en Grecia una política en la que el resto de gobiernos europeos no creía tuvo un resultado tan previsible que hasta yo lo acerté: acabó con un gobierno griego de izquierdas radical aplicando medidas de austeridad aún más duras que las aplicadas por el anterior gobierno derechista.
Las políticas de austeridad no funcionaron en el 29 ni están funcionando ahora. Lo mínimo razonable es dejar de hacer algo cuando se ve que no produce los efectos deseados, o tal vez sí. Estas políticas para lo que han servido es para vender a los amiguetes infraestructura y empresas del Estado a precios de derribo. Quizás ese sea el motivo, un segundo motivo (el real), por el que se insiste en políticas erróneas. Enormes recursos han sido enfocados en la causa de potenciar las políticas venenosas neoliberales, de austeridad, privatizaciones, desregulaciones, internacionalización, etc. La maquinaria propagandística cuyos dueños son el gran capital puedes tener por seguro que no se mueve si no es para dar un rendimiento económico a sus propietarios. No hace falta comentar más.

En cuanto a la traición de Tsipras, es obvio. Si quieres implantar medidas dolorosas para la población ¿qué mejor mensajero que aquel considerado como de los "suyos"? Todo esto no ha sido más que un montaje, un teatro para aparentar que se estaba preguntando a la gente. Las élites preferían que se tomaran la sopa voluntariamente, y se les pregunto en las votaciones que salió Tsipras y luego en el referendum, como ninguna técnica de terror sirvió para que la gente votara lo que tenía que votar y darle así legitimidad a la decisión, pues lo hicieron directamente. Todos los países que dicen ser democráticos siguen la misma técnica, pero en este caso particular quedó totalmente al descubierto.


Fleischman escribió
Pero eso no ha desanimado a la gente que sigue apoyando esos mensajes simples: no es sólo el avance del nazismo en Eslovaquia o en la misma Grecia o la de grupos xenófobos en Alemania y otros muchos lugares, es que Le Pen en Francia sale en las encuestas como la más votada y Trump será el candidato republicano incluso contra el aparato del partido. Trump dice que la culpa de los problemas de los norteamericanos la tiene la industria china y los emigrantes mejicanos, Le Pen también la tiene tomado con los emigrantes aunque su principal culpable es la propia Eurozona. Ambos, que aparentemente están en el lado derecho del espectro político –aunque creo que en el caso de Le Pen no está tan claro- están en contra de la globalización que es algo que los asimila a la extrema izquierda, y concretamente a la española, país que también tiene varios partidos que han encandilado a mucha gente con mensajes radicales simples.
Claro, es que la globalización y la desregulación viene muy bien a aquellos países que por su fortaleza estarán entre los ganadores de un cara a cara global en lo económico, desde luego para un país en desarrollo es la completa ruina como ha quedado patente en multitud de ocasiones.

Fleischman escribió
Todos los partidos políticos caen en lo que ahora se denomina populismo y España no es la excepción aunque en nuestro país hay uno que se lleva la palma. Uno que ganó notoriedad defendiendo hace un par de años ideas tan poco elaboradas como la jubilación a los 60, la renta básica universal, el impago de la deuda, la salida de España de la OTAN etc. etc. y una vez conseguida la notoriedad –y 500 mil votos- las abandonó reconociendo que no eran viables y resulta que el electorado en lugar de castigarle por ello se multiplicó por 10… También Rajoy dijo que bajaría los impuestos y luego los subió pero al menos sí ha perdido apoyos por sus mentiras. Iglesias no, y sigue con esos mensajes simples que tanto encandilan.
Es que la forma de evitar pagar subsidios a tantos empleados de los cuales una buena parte no podrán reengancharse al mercado laboral por desempleo tecnológico o deslocalización es repartir la carga de trabajo, y eso precisamente se consigue rebajando la jornada laboral y/o la edad de jubilación y no animando a la exportación de capitales mediante altos beneficios de empresas multinacionales que poco o nada de utilidad dejan en el país. Todo el mundo debe trabajar para mantenerse, colaborar con la sociedad, pero para ello se le debe dar la oportunidad de trabajar. Monopolizar un puesto de trabajo tanto en horas semanales como en tiempo de vida laboral es injusto tanto para el que no puede acceder a un puesto de trabajo queriendo hacerlo como por el que tras desperdiciar la mitad de su vida en el trabajo encima tiene que mantener a los que no pueden acceder a uno.

Fleischman escribió
Ahora el mensaje facilón que ha puesto de moda es lo de aumentar el gasto público para hacer “políticas sociales”. Qué bien suena pero yo pienso que en España lo realista es empezar por lo contrario: hay que cerrar casi todas las televisiones autonómicas, la 1, el CIS, la Agencia EFE, las diputaciones, el Senado, reducir el número de diputados –estatales y autonómicos- y de concejales, limitar el número de asesores, la cantidad se subvenciones etc. etc. Primero hay que hacer eso para dejar de gastar más de lo que ingresamos y equilibrar nuestras cuentas y así que deje de aumentar la deuda. Y luego hay que invertir –que no gastar- con más inteligencia y dejar de engañar a los votantes porque cuando algunos hablan de más gasto público y lo justifican con más gasto en sanidad y educación parecen olvidar –pequeño detalle- que eso es competencia de las autonomías, no del gobierno central. En realidad cuando hablan de más gasto lo que buscan es más empleados públicos –¡lo que le faltaba a España!- y un nuevo plan E, invertir el dinero del erario en actividades tan poco rentables que el dinero privado las rehúye. Es decir, tirar el dinero. Pero eso no lo explican, critican –con razón- que Rajoy aumentó la deuda pública y elevó impuestos y su plan es el mismo: tirar de deuda confiando en el olfato inversor de los burócratas (los mismos que en un país con récord de turistas pierden dinero con Paradores Nacionales por ejemplo) y aumentar la presión fiscal. Eso no son políticas nuevas, son políticas ya utilizadas y fracasadas.
Debemos recordar que si no existiera el sector público en la economía ¿quien frenaría la desbandada del sector privado cuando se inicia una crisis económica? La mentalidad del empresario ya se sabe cual es. Si la economía está en recesión no invierto, expulso a trabajadores, lo que reduce los ingresos de los consumidores, disminuye el consumo y así los beneficios empresariales, produciéndose una nueva oleada de despidos sin fin, si no fuera porque los funcionarios y otros individuos del sector público siguen manteniendo su poder adquisitivo como para que la espiral de destrucción canibalista no acabe con el 100% de la economía. Sencillamente, es una sandez reducir a la mínima expresión el sector público, pues las caídas serían de órdago. Al igual que sería otra sandez destruir todo el sector privado, porque los auges serían ridículos si sólo son conducidos por el sector público.

Fleischman escribió
Por desgracia, no es un caso sólo español. Los gestores políticos actuales lo están haciendo tan mal que son los principales responsables de este desencanto que lleva a mucha gente a creer en la existencia de soluciones fáciles a graves problemas; incluso en países ricos como los EUA o Alemania, esa mezcla de ingenuidad y decepción lleva a muchos a apoyar a un impresentable como Trump o a un partido abiertamente xenófobo como el AfD. Pero hay que mejorar lo actual, no destrozarlo: no deberíamos involucionar y crear nuevas fronteras ni regresar al fascismo o al comunismo ni abrazar ideas ultranacionalistas y proteccionistas. Con todo lo grave que es la actual crisis, aún tenemos muchísimo bueno y podemos perderlo muy rápido si nos dejamos llevar por nuestro, por otra parte justificado, cabreo.
 
Escrito por Droblo el 28 de marzo de 2016 con 43 comentarios
Es decir, si abrazar el proteccionismo es negativo, implica que el globalismo es positivo. Dudo mucho que esto sea así, salvo que seas un país suficientemente poderoso como para quedar campeón de todas las batallas con las reglas de la jungla (tanto más capital tienes, más poder tienes).
El mundo está gobernado por personajes que no pueden ni imaginar aquellos cuyos ojos no penetran entre los bastidores.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

Fleischman
No podía acabar con esta serie de artículos sobre los motivos por los que creo que la Humanidad ha alcanzado un techo, sin citar los problemas del sistema financiero global. ¿Cómo es posible que un negocio tan controlado y mimado por nuestras autoridades pueda generar tantas dudas, cómo es posible que un negocio aparentemente tan lucrativo  como tomar dinero barato y prestarlo caro no sea suficiente para asegurar la viabilidad de la banca?

Bueno, antes de nada hay que hacer un simple cálculo teórico que creo ayudará a entender algunas cosas. Si yo presto 100 mil € a 10 personas y uno de ellos no me devuelve el dinero, ¿a qué tipo de interés debo prestar los otros 900 mil para no perder dinero? Pues si quiero obtener un mínimo de 100 mil € en intereses que es lo que he perdido, deberé prestar al 11.11%. Por supuesto esto es un ejemplo simplista para ver que no es tan fácil ganar dinero prestándolo pero no es del todo así, aunque un crédito entre en mora y haya que provisionarlo por el 100%, se suele recuperar una gran parte, especialmente si hay avales o avalistas, además he hecho el cálculo para un año pero el tiempo que los tomadores pagan intereses suele ser mucho más largo. No obstante, demuestra una gran verdad: a más alta morosidad, menos baratos serán los tipos de los préstamos y si además la expectativa es que esa morosidad aumente o se mantenga (por eso las expectativas son tan importantes), peor aún por mucho que los tipos oficiales estén bajos. Y esto vale para bancos privados y para bancos públicos, ambos deben vigilar a quién prestan: unos porque responden ante sus accionistas y otros porque responden ante todos los ciudadanos que costearán las pérdidas si suceden.

Es por eso que en un mundo sin apenas crecimiento los bancos no saben qué hacer con la liquidez: por un lado invertir es arriesgado y prestar para que otros inviertan, también. No hablamos sólo de créditos a personas, sobre todo de créditos a empresas. Unas quitas como las que han tenido que asumir varias entidades financieras en Pescanova o en Abengoa, por poner dos ejemplos famosos entre las muchas empresas que han tenido problemas los últimos años, obligan a encarecer los préstamos a otros acreedores. Y cada vez que se relaja una exigencia, los tipos suben: si queremos la dación en pago, las hipotecas serán más caras o si queremos prohibir los desahucios, lo mismo. Además, los problemas de morosidad de las empresas acaban convirtiendo muchas veces al banco en accionista de ellas como ha pasado con muchas inmobiliarias en España, con lo que la calidad de activos del banco en ocasiones viene impuesta por la morosidad en lugar de por una selección meditada.

Luego está el tema de los bajos márgenes que se achaca a los bajos tipos de interés pero que tiene también mucho que ver con la transformación que ha supuesto la banca on line que está dejando en evidencia a la banca tradicional, obligada a cobrar más comisiones para poder mantener una cara infraestructura que no se justifica por su rentabilidad, incluso tras haber recortado empleos y oficinas por todo el mundo. Y en un futuro muy cercano es muy posible que empresas tecnológicas ofrezcan servicios financieros pudiéndose quedar con una gran cuota del negocio. Por otra parte, si el banco no gana dinero con su negocio tradicional buscará la rentabilidad asumiendo más riesgos en los mercados financieros convirtiendo sus beneficios en rehenes de la evolución de éstos.

Hay quien dice que la culpa de los problemas de la banca está en el exceso de regulación. No estoy de acuerdo, la regulación se ha mejorado en los últimos años y no debe debilitarse pero toda la regulación del mundo no servirá si hay una nueva crisis económica, o empeora la actual, porque los bancos, por culpa del bajísimo coeficiente de caja, tienen más dinero invertido del que realmente tienen. Mientras el coeficiente no suba, y mucho (como he defendido desde hace años), van a ser vulnerables a las crisis cíclicas y como todos (gobiernos y oposiciones) creen que la solución a la crisis está en que los bancos presten más, vamos por el camino contrario.

Los bancos deberían disponer de menos liquidez y prestarla/invertirla con el mayor control posible, es la única forma de acabar con su vulnerabilidad. Pero eso reduciría el crecimiento económico actual basado en la deuda y eso no lo quiere nadie. En eso están de acuerdo todos, tanto los de izquierdas como los de derechas y en concreto en Europa liderados por Draghi que inyecta cada vez más dinero barato y castiga a quien no lo hace cobrándole por sus depósitos. Pero BCE actúa de forma contraproducente al pedir más créditos a la vez que impone los tipos negativos, como explica el profesor Eijffinger:
Los bancos son reacios a trasladar la tasa de depósitos negativa a la tasa de ahorros, por miedo a perder depositantes. Por ende, se ven obligados a aumentar aún más sus márgenes en las hipotecas y los préstamos a pequeñas y medianas empresas. En consecuencia, contrariamente al objetivo del QE, están otorgando menos crédito a los hogares y las empresas.

Y si yo tengo una tienda que no vende, por más dinero que me presten al 0% con la garantía de mi stock, seguiré sin obtener beneficios y con el riesgo de que mis productos bajen de precio. No olvidemos que cuando BCE presta a las entidades financieras lo hace a cambio del aval de sus activos y por tanto no es BCE el que asume el riesgo de su impago o depreciación sino el banco.

Es decir, quieren obligar a los bancos a que relajen sus exigencias para que muevan el dinero, con eso aumentarán el riesgo y al menor asomo de recesión económica, caerán. No hay que ser un genio para saber que antes o después habrá otra recesión económica global puesto que las hay periódicamente; si los bancos de todo el mundo han sufrido con la quiebra de algunas pequeñas petrolíferas en los EUA, recesión en algunos emergentes y un descenso puntual en las bolsas de todo el mundo, ¿qué pasará cuando haya otra crisis? (no olvidemos que lo que hizo Draghi el otro día fue salvarlos del grave problema de los vencimientos de deuda de 2017 como bien explica aquí Kike Vázquez). Pues que los bancos sufrirán tanto que los estados saldrán con dinero público a intentar salvarlos con la excusa de la estabilidad financiera. Pero el pecado primero es incitarles a arriesgar de más. En España lo sabemos muy bien, por eso ningún banco privado quebró y las cajas sí, porque fueron las que más presiones políticas sufrieron para relajar sus criterios de inversión (aparte de colocar a corruptos en cargos de gestión, también por presiones políticas) con la permisividad del Banco de España cuyo gobernador también es un cargo político.

Pensar que con más créditos saldremos de la crisis y que es una buena política obligar a la banca a que aumente el riesgo, es de cortoplacistas. Pero es que además es una enorme contradicción con el afán regulatorio de los últimos años, no es de recibo aumentar exigencias de capital a las entidades financieras a la vez que las obligan a que arriesguen más con ese capital. Que se aclaren.

Escrito por Droblo el 25 de abril de 2016
"Anyone who believes exponential growth can go on forever in a finite world is either a madman or an economist." Kenneth Boulding
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: POSTs Drobo - No estamos tan mal pero…

El Ultimo Argentino
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Muy interesante todo.

A mí la verdad esto del crash/peak oil a veces me tiene un poco cansado.

Hace ya 6 años que abrí mi mente a la realidad del pico del petroleo y sus consecuencias, pero ya en 2004/5  se especulaba que  para 2015 estaríamos muy mal con terribles crisis y guerra mundial,etc.
Ya estamos en 2016 y todavía "no pasa nada", más allá de algunos altibajos el mundo es similar al del año 2006. siguen las Olimpiadas y mundiales a desarrollarse.
Así que ahora yo me pregunto y pregunto a todos en busca de una respuesta convincente.

¿ Para el 2025 o 2030, seguirá más o menos "todo como esta" ?, O tal vez  una vida BAU pero más sencilla que la actual?

Actualmente ya no se en que confiar, hay pronósticos que afirman que para el 2050 llegaremos a 9.000.000 millones de seres humanos, es una fecha muy lejana, hace unos años creía que "eso" nunca íba a pasar, pero hoy en día quien sabe si se llega a ese número?

Aunque 2050 no es lo mismo que 2030, tal vez lleguemos al 30 y el mundo seguirá siendo similar al actual. Sí algunos canarios van a colapsar y algunos estados fallidos en guerra,ect, pero "la mayoría" estará todavía ahí esperando el eterno colapso que nunca llega.

Quien sabe si todavía nos quedan 14 de "armisticio" (que no tranquilidad) para prepararse para el futuro incierto, pero mientras como suele decir Dario Ruarte sigamos con nuestra vida BAU.

Saludos y disculpen el off topic.Si alguien es tan amable y me aclara las dudas lo agradecería.
Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
Cargando...