Post: El colapso social [AMT]

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
51 mensajes Opciones
12
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Post: El colapso social [AMT]

JavierPerez
Antonio nos ofrece un nuevo artículo, medido y certero, sobre el carácter más social que económico del colapso que ya estamos viviendo.

Lo comentamos luego:

http://crashoil.blogspot.com.es/2016/11/el-colapso-social.html

Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Dario Ruarte
Iba leyendo el artículo -bonito como todos los de Antonio- y me daba un poco de pena ya que nada iba a poder aportar. Es muy "redondo" y bien terminado y sus fundamentos los comparto. Con suerte un aplauso y nada más.

Pero al llegar al último párrafo me doy con esto:

El fin del contrato implícito entre las élites y las masas, lo que implica el colapso social. Un colapso del cual la Humanidad sólo ha demostrado ser capaz de salir por tres vías: mediante el aislacionismo totalitario (hacia lo que parece tender el Reino Unido y quizá el EE.UU de Trump), hacia el militarismo predatorio (el camino que más tiempo ha seguido EE.UU. y el que parece ser el preferido de Europa, y sobre el que España tendrá que definirse) o hacia la movilización popular en busca de la resiliencia y la simplicidad voluntaria - el camino más difícil e imposible mientras se siga la ortodoxia económica dogmática actual.
Me puse a pensar en una lista alternativa para ver si podía enriquecer las opciones y he dado con esta -se ruega sumar opciones quien las tenga-:

a) Con un Dictador o Tirano o Gobierno Fuerte que "obligó" a la sociedad a adaptarse o cambiar.

- El caso de Cuba en su período especial.
- El caso de las hambrunas en Rusia y China (y las despiadadas acciones de Stalin y Mao respectivamente).
- Podríamos incluir a Franco en la etapa posterior a la Guerra Civil.

b) Con Gobiernos democráticos pero, que pudieron actuar con inteligencia para resolver los problemas.

- Se me ocurre el caso de Franklin Delano Roosevelt tras la crisis del 29 en USA.
- Se me ocurre el caso de la Inglaterra casi bloqueada durante la 2da GM.
- Se me ocurre el caso de Duhalde en la crisis argentina del 2001.

c) Abandonando lo que no puede salvarse y concentrando los esfuerzos en un área o zona más pequeña o diferente.

- El siempre citado caso de Bizancio y el Imperio Romano de Oriente. Se abandonó Occidente a su suerte y se concentraron los esfuerzos en una zona viable.

d) Con la guerra como excusa, sea para capturar recursos de otros o bien para resolver los problemas internos. (el militarismo predador que cita Antonio)

- Los romanos en gran parte de su historia.
- Hitler con su expansión.

e) Con revoluciones que cambiaron por completo la realidad social imperante.

- Revolución Francesa.
- Mao en China ?

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Julio
Dario Ruarte escribió
Me puse a pensar en una lista alternativa para ver si podía enriquecer las opciones y he dado con esta -se ruega sumar opciones quien las tenga-:
Yo no descartaría la vía que lleva a la pared, es decir, que no hay vía para esta sociedad. Como es evidente nunca ha ocurrido un colapso humano a nivel global (que no animal), aunque sí a pequeñas escalas cuando el mundo digamos era "mas grande". Supongo que nadie se enteró cuando colapsó la isla de Pascua, o el imperio Maya. Hoy lo veríamos en la CNN. Pero como digo, yo no descartaría que no hubiera solución para esta civilización. No creo en la aniquilación total, evidentemente, ya que haría falta una guerra termonuclear absoluta y quizá ni así, pero sí pienso en comunidades que van perdiendo recursos, tecnología y saber y se van haciendo cada vez más pequeñas en un mundo que vuelve a "ser más grande" otra vez dada la imposibilidad material de viajar rápido y tener comunicaciones que se mueven a la velocidad de la luz. Y perdido el contacto, de ahí a una nueva Edad Media otra vez en unas décadas. Pudiera ser que fuera nuestro destino. Quién sabe...
"Maybe all the oil we can afford is already behind pipe"
Rune Likvern
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Joan
Había puesto la entrada de Margarita Mediavilla en otro hilo, pero creo que combina perfectamente con el post de Antonio:

 http://www.eis.uva.es/energiasostenible/?p=3240

Y ya que Antonio en su post habla del documental Decrecimiento, pongo aquí el documental La Cruda Realidad, donde Antonio tiene un papel central. Yo no conocía este documental hasta ayer, y creo no haberlo visto en el foro, mis disculpas, sí es un reiteración:

https://www.15-15-15.org/webzine/2016/11/05/documental-la-cruda-realidad-no-podemos-solucionar-un-problema-que-no-queremos-reconocer/

https://www.youtube.com/watch?v=s_SbYfdIoqw
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Igual, suscribo el 99.99%.

Todo menos un matiz: donde dice "estamos decreciendo porque es algo inevitable" yo diría "vamos a decrecer ..."

No sé si de golpe o a cachos, rápidamente o a cámara lenta, pasado mañana o en unos años, pero aún no estamos "en el otro lado de la curva".
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

chamaeleo
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Me gusta este tipo de artículos. Sin dejar de lado la gran importancia que tiene señalar la inmoralidad de un porcentaje apreciable de las clases dirigentes, se insiste en que esto no es novedad, ya que siempre estuvo ahí; por lo que a la fuerza, el problema de la crisis actual debe tener sus raíces en otras razones. De esta forma, sin infravalorar el tema grave e inmoral de la corrupción, se deja claro al lector que debe entender que el problema es otro.

Se insiste en que el nivel actual es todavía alto para aquel que todavía no haya sufrido la exclusión, y que de hecho el nivel sigue siendo más alto que hace pocas décadas. Cuántas veces he escuchado la contra-argumentación de que hoy los jóvenes viven muchísimo mejor que sus padres y sus abuelos. Siendo cierta esa afirmación para muchos casos (aunque no para todos), conviene aclarar otras cosas:

Si bien es cierto que ahora muchos de nosotros estamos mejor que nuestros padres y abuelos a nuestras edades, hay un matiz que no se puede ignorar: en la época de nuestros abuelos y padres, ellos podían estar francamente mal, pero mejorando, cada año que pasaba estaban un poquito menos peor, tenían buenas perspectivas de futuro; y ahora nosotros estamos muy bien, con unas comodidades que ya quisieran nuestros antepasados más directos a nuestras edades; pero cada año que pasa estamos menos bien, empeorando, con malas perspectivas de futuro.

La economía y la sociedad tolera bien el crecimiento: en el año 1964 se vendían 100 televisores, y en el año 1965 se vendían 150 televisores, y eso se podría ver como un dato positivo.

En el año 2008 se vendían 9.000.000 de televisores, y en el 2009, se vendían 5.000.000. Se da la circunstancia que en el 2009 se vendieron muchas más televisiones que en 1965, pero la percepción y la perspectiva de futuro era muy negativa, y eso la economía, con el modelo actual, no lo puede tolerar.

(Aviso que los datos de ventas son inventados).

Por eso se da la paradoja de que, aún disponiendo de una gran riqueza, mayor que casi cualquier época pasada excepto la última docena o quincena de años, el simple hecho de que esa riqueza sea inferior a la de años precedentes, repercute en un gran daño a la clase social. Es una lástima, porque todavía hay recursos suficientes para que todos pudiéramos vivir muy bien; pero hay algo que hace que no sea así.


Mi contrapunto con respecto al post, y aún a riesgo de repetirme:

Sigo pensando que una simplicidad voluntaria, al menos llevada al extremo, no sería lo mejor. Está claro que con menos recursos no se puede mantener la complejidad actual, pero pareciera que la única alternativa sea tirar con poblaciones rurales o casi tribales. Podré ser pesado con el tema, pero pienso que en un ambiente excesivamente ruralizado será difícil mantener una eficiencia alta.

Y no deberíamos renunciar a la eficiencia y a la productividad, lo que deberíamos hacer es cambiar de prioridad: en lugar de tener como objetivo producir más, más y más, el objetivo es usar los logros de la productividad y la eficiencia para gastar menos, menos y menos, minimizando las repercusiones negativas del decrecimiento.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

--------------------
A veces observar la naturaleza inspira. Aquí en el pueblo donde vivo tengo uno de esos raros placeres de los que no disfrutaba en Barcelona: pasear a la orilla del lago. O al menos mientras la temperatura es todavía soportable, claro. Tampoco es que haya mucho más que hacer: pasear por el lago o meterte en un bar, que también inspira lo suyo, sobre todo después de la cuarta o la quinta cerveza...

Así que el otro día, en lugar de levantar el negocio de la restauración local, y para no tirar a hacer puñetas una semana de entrenamiento (qué coño, porque era fiesta y estaban todos en Milán o esquiando y no tenía con quién ir a tomar algo), me fui a pasear por la orilla aprovechando que al mediodía todavía no se congelaban las intenciones.

Paseando por el lago observé el comportamiento de las olas. Uno no sabe muy bien en qué punto se originan, y en un lago relativamente estrecho, debería ser mucho más fácil verlo que en el mar. Algún suceso caótico provoca que la superficie del agua se ondule, y esa onda, que en realidad concentra una gran cantidad de energía, se expande en un frente muy amplio. A medida que se acerca a la orilla, sin embargo, se vuelve más alta, y más perceptible, sencillamente porque tiene que seguir avanzando, pero no tiene espacio por debajo (el suelo está más cerca de la superficie en la orilla). Si el avance es lo suficientemente lento, o la pendiente del suelo es lo suficientemente suave, o ambas cosas, la ola avanza perezosamente y prácticamente se extingue en la orilla, de forma suave y se retira sin más. Si en cambio la ola avanza con mucha fuerza, o la pendiente del suelo es muy irregular, el frente de la ola toca antes con el suelo, por lo que se frena un poco, pero la parte posterior todavía avanza al mismo ritmo, por lo que la masa de agua que arrastra la ola tiende a seguir su  movimiento, haciendo que "trepe" sobre su propio frente, y consecuentemente la ola se estrecha y se alza. Aparentemente la ola está ganando en altura, y sin embargo, está perdiendo energía. La diferencia de velocidad entre la parte anterior y posterior de la ola hace que cada vez sea más alta y más estrecha, sencillamente porque la base avanza mucho más lenta que el resto de la ola, que sigue avanzando con toda su inercia. Y cuanto más se acerca a la orilla, y mayor se hace la pendiente del suelo, tanto más se frena el frente de la ola, y tanto más se alza su cresta. Cuando llega el momento en el que la velocidad de la base y la velocidad de la cresta se igualan, la ola es prácticamente un muro de agua vertical, pero esa estabilidad pronto se pierde, y la ola empieza a rizarse porque el frente sigue frenando y la cresta sigue avanzando, hasta que finalmente la ola colapsa porque la cresta quiere seguir su avance pero no hay agua debajo que la sustente, ya que su base quedó atrás. Y entonces la ola se deshace en un estallido de espuma y burbujas, golpea la orilla, la desordena, regurgita toda la basura del lago en la orilla, y luego se retira de forma más o menos desordenada hasta que llegue la próxima ola.

Nosotros estamos cabalgando la cresta de una ola y acercándonos a la orilla. Sí, estamos más arriba que estaban nuestros antepasados, es cierto, así que nuestra posición es cojonuda para ver el paisaje al que nos dirigimos. Nos parece que vamos más rápidos y más altos que nunca, porque en realidad no advertimos que el fondo es irregular y su pendiente es cada vez más acusada. Tal vez los que están más abajo son capaces de percibir que van más lentos que antes (y a lo mejor por eso votan lo que se supone que no deben votar), pero desde la cresta nos parece que vamos viento en popa a toda vela, lanzados hacia nuestro destino. Pero ¿cómo de cerca estamos de la orilla? ¿cómo de cerca estamos de convertirnos en espuma y estrellarnos contra las rocas? ¿de verdad con la diferencia de velocidad entre la base y la cresta cabe la posibilidad de un "aterrizaje suave"?

Saludos,
D.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Abadín
Genial metáfora
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por --------------------
+10
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por --------------------
Qué hijo de puxxxx. Qué bonito que lo dijo !! 

Esto lo paso YA al cuaderno de robos y citas de terceros de los cuales me pienso adjudicar la autoria.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Christian
En respuesta a este mensaje publicado por --------------------
Hermoso
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Beamspot
En respuesta a este mensaje publicado por --------------------
¿Alguien me puede decir dónde hay una tienda de enmarcar entradas de blog cerca de mi casa?

Es que esta vale la pena ponerla en la entrada...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Kanbei
Demóstenes, para traducir a varios idiomas lo tuyo!
 "Lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla" Tsun Zu
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Juan Carlos
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Colapso social en EE.UU. Buen análisis de AMT del país norteamericano pero me hubiera gustado que antes Antonio hubiera analizado el colapso social en España después la segunda investidura de Rajoy.


 

El fenómeno Donald Trump hay que encuadrarlo dentro del contexto neoliberal en el que vivimos. En los EE.UU ha habido ganadores y perdedores con esta política. Los perdedores son la clase asalariada norteamericana cada vez más deprimida en una espiral de sueldos bajos y falta de expectativas en el futuro. Es esta una de las razones por las cuales  se ha polarizado la sociedad norteamericana. Otra podría ser la nefasta política de Obama en clave interna. El Obamacare ha generado bastante malestar en la franja poblacional de clases media altas y altas.

El gobierno Obama ha sido un cúmulo de promesas incumplidas. Tanto a nivel nacional como internacional, sus políticas han demostrado ser la continuación de las presidencias de Bush Junior. Obama antes de ser elegido por primera vez presidente de EE.UU. Golman Sachs le impuso el gabinete que debía nombrar. De las grandes decepciones del pueblo se pasa a la frustración, a la rabia y por último al triunfo de los populismos ya sean de izquierdas o de derechas.

Los populismos tienen sus momentos históricos los cuales es conveniente aprovechar. Cuando los poderes hegemónicos no resuelven satisfactoriamente problemas estructurales de la sociedad como puede ser el empleo, la salud, el terrorismo etc, surge indignación que puede ser reconducida por cauces políticos. Esto fue lo que hizo Donald Trump y lo que pretendía hacer Bernie Sanders antes de que fuera fulminado por Hillary Clinton.

En EE.UU. hay base social para que discursos populistas como el de Sanders o el de Trump calen en la sociedad. La arrrogancia de la candidata demócrata Hillary ignoró a la mitad de la población estadounidense, aquella que vive en el medio oeste americano, en el sureste y en los grandes lagos. Solamente con ganar en los cosmopolitas y ricos estados del noreste y de la costa oeste no fue suficiente.

Olvidarse de los rednecks, olvidarse de los blancos pobres o de los blancos con rentas medias venidos a menos por culpa de la deslocalización de puestos de trabajo y la ruina de zonas industriales como Detroit tiene sus consecuencias políticas. Más de un tercio de los estadounidenses no puede pagar sus deudas, los beneficios empresariales han caido durante cinco trimestres consecutivos, el porcentaje de americanos con trabajo a tiempo completo solamente es del 48% hay que retroceder a 1983 para encontrar esos números, el 62% de todos los estadounidenses tienen menos de 1000 dólares en ahorros.

Los problemas socioeconómicos en EE.UU se están asemejando a los años previos de la gran depresión de 1929. Eso no lo dan en las noticias, allí solamente contemplamos como la élite financiera yankee cada vez se hace más rica. ¿Por qué Donalad Trump con un discurso populista, xenófobo y rupturista tuvo más de 50 millones de votos? La respuesta más plausible es porque realmente hay mucha gente en Estados Unidos que lo esta pasando mal, de otra forma NO se explica como un discurso tan heterodoxo y agresivo haya triunfado. El mismo discurso que utilizaba Sanders desde un populismo de izquierdas, un contricante que le hubiera puesto a Trump muchos más problemas porque el discurso del septuagenario demócrata también conectaba con esos millones de personas que ya no se sienten representados por los políticos ortodoxos.

Respecto a la explicación que da AMT en su post de estas sorpresas políticas que suceden en Europa y Estados Unidos, tanto con el Brexit como con el triunfo de Trump, es la del decrecimiento energético. No estoy en desacuerdo con este planteamiento, sin embargo, utilizar la crisis energética como comodin para explicar todas las crisis sociales, políticas y económicas del 2016 lo considero un argumento que tiende a simplificar los problemas actuales.

Aparte del atolladero energético, lo que falla ahora es la política y la economía. El paradigma económico del neoliberalismo hace aguas, en Europa lo hemos comprobado con el Brexit y en EE.UU. con el triunfo de Trump. Hay un propósito de volver al proteccionismo precisamente para atajar el problema social que esta presentando para las economías desarrolladas la laxitud de normas en los intercambios económicos y comerciales que únicamente acumulan capital para una pequeña fracción de la sociedad mientras que otra buena parte de la ciudadanía comienza a tener problemas. Eso explicaría el auge anti inmigración en Europa, el discurso xenófobo que ha sido bien recibido, tal vez la gente no sea racista pero cuando ve peligrar su sustento el populismo emerge y crece de forma exponencial.

Es conveniente reconocer que aparte del problema energético ahora tenemos un problema económico-político grave que esta afectando a una buena parte de la sociedad. Con ignorar a la clase media no es suficiente para solucionar el entuerto.

El tejido social se esta rompiendo y creo que será muy difícil reconstruirlo con la misma política neoliberal que se aplica en la actualidad. El proteccionismo ya asoma la cabeza en forma de Brexit y de Trump en la presidencia de los EE.UU. No creo en recetas fáciles para resolver problemas difíciles y estructurales.

Estoy de acuerdo con AMT acerca de que el Crash Oil se va a manifestar en forma de colapso social y no en precios altos de los hidrocarburos. A la gallina de los huevos de petróleo todavía no la han matado pero dentro de unos años harán un buen caldo con ella.

Un cordial saludo

Nota: Dejo un enlace a los foristas que les interese el tema social y económico de los EE.UU. Allí pueden acceder a información novedosa sobre la realidad de ese país.

Enlace 

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: El colapso social [AMT]

Dario Ruarte
Personalmente tengo esta sensación -y por eso hablo de políticos "idiotas"-.

Ser un político de tiempo completo no es fácil. Es una carrera complicada, de 24/7; en la que tienes que especializarte. Hay puñaladas, cuchillazos, llaves de catch, piquetes de ojo y demás.

Antes, no era tan grave porque los fenómenos económicos iban a "velocidad normal" y les daba tiempo a entenderlos y enfrentarlos.

Desde 1991 (cuando Clinton libera el demonio de los derivados) el mundo se ha convertido en un sitio que MUY POCOS (si es que algunos) entienden.

Si a eso le sumamos dos fenómenos TERMINALES (que no tienen vuelta atrás) como son: cambio climático y peak oil; tienes un cóctel para especialistas que está muy por encima de lo que un político ha tenido tiempo de estudiar en su vida (poco, todo el tiempo es para los empujones).

Supuestamente dependes de los "asesores" pero, aún estos, se enfrentan al problema de explicar cosas que los políticos no necesariamente entienden y, como todos sabemos nadie patea el tarro del que cobra el sueldo.

En consecuencia tenemos a una dirigencia con una mentalidad de 1980 en un mundo "2020". No lo entienden. No saben los cambios que se necesitan. Usan libretos que ya no se adaptan a la realidad.

Y, si le ha pasado a la PRENSA ESCRITA -que se supone están informados de la realidad- que no ha sabido adecuarse a la nueva realidad y están desapareciendo, imagínense la distancia conceptual en la que viven los políticos que, por si fuera poco, están encerrados una burbuja estraña (la lucha por el poder).

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Cambio de ola cultural...

JavierPerez
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Political correctness means you can not call me “nigger”, but I can call you “redneck”.

Y resulta que hay un grupo social que ya no aguanta más toda esa dictadura de lo políticamente correcto.

Y con un voto troll, o hooligan, utiliza su papeleta para mandar a tomar por culo a los guays, a los que los apoyan, y a los que simplemente lo parecen.

Hay un grupo que cree en el sentido de las naciones, unos como identidad cultural y otros como conjunto económico, y no acepta que cualquiera se le ponga por delante, o siquiera pretenda igualarse a ellos en su propia casa.

Hay un grupo que ya no se cree los pretextos con que se hacen las guerras, y se vuelve aislacionista.

Hay un grupo se atreve ya a decir en voz alta que sólo hay dos clases de inmigrantes: los que quieren trabajar y los que no. Los primeros compiten contigo y empujan tu salario a la baja, y los segundos viven directamente de tu esfuerzo.

Hay un grupo que cree que la prosperidad no consiste en que las empresas ganen más produciendo fuera, por mucho que crezca el PIB, y que el verdadero poder de nuestro tiempo no está en tener la producción, sino tener el mercado.

Hay un grupo al que le molestan las monsergas moralistas y que, tras abandonar su religión por no querer permitir que terceros inoculasen y explotasen en ellos el sentimiento de culpa, no toleran en modo alguno que sean ahora otros predicadores laicos los que vuelven a intentar sembrar y aprovechar ese sentimiento de culpa.

Son muchos grupos, como veis. Y contra todo pronóstico, resulta que, sumados, son mayoría, aunque ni siquiera ellos mismos lo sospechaban.

No, el colapso no se va a detener. Pero el es el fin de la progredumbre.

Algo es algo.
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Julio
JavierPerez escribió
Political correctness means you can not call me “nigger”, but I can call you “redneck”.



Hay un grupo que cree en el sentido de las naciones, unos como identidad cultural y otros como conjunto económico, y no acepta que cualquiera se le ponga por delante, o siquiera pretenda igualarse a ellos en su propia casa.

Hay un grupo que ya no se cree los pretextos con que se hacen las guerras, y se vuelve aislacionista.

Hay un grupo se atreve ya a decir en voz alta que sólo hay dos clases de inmigrantes: los que quieren trabajar y los que no. Los primeros compiten contigo y empujan tu salario a la baja, y los segundos viven directamente de tu esfuerzo.

Hay un grupo que cree que la prosperidad no consiste en que las empresas ganen más produciendo fuera, por mucho que crezca el PIB, y que el verdadero poder de nuestro tiempo no está en tener la producción, sino tener el mercado.


 
Hay un grupo que ha pasado de creer a pies juntillas lo que dice la prensa, la radio y la televisión, a leer, escuchar y verlo al principio con cierta incredulidad y ahora con franco rechazo y hostilidad, optando por medios "alternativos" pero mucho más creíbles.
"Maybe all the oil we can afford is already behind pipe"
Rune Likvern
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

El ano Demóstenes
Usuario Bloqueado
Este mensaje fue actualizado el .
CONTENIDOS ELIMINADOS
El autor ha borrado este mensaje.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Beamspot
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
También hay un grupo que ve venir el ecofascismo y se rebela (para poner su propio fascismo).

Y de la misma manera, hay otros grupos que simplemente están hartos de la supremacía moral y cultural que muchos van proclamando, cansados de ver que es pura farsa huera y hueca, por no decir hipocresía y cosas peores.

Y sin embargo, una reciente lectura en otra web me ha demostrado que no han aprendido en absoluto de sus errores (porque, como muchos, no quieren verlos, siempre es culpa de los demás).
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Juan Carlos
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Javierperez,

Pienso que el problema político actual es que ya no hay alternativa ideológica. Las socialdemocracias en los países desarrollados han traicionado a las clases trabajadoras. El neoliberalismo ha conseguido fusionar en un solo partido las diferencias de intereses de clase que existen en el sistema capitalista.

Los antecedentes hay que buscarlos en la década de los ochenta del siglo pasado cuando Reagan y Tatcher impusieron las recetas neoliberales en sus respectivos países que décadas después se han convertido en el único modelo político de este mundo globalizado con la complicidad necesaria de las socialdemocracias europeas y el partido demócrata en EE.UU.

La presidencia de Bill Clinton afianzó las políticas neoliberales impuestas por sus antecesores republicanos, durante su presidencia se desreguló el comercio y el capital financiero. Él fue quien firmó los primeros tratados de libre comercio como el NAFTA muy impopular dentro de los sindicatos estadounidenses. Este tratado originó el desmantelamiento de la industria manufacturera que daba empleos a millones de americanos, hoy en paro y seguramente votantes de Trump. Clinton también fue el causante de la desregulación de la banca eliminando la separación entre banca comercial y banca de inversión, derogó la famosa ley Glass-Steagall, que instauró Roosevelt durante el New Deal. Este hecho dio impulso a los movimientos especulativos que ha provocado las burbujas financieras de este siglo como las punto com y la crisis inmobiliaria.

La tercera vía es el eufemismo que utilizó Tony Blair en Gran Bretaña o Clinton y Obama en USA para desmatelar las socialdemocracias. Mientras las rentas del trabajo no dejan de disminuir, las rentas del capital siguen aumentando. En eso consiste la globalización, en el rescate de los bancos con el dinero público, ¿algún banquero ha ido a la cárcel después de la crisis inmobiliaria que arruinó a millones de personas?.

Ahora ningún partido político representa a la clase trabajadora, el partido demócrata en EE.UU. que representaba sus intereses hace unas décadas ha convergido con el neoliberalismo para apuntalar la globalización. Los partidos socialdemócratas europeos han convergido con los conservadores para reforzar la importancia de la empresa privada sobre lo público.

Trump, un populista de derechas, se erigió como el líder de los trabajadores ya que los demócratas asumieron el rol de defensores del establishment financiero, alejados muy mucho de sus electores, lo mismo que el socialismo español cada vez se aleja más de su ideología para coincidir con el partido popular. Los socialdemócratas estan huérfanos por eso el populismo, en este caso de derechas, asume las aspiraciones de clase trabajadora olvidada por el sistema. 

Javier, la participación de la clase media en el total del ingreso nacional en USA pasó del 62% en 1970 a solamente el 43% en el 2014. Los hogares con ingresos bajos pasó de una cuarta parte a una tercera parte. Recorrer el rust belt o cinturon de oxido de EE.UU. es deprimente, antes una boyante zona industrial automovilistica, siderurgica, farmacéutica etc. hoy es un campo zombi donde deambulan millones de personas sin futuro. Desde 1980 EE.UU. ha perdido más de 8 millones de empleos industriales, eso es una de las consecuencias de la globalización tan ardientemente defendida por los partidos socialdemócratas y los partidos conservadoes europeos.

Paradojicamente la extrema derecha defendiendo a la clase trabajadora, paradojicamente el populismo de derechas obteniendo votos de la clase obrera. La gente votó en contra de sus convicciones porque el partido demócrata ya no los representa. Hillary reprentaba mejor que nadie una élite financiera, representaba más que nadie la globalización, representaba el neoliberalismo tal vez más que el partido republicano.

Ahora llaman populismo a cualquier partido que defienda o que trate de defender a las clases obreras o las clases medias, lo cool es defender a los bancos, a las empresas y los tratados de libre comercio. No importa que la deslocalización induzca a que exploten los niños de Bangladesh trabajando por un euro todo el día confeccionando camisas que más tarde se venderán en Suecia por 30 euros. Eso es el sagrado libre comercio, incuestionable tanto para los socialdemócratas como para los conservadores. Cualquiera que se trate de salir de ese marco de referencia se le tilda de populista, outsider o perroflauta.

Pienso que sería un buen ejercicio de empatía ponerser en los zapatos de esos millones de norte-americanos que votaron a Trump, tal vez con ira y con un sentimiento de frustración. ¿Usted que haría en su misma situación? La esperanza de un pueblo desinflada por el gobierno demócrata de Obama, un cambio real que nunca llegó por más que se le esperó.

No tengo idea en que terminarán los populismos tanto en EE.UU y Europa. Trump puede ser un buen presidente rompiendo con lo peor de este sistema, puede ser la continuación de la corriente neoliberal empezada por Reagan y que ha tenido sus mejores baluartes dentro de las filas demócratas. Puede que todo cambie, que nada cambie o que algo cambie. Nadie los sabe.

Un saludo

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Hudson
En respuesta a este mensaje publicado por El ano Demóstenes
A mi me hizo gracia Iglesias en una de sus primeras reacciones a la victoria de Trump, cuando comentaba el mensaje de felicitación de Rajoy a Trump, de lo más neutro y correcto.

"Cuando nosotros gobernemos, nos llevaremos bien con todos los países, pero anteponiendo los intereses de nuestro país por encima de todo"

Una de las primeras frases de Trump:

"Nos llevaremos bien con todos los países que quieran llevarse bien con nosotros, pero poniendo los intereses de US por delante"

Uno es populista de izquierdas y el otro de derechas, pero como los extremos se tocan, acaban siendo lo mismo, aunque se rechazen furibundamente uno al otro. Bueno Iglesias a Trump, no creo que Donald conozca a Pablo

Saludos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Julio
Hudson escribió

Uno es populista de izquierdas y el otro de derechas, pero como los extremos se tocan, acaban siendo lo mismo, aunque se rechazen furibundamente uno al otro. Bueno Iglesias a Trump, no creo que Donald conozca a Pablo
Populismo debe de ser la nueva palabra de moda para englobar a todos aquellos que ponen de manifiesto que el pueblo está jod..., y se usa con bastante desprecio cuando prácticamente todos en este foro sabemos que la clase media ha muerto (o va en camino), que los pobres lo llevan igual de crudo o peor que antes, y que sólo una élite se va a beneficiar (aunque yo creo que temporalmente) de esta economía financiarizada que no deja de ser un remedo de lo que era una economía industrial que crecía con fuerza.
Lo único que se le puede reprochar al populismo es que nos haga creer que aún hay soluciones convencionales, pero eso también lo hacen los otros mientras ocultan que el mundo se degrada a velocidades increíbles.

Pues si es así, yo también soy populista, y a mucha honra.
"Maybe all the oil we can afford is already behind pipe"
Rune Likvern
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Beamspot
En respuesta a este mensaje publicado por Hudson
Creo que hay una diferencia importante, pero explicarla es largo.

Trump es contrario a los del stablishment de verdad (excepto una importante muy pequeña minoría), y eso es hasta demostrable. De hecho, el análisis de este punto es de lo más relevante que habría que hacer.

Podemos, sin embargo, son hijos de la casta que piden su herencia. Son un invento del stablishment (de todo en general) mismo, para canalizar el descontento. Y también es demostrable.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Colombo
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por Julio
...como diría algún filósofo, la única realidad es la guerra. En este caso los adversarios son Populistas versus Élite (Casta) y las posiciones, muy resumidas son estas

Populistas : Reparto de la riqueza.
Élites        : Tengo derecho a mi riqueza.

En realidad sabemos que la mayor parte de la riqueza de las élites procede del robo y el abuso; bién del trabajo, del medio ambiente o de ambas; pero suelen disponer de los medios para asegurar sus "derechos".
Del lado populista se pretende que el robo de las élites redunde en la "comunidad" mediante el pago de impuestos; normalmente sin conseguirlo y mas en un contexto globalizado. De esta forma la vida de la mayoría de la gente depende de que haya un crecimiento del PIB; que aumenta la riqueza de las élites y sostiene la vida de los trabajadores. El crecimiento económico es el auténtico contrato social y de alguna forma esta es una guerra de locos que no va a ganar nadie.

Por supuesto la lucha por el poder y su conservación está siempre presente en las sociedades humanas y en primates en general.

 
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

El ano Demóstenes
Usuario Bloqueado
Este mensaje fue actualizado el .
CONTENIDOS ELIMINADOS
El autor ha borrado este mensaje.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

El ano Demóstenes
Usuario Bloqueado
Este mensaje fue actualizado el .
CONTENIDOS ELIMINADOS
El autor ha borrado este mensaje.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

jaimeguada
Lester Galván escribió
Por cierto, en este último post AMT dice que la energía total disponible en el planeta aún no ha dejado de crecer pero que estamos cerca....

Él no decía que la energía neta ya estaba disminuyendo desde el 2010? Ahora dice que sigue aumentando y por lo que parece el pico de todos los líquidos en 2015 no se va a cumplir.

Conclusión: ni hay pico todavía ni la energía total ha empezado a descender.
"Lester Galvan": Déjame adivinar...has "aterrizado" en el mundillo del peakoil hace poco. No te lo tomes a mal, que aquí todos nos llevamos bien . Lo digo porque lo que pones estos días se parece mucho a como empecé yo en 2008 a interesarme por esto.

Se me abrió un mundo de datos, previsiones, cifras que casi daban ganas de "echarse uno al monte". Poco a poco fui descubriendo de que el tema es mas elástico de lo que veía en los fríos números. Mi impresión inicial es que en uno o 2 años iba a haber serios problemas. Y en ese tiempo la producción mundial ha subido 10 millones de barriles diarios.

Ojo, esto no significa que vaya a subir otros 10 a 2025, pero si que no es tan inminente el precipicio (en mi opinión). O sea, que no vendas la casa, el coche y te vayas cual Curro Jiménez al monte. De momento, aguantaremos unos años...

Si he acertado, bienvenido a este apasionante mundillo, si me he colado, mil disculpas. Y en ambos casos, gracias por los aportes y comentarios.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Juan Carlos
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por Julio
Julio escribió
Populismo debe de ser la nueva palabra de moda para englobar a todos aquellos que ponen de manifiesto que el pueblo está jod..., y se usa con bastante desprecio cuando prácticamente todos en este foro sabemos que la clase media ha muerto (o va en camino), que los pobres lo llevan igual de crudo o peor que antes, y que sólo una élite se va a beneficiar (aunque yo creo que temporalmente) de esta economía financiarizada que no deja de ser un remedo de lo que era una economía industrial que crecía con fuerza.
Lo único que se le puede reprochar al populismo es que nos haga creer que aún hay soluciones convencionales, pero eso también lo hacen los otros mientras ocultan que el mundo se degrada a velocidades increíbles.

Pues si es así, yo también soy populista, y a mucha honra.
Julio, hay un artículo que resume muy bien el problema económico y político que atravesamos. Creo que no le podemos echar toda la culpa al descenso de la energía neta y al Peak Oil. También el neoliberalismo y la globalización han colaborado para que nos encontremos donde estamos.

Ahora coloco este artículo escrito por Guillermo Oglietti y Sergio Martín-Carrillo titulado:


POR QUÉ GANÓ TRUMP Y LA CRISIS DEL MODELO DE GLOBALIZACIÓN ACTUAL



Los medios, la política tradicional, todos, están asombrados con los resultados electorales en EEUU. Las encuestas fallaron sobre la intención de la ciudadanía, tanto como la ciudadanía acertó en desafiar la voluntad del estatus quo. A la luz de las encuestas, el resultado de la elección estadounidense es sorprendente, pero nada es más comprensible que el resultado desde el punto de vista de los ciudadanos.

Muchas explicaciones compiten por analizar los resultados que muchos han calificado como decepcionantes para el establishment global. Así parecía reflejarlo durante las primeras horas en las que comenzaba a vislumbrarse el triunfo de Trump. Caía el precio del petróleo, el dólar se devaluaba, las bolsas asiáticas y europeas se desplomaban… parecía que Wall Street seguiría ese curso tras abrir sus puertas, sin embargo, Wall Street se mostró confiado con el nuevo Presidente. La Bolsa estadounidense subió, y a ésta la siguieron con confianza las europeas. El precio del petróleo recuperó sus valores y el dólar se fortalecía de manera notable. El candidato que no era del establishment, contentaba a los aparatos del establishment. ¿Hasta qué punto Donald Trump es por tanto un verdadero outsiders? En el discurso mantenido para ganar las elecciones lo era, sin duda. Pero tenemos nuestras dudas ahora que ya se ha convertido en Presidente electo de los Estados Unidos.

Volviendo a las causas de la victoria de Trump, una explicación predomina si observamos las elecciones estadounidenses bajo una óptica global: los resultados electorales en EEUU y los de otras geografías muestran un voto bien definido contra la actual globalización.

En España el descontento con la globalización se plasmó en el discurso en defensa del Estado de Bienestar amenazado por la globalización y la integración neoliberal europea, esto propició el nacimiento y el auge de Podemos, así como la fractura del PSOE, uno de los dos representantes del establishment en España (junto al PP). En el Reino Unido, esto se plasmó con el Brexit y el ascenso discurso antieuropeo. En Grecia fue con el ascenso de Tsipras, que logró gracias a un discurso soberanista, es decir, antiglobalización (que al final no cumplió) ganar dos elecciones consecutivas. El apoyo popular que recibió Sanders en las primarias de EEUU, si bien no alcanzó a triunfar sobre el aparato partidario manejado por Clinton, fue el primer reflejo del voto anti globalización que sobrevendría. El triunfo de Trump es otro hito en esta sucesión de eventos. Todos estos resultados tienen un factor común: el descontento con la globalización.

Trump ganó aun a pesar de lo que dice y hace.

Los votantes aumentan su preferencia por las ofertas electorales que muestran un discurso más desafiante con la globalización en cualquiera de sus manifestaciones. El avance en el este y centro de Europa y en Francia de partidos xenófobos, como el Frente Nacional, también ponen de manifiesto el actual descontento con la globalización neoliberal. Sin embargo, y muy en contra del discurso que quieren imponer los medios hegemónicos, las causas del auge de partidos como Syriza en Grecia o Podemos en España pueden ser las mismas que las del auge de partidos como el Frente Nacional francés, el UKIP en Gran Bretaña o figuras como la de Trump, sin embargo, las soluciones frente a la actual crisis de modelo son radicalmente diferentes. No es momento de hacer demagogia y poner en el mismo saco a unos y otros con la única finalidad de salvar el modelo en crisis. Esto puede tener terribles consecuencias que ya padeció Europa en particular y todo el mundo en general en la década de los ´30.

En Trump encontramos simultáneamente el discurso xenófobo junto al discurso soberanista, el muro con México y el lema de campaña “Make America Great Again” que en campaña Trump vinculó a la falta de proteccionismo, la destrucción de 60.000 empresas industriales que cerraron y millones de empleos industriales perdidos. Trump ha ganado esta elección con un discurso antiglobalización, eligiendo quirúrgicamente a sus enemigos, los inmigrantes que le quitan puestos de trabajo a los norteamericanos, el liberalismo comercial que desplaza puestos de trabajo al resto del mundo y al gran ganador de la globalización, Wall Street y los medios de comunicación que lo acompañan.

No es el triunfo de la antipolitica. Por el contrario, lo que llevó a un magnate de derecha al poder fue precisamente la incapacidad del sistema político norteamericano para presentar las alternativas correctas. Fue la falta de política de los partidos que proscribieron la mejor opción, junto al interés político de los ciudadanos los que encumbraron a Trump. Sobre esto, hay que entender que la disputa electoral en los EEUU no se fraguó en el turnismo entre Demócratas y Republicanos, sino que se desarrolló en el enfrentamiento entre el mantenimiento del status quo del sistema, y la ruptura del mismo mediante un discurso que si era abiertamente contrario al sistema político estadounidense. En este sentido, queda de manifiesto que el mejor candidato para disputar la presidencia a Trump no era Hillary Clinton, sino que era Bernie Sanders. Pero éste, evidentemente, si que no contaba con la bendición de los grupos de poder estadounidenses.

Trump le ganó al establishment político, al Partido Demócrata, le ganó al propio Partido Republicano (recordemos que muchos líderes del partido, como los Bush, afirmaron que iban a votar a Clinton), al partido mediático, ganó contra la voluntad de las cancillerías extranjeras (la canciller argentina, Susana Malcorra haciendo gala de un timing político sin parangón, manifestó el mismo día de la elección su preferencia por el triunfo de Clinton) y aparentemente también había ganado a Wall Street. El triunfo de Trump es impresionante y muestra una rebelión contra el estatus quo que sostiene este sistema de globalización que contribuye a la incertidumbre y la infelicidad mundial.

La globalización neoliberal está enferma. No sirve a los intereses de la humanidad. Los ciudadanos del mundo la perciben ampliamente como un problema. Los acuerdos internacionales son negociados en secreto, a espaldas de los ciudadanos para que los trabajadores no sepan de qué se trata. En ningún acuerdo comercial internacional los trabajadores de los países involucrados han participado en las negociaciones. Ninguno de los acuerdos comerciales logrados en el planeta incluye cláusulas serias vinculadas a la defensa del trabajo, de los trabajadores y su nivel de vida. Solo se incorporan unas cuantas cláusulas que remiten a las modestas directrices de la Organización Internacional del Trabajo que solo sirven para darle legitimidad a estos tratados que empeoran la vida de todos los ciudadanos del globo. Las negociaciones de tratados comerciales internacionales han reservado un solo lugar a la participación de los trabajadores, la calle, y a veces ni tan siquiera eso. Pero el descontento está montándose en las urnas. Parece ser que a pesar de lo débiles que son nuestras democracias para representar los intereses de las mayorías, la rebelión popular contra la globalización está materializándose en votos. Una de las principales víctimas que esta rebelión de votantes está mostrando son los grandes medios de comunicación. Sin dudarlo, los medios están permeados por los intereses de las grandes finanzas y las transnacionales que contribuyen a financiarlos, por lo que “todos” son extremadamente conservadores en lo económico. Los medios son el principal pilar que sostiene el modelo actual de globalización. Permeados por los intereses de las grandes corporaciones y las finanzas, han logrado con mucho éxito, anular la democracia como instrumento de representación de las mayorías. El modelo actual de globalización agoniza, pero no está enterrado aún gracias a la capacidad de los medios de comunicación para cumplir este papel nefasto.

Latinoamérica debe evaluar los riesgos y aprovechar las oportunidades. Si Trump procura un cambio de estilo en la política exterior estadounidense, los resultados para Latinoamérica en términos geopolíticos podrían ser positivos. La competencia global dejaría de ser la excusa favorita para aplicar paquetazos, ajustes, privatizaciones etc. que tanto afectan al desarrollo de nuestros países. La xenofobia de Trump también servirá para desacreditar a nuestras élites más americanófilas y posiblemente brinde una ventana de oportunidad para poner en valor propuestas más soberanistas y emancipadoras tan relegadas en algunos países de la región. Lamentablemente, y a pesar del discurso pre-electoral de Trump, es difícil que la política exterior de EEUU hacia la América Latina cambie significativamente, ya que es, y seguirá siendo, conducida por los intereses de sus corporaciones.

Tenemos algunas pocas certidumbres tras estas elecciones. Una es que estamos en presencia de una profunda crisis del modelo de globalización impulsado por el neoliberalismo, que no cuenta para nada con el beneplácito de las grandes mayorías. Una segunda certidumbre es que frente al desencanto que genera esta globalización, la salida puede asumir cualquier color, el rojo de Sanders y Syriza el morado de Podemos, o el color de la extrema-derecha de Trump, May o Le Pen. La tercera es que, con Trump en la presidencia de EEUU, quien realmente domina el mundo en estos días es la incertidumbre.

FUENTE

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota JC: Los autores analizan muy bien el fenómeno Trump, pero lo que más me ha inquietado de su análisis es si realmente el presidente electo estadounidense es un verdadero outsider o por el contrario será otra vuelta de tuerca del neoliberalismo y la globalización. En vez de un gobierno populista de derechas USA puede quedar gobernada por una plutocracia.

Un cordial saludo foreros.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

Beamspot
Creo que Trump es sinceramente 'anti sistema', a pesar de aprovecharse de el.

Sin embargo, hay una parte del shadow government que lo está apoyando. Esta es una lectura importante: la 'conspiración' demuestra que está dividida, y que lleva el camino que acaba con todas (he estado en demasiadas conspiraciones como para saber que son como las meigas, y cómo terminan todas, como le está pasando a esta(s)).

Es cuestión de tiempo que una parte pequeña del mismo stablishment se infiltre, gane influencia, mientras otra la va perdiendo, no sin dar mucha guerra (en todos los sentidos, incluyendo el literal).

Se avecinan tiempos convulsos.

Sin embargo, discrepo con que Podemos sean 'anti sistema'. El 'sistema' no es tonto, es hábil manipulando y aprovechándose de las situaciones. Sin embargo, el camino que se viene es el que bien comentan en el artículo, algo de lo que el 'stablishment' ya está apercibido y está trabajando para intentar como mínimo evitarse problemas, por no decir directamente, sacar tajada (y para ello, Podemos es el ejemplo claro).
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Cambio de ola cultural...

--------------------
Yo que soy un pesimista antropológico, no creo que exista una alternativa antisistema que pueda ser alcanzada desde dentro del sistema. Si Trump llega a gobernar será porque o bien es un engranaje más del mecanismo, debidamente engarzado en la maquinaria con algún propósito más o menos oscuro, o bien puede ser domesticado. Si en algún momento resulta ser demasiado molesto o difícil de controlar será sacado de la escena, ya sea por una destitución, un atentado, o una oportuna enfermedad incapacitante o letal.

El gran éxito de los sistemas democráticos es que crean una cierta ilusión de capacidad de elección, pero no os dejéis engañar, el viejo adagio anarquista de "si votar sirviera para algo no os dejarían hacerlo" sigue siendo cierto. No olvidéis que "1984" causaría luchas, resistencia y tensiones internas, pero en cambio "un mundo feliz" sería gozosamente aceptado por la mayoría, aunque  en el fondo ambos sistemas conducen a lo mismo: una sociedad aborregada/embrutecida y estratificada, dirigida por una élite que controla incluso la disidencia.

Ya sé que muchos no compartís la idea de que exite un plan director, pero yo estoy convencido de que lo hay, aunque eso igual lo comento mejor en el subforo de off-topic...

Saludos,
D.
12