Post: La fortaleza del capitalismo

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
52 mensajes Opciones
12
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Post: La fortaleza del capitalismo

Adoquin
Javier Perez deja este análisis para el blog:

http://crashoil.blogspot.com.es/2014/05/la-fortaleza-del-capitalismo.html
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Adoquin
Y ahora mi respuesta es que el análisis se basa en algo rotundamente falso:

La naturaleza del ser humano como un ser competitivo. FALSO

Rotundamente creo que los postulados del Darwinismo social de Thomas Huxley y companía sólo respondieron a intereses políticos y no tienen fundamento científico. El propio Darwin reconocía la función de la colaboración como esencia en la sobrevivencia de las especies. Un hombre mucho más racional y científico en sus planteamientos, Piort Kroprotkin, escribió hace mucho tiempo "El apoyo mutuo" que viene a desmontar esa teoría del predominio de la competencia. Sin dejar de ser una obra con caracter político, está sustentada en realidades y no imaginaciones como es el caso del darwinismo social sobre el que se apoya la "moral" capitalista y todo el fanatismo que rodea a esta "moral".

Este animal que camina sobre dos patas, desprovisto de garras, endeble, que ha permanecido en la naturaleza, teniendo que competir con especies que se valían predominantemente de la competencia, ha tenido éxito sobre estas. El motivo; la colaboración de la especie entre sí. El ser humano es un ser social donde el apoyo mutuo es predominio para su sobrevivencia. La antropología viene dejando esto muy claro desde hace muchísimo tiempo. Seguir dándole respaldo a la idea del darwinismo social es faltar a la verdad.

En la naturaleza se da tanto la competencia como la colaboración habiendo un predominio de la colaboración sobre la competencia. La colaboración tiene ventajas sobre la competencia de cara a la sobrevivencia y en el caso del ser humano sepamos que es el único homínido que ha sobrevivido. Somos una especie muy mal preparada para la competencia y muy bien predispuesta a la colaboración.

Aún así también cabria suponer que ya el ser humano está tan lejos de la naturaleza que proponer "Una naturaleza humana" quizás sea completamente absurdo, pues el ser humano quizás carezca ya de una "naturaleza" sustituida ésta por la cultura. ¿Qué clase de cultura preferimos?¿Una cultura destructiva de competencia o una colaborativa?

La base evolutiva. Los que consiguen las cosas. FALSO

En el modelo capitalista no son los más fuertes, ni hábiles ni inteligentes los que logran las cosas. El modelo capitalista se basa en la acumulación y  en seguir el camino contrario de la colaboración, la competencia, pero desde un claro predominio de una clase social con muy clara ventaja sobre los demás. El modelo capitalista selecciona a los más egoístas, los más fanáticos y los más perjudiciales para el bien común y los encumbra. Se supone que su vanidad puede redundar en beneficio del resto, teóricamente, en la práctica sólo genera miseria.

El odio a la igualdad

Evidentemente, acá si te doy la razón. Las personas tienden a ser únicas. Esto no es óbice para que desde la desigualdad de personalidades se busque una igualdad de condiciones y una igualdad en la disponibilidad de recursos para todes.

La mente humana funciona por incentivos.

Cada persona es única y no hay una pequeña cantidad de cosas que muevan al ser humano. El alineamiento, adoctrinamiento estatal, a través de las escuelas y la selección de qué se hace famoso, música, programas de televisión, etc... propaganda constante. Todo esto es lo que hace a los seres humanos tener unas pautas, en su general. El capitalismo crea unas necesidades y las cubre sobre parte de la población. No olvidemos que la inmensa mayoría de la población no tiene ni las más básicas necesidades cubiertas.

Libertad individual.

La libertad individual es esencial pero el capitalismo no ofrece libertad individual más que a unos pocos si tenemos en cuenta al conjunto de la humanidad. La inmensa mayoría no tiene libertad. Y es una libertad dentro de una jaula. eres libre de hacer todo aquello que no ponga en peligro el robo por los más vanidosos y pertenecientes a un grupo privilegiado y sin méritos siquiera. El marxismo, evidentemente, por imponer las cosas por la violencia, provoca rechazo, normal. Existen otras vías, la libertad es esencial e inviolable, no se puede lograr por medio de la toma del poder si no por la destrucción de éste.

Herencia y propiedad privada como bases de la sociedad.

Todos los modelos jerárquicos han propiciado el comportamiento que describes. Es un error social, una degeneración y aún así, tras tantos siglos de jerarquías muchas personas son capaces de ayudar a gente desconocida y el dar sin esperar nada a cambio aún existe. Es un horror cultural e incitado por una cultura violenta. Las jerarquías en el ser humano comienzan en el neolítico, antes no existían. La propiedad privada comienza con el sedentarismo y una época donde se termina la glaciación y los recursos son tan abundantes que permiten el comienzo del sedentarismo. Pero la propiedad, en su comienzo, aún se presume colectiva. Al comenzar el ser humano a cultivar necesitó defender los cultivos y la riqueza generada por su trabajo. Es el error de la jerarquización social el que acaba trayendo la propiedad privada. El capitalismo readaptó la idea de propiedad para hacerla "popular" e instauró esta injusticia como un derecho. Es un sistema capaz de hacer ver lo que sólo crea diferencias sociales como algo justo, dando seguridad con un título de propiedad mientras destruía todos los bienes colectivos. En otras palabras, ten una moneda mientras te robo la cartera.

Debilidad de las alternativas.

La debilidad de las alternativas es consecuencia de la habilidad de los métodos coercitivos del modelo. También del error de "luchar desde dentro" y de ver la gente las constantes traiciones de los supuestos "salvadores". Acá en España, la traición del partido comunista, la UGT, PSOE, CCOO y demás estómagos agradecidos clama al cielo. Otras opciones fueron duramente reprimidas y silenciadas. El modelo permite alguna rebeldía, tiende la mano a la rebeldía que come de su mano y hace todo de acuerdo a la ley. Y acá tenemos a los respetuosos de la legalidad creada por los egoístas que ni son los más fuertes, ni los más hábiles ni los más inteligentes, sólo son los más sinvergüenzas.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Mr Mindundi
En respuesta a este mensaje publicado por Adoquin
Bueno, había escrito mi comentario sobre el artículo de Javier en word y cuando he ido a pegarlo veo que se me ha adelantado Adokin y casi con la misma estructura y argumentaciones que el mío!
No se si eso es bueno o malo, en todo caso si que marca ciertas cosas que saltan a la vista del artículo de Javier.
A pesar de ser redundante pego mi comentario, con algunas disidencias en lo que dice Adokin pero creo que con mayoría de concordancias.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un post que podría dar para mucha discusión, la cual me temo será inútil ya que no arribaremos a puntos de acuerdo como ocurre siempre.

Muchas de las cosas planteadas por Javier se inscriben en la misma discusión de si Dios existe o no.

La primera, las conclusiones que se derivan de la supuesta naturaleza humana.

Desde el momento que aparece el  lenguaje en el homínido, con toda su capacidad de abstracción y consecuencias intelectuales, el hombre no es cualquier animal.
Lo que no marca ninguna superioridad o inferioridad con respecto a las otras especies, pero lo hace  diferente y creador, si se puede decir así, de una nueva naturaleza.

Mucho tiempo debe ser cuidado  y criado el cachorro humano  para sobrevivir y transformarse en un humano desarrollado,  como para que “los otros” no sean una necesidad ineludible y vital para la especie.

Y no se trata sólo de una cooperación ineludible, nos “hacemos” humanos gracias a los otros y conforman nuestro espacio vital e identidad absolutamente.
Nuestra consciencia no es más que una absorción de los otros, transformándonos en un espejo de ellos, lo que unido al lenguaje permite poner en palabras todo lo que implica, con la aparición de una dimensión moral y una ética.
La base de esta ética es en definitiva la consciencia de que lo que haga a otro es reflejo de lo que quiero que me hagan  o no a mí, y eso es posible porque yo SOY el otro.

Cuando no ocurre esta interacción ocurren fenómenos como los “niños lobos” o enfermedades mentales en distinto grado.
Claro que muchas veces ese proceso humanizador se ve alterado por diversos motivos, entre otros,  un desarrollo penoso de la familia en una situación social injusta.
Justamente algo habitual en sistemas como el capitalista o cualquiera basado en el aprovechamiento de unos sobre otros, en virtud del régimen de propiedad, modelo productivo,  violencia o cualquier medio que imponga la voluntad de ese uno sobre ese otro.
De manera tal, que muchas de las taras atribuidas a  la naturaleza humana,  en realidad podrían adjudicarse a sistemas sociales injustos.

Si de fortalezas del capitalismo se trata, es el de ser un eficiente marketinero que nos hace creer que nuestra naturaleza es tal como la del león, el chacal o el chimpancé.
Y como no puedo extenderme mas, la misma fortaleza se vislumbra en las otras que menciona Javier y que en muchos casos el mismo no puede evitar tomar en cuenta.

El odio a la igualdad

La moda y el marketing y el modo de producción capitalista desmienten absolutamente esta afirmación. Alucina ver hasta qué punto vamos todos vestidos iguales, consumimos los mismos productos y marcas, vemos los mismos eventos a nivel planetario, leemos lo mismo, etc.
Nuevamente, la ventaja es hacernos creer que PODEMOS ser distintos.

Marketing

Eso si, diferenciaros realmente del grupo y decidme como lo pasáis.
Si hay algo que odia el común de la gente es ser distinto y se esfuerza por asimilarse al grupo.
Eso es lo que usa el capitalismo, incentivar el anhelo de homogeneidad.

La mente humana funciona por incentivos

El tema aquí es cuáles son esos incentivos.
El capitalismo nos ha convencido que el consumo de objetos y servicios superfluos es deseable y necesario.
Y nos incentiva a hacerlo…igualándonos en ello.

Marketing, marketing, marketing…

Libertad individual

Permitidme que me ría un poco y que os pregunte cuan libres somos cada uno nosotros en este o cualquier sistema, incluso el más justo que pudiera  existir.

Podéis dejar de ir al curro?
Dejar de pagar vuestras deudas?

Si respondéis que si, tened por seguro que tenéis algún SOPORTE que os lo permite.

Poco soporte tienen miles de millones de currantes que deben asistir todos los días a trabajar por salarios de subsistencia mientras el “patrón” engorda sus ganancias.
Nuevamente, nos hemos tragado el bluf de la libertad con patatas.

Marketing

En fin, la gran fortaleza que tiene el capitalismo es el MARKETING y nosotros, que somos obedientes CONSUMIDORES.

Saludos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

jgustavo
al final, yo siempre insisto que lo que ganó la guerra fría fue el marketing.

Estamos mas que claros, que el sistema social de clases, basado en el capital (dinero deuda), es el eslabón mas débil.

bueno, ya tenemos un objetivo... y ahora como hacemos para cambiar el eslabón?
porque hay un ejercito (o varios) con mucha potencia de fuego defendiendo el eslabón, y no van a dejar que lo cambiemos por las buenas.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Kanbei
Olvidais todos que bajo la mente humana subyace, y la controla, el cerebro reptiliano: furia, territorio, ataque. Son tan humanos Beethoven como Mengele. Hay una lucha interna, se superponen, se imponen momentáneamente. Nunca llega la victoria de una sobre la otra.
El Yin y el Yan ... todo cabe en la mente humana.

En facebook también ha desatado ríos de tinta este debate.

Estimado Javier, una vez más, sacudiendo vísceras y agitando conciencias.
Querido lector, si caíste por casualidad en este foro ya es demasiado tarde. No te molestes en entender el pico del petróleo, a partir de ahora podrás grabar con tu móvil secuencias terriblemente bellas de la Tercera Guerra Mundial. Sonríe!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Carlos de Castro
En respuesta a este mensaje publicado por Mr Mindundi
Pues venía al foro a lo mismo que Mr. Mindundi y Adokin.

El capitalismo ha tenido ya más de un siglo para meter en nuestras cabezas esa idea que plasma a las claras ya Jhon Rockefeller: "El crecimiento de un gran negocio no es más que la supervivencia del más capacitado... solo es la manifestación de una ley de la naturaleza y una ley de Dios".

De hecho, el capitalismo no es fuerte porque "copie" el darwinismo, porque se forme con leyes "naturales humanas" (de hecho históricamente ha sido al revés, el darwinismo es ver en la naturaleza las leyes del capitalismo). El capitalismo es fuerte por su dominio de la propaganda, como habéis señalado. Y en esa propaganda ha metido en el inconsciente el reduccionismo y mecanicismo propios del neodarwinismo (y sus derivados extremos: gen egoísta, sociobiología, etc.), incluso a la mayoría de las personas anticapitalistas.

De hecho, ha sido aún más sutíl. Nos ha hecho pensar que oponerse al darwinismo es propio de a-científicos religiosos (creacionistas, diseño inteligente). Con lo que tienen el debate encerrado entre los conservadores religiosos y los neoliberales materialistas (o eres creacionista o eres darwinista). La izquierda normalmente agnóstica o atea, ha abrazado sin demasiada crítica el neodarwinismo, y Kropotkin ni siquiera ha sido considerado. Y la izquierda no ha sido suficientemente crítica (y eso incluye al socialismo) porque se nutre de los mismos mitos que el capitalismo: el mito del progreso, el mito del individuo, etc. Mitos que surgen con fuerza en el Renacimiento (aunque hay precedentes, sobre todo en la Grecia clásica) y que el capitalismo ha ido imponiendo en siglos.

Marx, aunque consciente de que el darwinismo era demasiado parecido a la sociedad inglesa liberal, no puede evitar el lastre del progreso material y su crecimiento exponencial.

En términos históricos el declive del Comunismo fue solo 30 años anterior al declive del Capitalismo. ¿Dónde está la fortaleza? Sencillamente el segundo tenía unas bases históricas más amplias. Como si un boxeador cae al suelo y mientras estás contando del 1 al 10 el otro boxeador también cae.

Tomar por cierto el neodarwinismo nos impone un pesimismo existencial que nos lastra y no nos deja liberarnos. El socio-pesimismo que discutíamos en el post de AMT sobre el futuro hunde sus raíces precisamente aquí.

Por eso somos tantas veces tachados de catastrofistas y de pesimistas cuando hablamos del peak oil, del cambio climático, de la desigualdad humana, de la propaganda neoliberal.

Porque la mayoría de los que nos escuchan, incluso buena parte de nosotros, somos catastrofistas y pesimistas en cuanto a la interpretación  de la "naturaleza del mundo", incluida la "naturaleza humana".

Llevan diciéndomelo más de 15 años, la misma frase: si tuvieras razón con tus análisis sobre los límites biofísicos entonces será un absoluto desastre y volveremos a las cavernas.

Luego, con el tiempo, piensan que no tengo razón (tras "muchos años" no estamos aún en las cavernas) y que yo dije que volveríamos a las cavernas.

Por eso, creo que son las ideas precisamente del artículo de Javier, de las más importantes que hay que refutar, tanto o más que los tecno-irrealismos.

Mis artículos anti-tecno-irrealistas sobre los límites de las renovables, costaron un poco más de lo normal en ser publicados y pasar el filtro de los revisores. Y por cada 1 que hemos publicado, el irrealista (y tergiversador consicente) de Jacobson publica 3 o 4 en revistas de aún más prestigio. Por ahora, ni Ted Trainer, ni Pedro Prieto, ni Antonio Turiel, ni yo, ni otros cuantos somos capaces de tener relativo éxito contra ese tecno-irrealismo de los Jacobson, Deluchi, Swenson y miles de otros.

Sin embargo, mis artículos anti-neodarwinismo, han ido mucho peor. He tardado más de 15 años en conseguir que me publicaran algo en una revista de bajo impacto con revisores sobre cualquier cosa que vaya en contra de la ortodoxia neodarwinista. El artículo concreto simplemente defiende que se puede construir una teoría Gaia orgánica científica. 15 años de peregrinación donde he descendido de la pretensión de publicar cálculos que desmontaban ideas del neodarwinismo, pasando luego por modelos Daisyworld (donde mostraba que cuantas más características darwinistas tenía daisyworld más pronto se destruía la regulación y por tanto la vida sobre el planeta) a tratar de defender que los ataques a la teoría Gaia por parte de los neodarwinistas en realidad no son ataques científicos sino prejuicios reduccionistas y mecanicistas (lo que he conseguido finalmente publicar).

Son ejemplos de la fuerza del capitalismo en el mundo de las ideas-propaganda que han permeado todo (y con tal fuerza de hecho que hasta Lynn Margulis y James Lovelock recularon).

Vandana Shiva y Mae Ho son dos de las pocas luchadoras que saben de qué estamos hablando, pero no oponen teoría científica diferente al neodarwinismo, "simplemente" hacen crítica del modelo capitalismo-neodarwinismo. En España tenemos a Maximo Sandín (aunque a veces se apasiona demasiado en sus ataques) que además ha perfilado ideas alternativas teóricas (pero su pasión anti-darwin ha hecho que no tenga más tiempo para profundizar en una teoría alternativa. Y estoy yo, pero también con falta de tiempo porque para "sobrevivir en este mundo rojo de dientes y sangre" tengo que publicar de vez en cuando algo sobre dinámica de sistemas en sistemas energéticos, renovables etc.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Mr Mindundi
"creo que son las ideas precisamente del artículo de Javier, de las más importantes que hay que refutar"

Estimado Carlos, estoy totalmente de acuerdo con tu apreciación, de hecho mis intervenciones suelen girar alrededor de estas cuestiones no sólo por una incapacidad de manejar temas más técnicos, sino por que coincido en que lo que mas nos lastra en un  camino de transición lo mas pacífico y ordenado posible son las ideas que expone Javier.

No desdeño, ni mucho menos, las discusiones que se dan sobre temas tecnologicos, o mas centradas en los datos fríos,  creo que si hay salidas tendrán que ser acompañadas con soluciones técnicas y científicas, pero como la salida válida debería venir por lo social, depende sobre que basemos esa salida para definir incluso qué tipo de ciencia y tecnología precisaremos.

De nada nos servirá preparar un espectacular hardware con un software defectuoso o insuficiente.
Tendremos un bonito coche eléctrico que no resolverá nada.
O una sociedad que se despeñará de todos modos.

La imposibilidad de muchos, incluso concienciados de las múltiples crisis a las que nos enfrentamos, de comprender hasta que punto estamos absorbidos por el BAU (un práctico eufemismo), hace que muchas veces lo terminen defendiendo desde posturas supuestamente conscientes.

Creo que el verdadero eslabón débil de la cadena que menciona Darío en otro hilo va por este lado.
Lo que también es cierto, es que cambiarlo puede llegar a ser imposible en los plazos que quedan.

Un placer leerte, como siempre.

Saludos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Kanbei
Mr Mindundi escribió
Creo que el verdadero eslabón débil de la cadena que menciona Darío en otro hilo va por este lado.
Lo que también es cierto, es que cambiarlo puede llegar a ser imposible en los plazos que quedan.

Saludos
Efectivamente, el eslabón débil de la cadena HUMANIDAD es el INDIVIDUALISMO.
Y esto es lo que me hace ser pesimista. En nuestra sociedad no existe el UBUNTU. Se impondrán los más fuertes, los que tengan menos escrúpulos. Es muy triste comprender esto.
Querido lector, si caíste por casualidad en este foro ya es demasiado tarde. No te molestes en entender el pico del petróleo, a partir de ahora podrás grabar con tu móvil secuencias terriblemente bellas de la Tercera Guerra Mundial. Sonríe!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Mr Mindundi
Kambei, yo mas bien me refería a cómo tenemos comido el cerebro por las ideas que endiosa el capitalismo y todo darwinismo social.
El individualismo entre ellas.
Esa comida de cabeza es el eslabón débil y de casi imposible sustitución en los tiempos que llevamos.
Saludos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Kanbei
Mr Mindundi escribió
Kambei, yo mas bien me refería a cómo tenemos comido el cerebro por las ideas que endiosa el capitalismo y todo darwinismo social.
El individualismo entre ellas.
Esa comida de cabeza es el eslabón débil y de casi imposible sustitución en los tiempos que llevamos.
Saludos
Efectivamente Mr Mindundi, he puesto el INDIVIDUALISMO como Factum Moral Kantiano que gobierna nuestros actos. Del mismo derivan el hedonismo, el consumismo, y el inmediatismo. Todo vale para satisfacer nuestros sentidos. Esa es la victoria del capitalismo.

Por cierto he leído por ahí que el capitalismo, palabra maldita, tiene 100 años. No estaréis confundiendo la misma con mercantilismo, monetarismo, plusvalías o economía financiera???. El Capital existe desde que un pastor obtiene más cabras que su vecino, por méritos propios o por robo.
Querido lector, si caíste por casualidad en este foro ya es demasiado tarde. No te molestes en entender el pico del petróleo, a partir de ahora podrás grabar con tu móvil secuencias terriblemente bellas de la Tercera Guerra Mundial. Sonríe!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Didi Sóller
Eso no es capitalismo. Capitalismo es cuando ese pastor rico puede pagar un ejército, dejar de pastorear y obligar mediante el Estado al pastor pobre a trabajar para él, y eso antes de las Revoluciones Liberales del S.XIX almenos en Iberia se veía poco con el comunal y el concejo abierto.  La desigualdad (en pequeñas y medianas dosis) no es mala, usar un garrote para extremar y perpetuar esa desigualdad sin importar los méritos del otro y sin tener en cuenta sus necesidades humanas sí.

El poder y el Estado feudal explotaban a las ciudades y villas, pero las aldeas donde vivían la mayor parte de la gente eran mucho más difíciles de gobernar y más inaccesibles para medios de transporte lentos y caros (= menos control y burrocracia), y si intentabas subyugarlas te plantaban 3 Guerras Carlistas en la cara, pero vino el Capitalismo "Liberal", mató a los opositores libertarios y carlistas, diabolizó (con algo de razón) al comunismo y al resto del pueblo le embutió el consumismo e individualismo.

Así que  el Capitalismo tal y como lo conocemos con partitocracia, Estado hipertrofiado y omnipoderoso y capital "libre" y "igualitario" apareció en España allá en 1812 con la 1a Constitución Liberal, La Pepa, heredero este movimiento nefasto de la Ilustración europea. Yo le hecho unos 202 años :)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Odnan
En respuesta a este mensaje publicado por Adoquin
Una vez en un taller sobre permacultura un doctor en biología dijo que la competencia entre las especies es una gran mentira, pues es una excepción en la naturaleza. Estaba hablando de las raíces de una planta, y como miles de especies microscópicas (especies, no individuos) colaboran entres sí para alimentar a la planta y para sobrevivir ellas.
El ser humano sólo es dueño de aquello que no puede perder en una catástrofe. Proverbio hindú
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Adoquin
Hola Adokin. Gracias por tu comentario.

Por supuesto, yo no lo veo como tú, y voy paso a paso.

La naturaleza del ser humano como un ser competitivo:

Mencionas la ventaja que supone el hecho de que los humanos seamos colaborativos entre nosotros y no se puede negar, pero los grupos de colaboración son limitados y se contraponen a los grupos de oposición. El ejemplo puede ser el hormiguero, que colabora a la perfección entre sí y compite, al tiempo, con otros hormigueros.

En ese sentido, la creación de los Estados fue un enorme paso, al conseguir que el ámbito de colaboración pasara de la familia a la tribu y después a un ámbito más amplio. Pero la competencia entre familias, comunidades y Estados permanece.

De hecho, creo yo, no se puede negar la naturaleza competitiva del ser humano, ni creo que sea incompatible con su naturaleza cooperativa con otros grupos. Te leo, y da la impresión, en se primer punto, que lo uno desecha lo otro. Y no, son dos facetas que no se descartan mutuamente..

La base evolutiva. Los que consiguen las cosas.

No te niego que el capitalismo promueva todas esas cosas que dice, pero el capitalismo es un producto humano y su triunfo y preeminencia son achacables al ser humano. No puedes utilizar para refutarme un razonamiento que se basa en la evidencia de que tengo razón.

El capitalismo es, efectivamente, todo eso que dices, pero no vino en un cometa. Lo creamos nosotros, y como creadores de semejante sistema, nos definimos.

Si el ser humano es tan colaborativo como dices en el punto anterior, ¿cómo es que creó un sistema preponderante tan cabrón como el del punto segundo? Piénsalo...

Odio a la igualdad

La igualdad de condiciones se busca siempre hacia arriba. Lo que tú cuentas es muy deseable, vale, pero una vez surgido el conflicto, la resolución no suele pasar por buscar la igualdad, salvo para los que tienen menos. Cuando la igualdad supone mejorar, nos gusta. Cuando no, nos gusta menos.

La mente humana funciona por incentivos.

Los incentivos son previos a cualquier sistema y son precisamente los que originan los sistemas. Estos, tras surgir, los realimentan. No puedo aceptar la idea de que el hombre anterior al capitalismo no tenía incentivos. Es el capitalismo es el que surge como constructo de esos incentivos.

Libertad individual.

El capitalismo, ciertamente, ofrece libertad sólo a unos pocos, pero hay que ver cómo la gente huye de lso países donde no hay capitalismo hacia donde sí lo hay, y casi nunca al revés. Quizás sea el momento de reconocer que el capitalismo da poca libertad, y los demás sistemas, menos aún.

Herencia y propiedad privada como bases de la sociedad.

En la evolución no existen errores. Y los que existen, se van al carajo, pero no prosperan. Cuando en el neolítico se creó la propiedad privada, las sociedades que contaron con ella se impusieron claramente a las que la rechazaron, y precisamente porque permitía una mejor administración de los recursos. Intentar demostrar que algo es un error alegando cómo se extendió y se impuso me parece inconsistente.

Debilidad de las alternativas.

Tienes razón e todo. Y como tienes razón, muestras una vez más la fortaleza del capitalismo, capaz de hacer todo eso que dices. No puedes mostrarme como debilidad del capitalismo su tremenda fuerza coercitiva para impedir que lo ataquen.

Saludos


Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Mr Mindundi
Mr. Mindundi.

Gracias por el comentario. Te remito, en parte, también, a la respuesta que doy a Adokin.

En cuanto al odio al distinto que mencionas, me parece muy interesante y creo que estaremos de acuerdo en que es una cuestión de grados. El año que se lleva el verde, todo el mundo quiere ir de e verde, pero cada cual de su verde, cada cual con sus botones arriba o abajo, cada cual con sus mangas anchas o estrechas.

La gracia del asunto está en la mezcla de homogeneidad y diferencia que buscamos. Lo que está claro es que a la gente le gustan las modas, y claro está también que la gente detesta los uniformes. De ahí surgió el concepto de personalización...

Incentivos:

según los sociólogos clásicos, Seguridad, afecto, bienestar, orgullo, novedad y economía.

Todo lo que cubra estos incentivos, nos interesa. Y lo que no, no tanto.

Libertad individual:

La libertad individual es cuestión de grados. En el capitalismo tienes que hacer muchas cosas obligatoriamente, pero hay otras que no se te imponen, y por eso, insisto, la gente suele huir de los países no capitalistas a los capitalistas. Te aseguro que el muro de Berlín no se levantó para evitar que las RDA se llenase de gente... El de Ceuta, en cambio, sí...

Y sí, totalmente de acuerdo: el marketing es una gran herramienta del capitalismo, y cualquier sistema que pretenda sustituirlo deberá generar una herramienta de poder superior a esa. Lo demás, bien lo sabemos los dos, son monsergas y voluntarismos. A una herramienta se la vence con una herramienta más fuerte.

Saludos





Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por jgustavo
Jgfustavo:

Cierto. Ese es el eslabón más débil, y quizás el otro sea la miserable gestión de las externalidades.

Pero esas son las debilidades del capitalismo, que hemos comentado quinientas veces...
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Kanbei
Gracias Kambei: efectivamente, son tan humanos Beethoven como  Mengele, y tan alemanes el uno como el otro...

Ni siquiera en pequeños grupos o en naciones se puede evitar encontrar los dos extremos.
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Carlos de Castro
Carlos de Castro:

Gracias por la aportación, y sobre todo por la bibliografía.

Cuando me puse a escribir este artículo, lo hice para tratar de responder a una pregunta: qué tiene el capitalismo que, sabiendo cuales son sus terribles defectos y debilidades, hace que se mantenga e impere como sistema. Y eso traté de encontrar.

Por supuesto que otra sociedad es posible, lo mismo que fue posible un ser humano con plumas, pero por alguna razón no tenemos plumas y por alguna razón ha triunfado el sistema capitalista. Si obviamos esos hechos objetivos corremos el riesgo de teorizar sobre otra especie que no es la nuestra, sobre todo cuando, como yo, miraamos hacia atrás en busca de razones.

Puede que hacia adelante  funcionen las cosas como tú dices. Y puede que, al fin y al cabo, lleguemos a tener plumas en algún momento.

Pero de momento hay lo que hay, y sobre eso pretendía reflexionar.

Saludos

Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Odnan
Panduro:

Vale, no dudo que así es  de raíces parea abajo, peor es igual de cierto que, por arriba, veo a los árboles crecer y retorcerse para llegar antes y mejor a los rayos de sol.

La simbiosis no excluye la competencia.
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Carlos de Castro
Javier: Gracias por el tono que siempre muestras, a pesar de frases como la mía, de que las ideas que subyacen detrás de tu "descripción" del capitalismo y sus fortalezas estén las ideas más peligrosas y negativas que debemos refutar. Ojalá siempre se pudiera discutir como en este concreto post.

En el fondo lo que nos dices es "¿Cómo es que creamos un sistema preponderante tan cabrón? Después de todo las leyes que gobiernan el sistema capitalista (en especial el neoliberal) son creaciones nuestras, algo de nosotros dicen. Sí, claro.

Te contesto con tres cuestiones-reflexiones-preguntas.

Para los que creen en un Dios (y son la inmensa mayoría de la población humana), ¿Cómo es que creó un sistema de leyes tan cabrón? (no me refiero al capitalismo, me refiero al darwinismo). La respuesta de algunos, creo que coherente, es negar el darwinismo y aún más el neodarwinismo. Y les doy la razón, se puede negar, porque no es más que una teoría científica (ojo, lo que no es teoría es la evolución en sí, esto es un hecho, como que la Tierra orbita alrededor del Sol, otra cosa es la teoría que lo explica). Por otro lado muchos otros (religiosos y/o darwinistas) ante esa pregunta de fondo, relajan sus ideas expuestas iniciales, y empiezan a decir, bueno sí, también hay colaboración, etc. y empiezan, como has hecho tú, a rebajar el tono inicial del homo homini lupus al, también somos colaboradores.

Pero la realidad es que si meto 100 veces la palabra egoismo o competitividad o competencia en un artículo científico, no hay objeción. Si meto la palabra generosidad o cooperatividad (ni existe!) o colaboración entonces, o hago cien circunloquios o tengo que explicarlo muy bien. ¡Porque las bases son egoístas! Hasta la colaboración la tenemos que explicar con base del beneficio individual (lee tu primer escrito). Ni mucho menos se admiten aún hoy las ideas de Kropotkin (que admitía la selección natural). Si lo lees, te contestarás a algunas de tus propias preguntas: ya hace tiempo que la naturaleza "inventó" la cooperación, el "amor" y éste rige mucho más el mundo que el egoísmo (de ahí su sostenibilidad?).

Pero no te he contestado a la pregunta de donde viene el mal humano del capitalismo.

Este viene de atrás, de más atrás que el capitalismo, el capitalismo lo ha reforzado, lo ha multiplicado. Yo diría que del éxito de la tecnología (eso tan intrínseco a la vida y sobre todo a la humana) y de la fascinación que nos produce, de la "magia" que implica la primera vez. De la sensación de poder que produce y la tentación a la que es fácil caer. Basta de hecho con que caiga en la tentación el 1% de una sociedad para que se prepare una situación indeseable. Por supuesto, aquí no defendemos el mito del buen indígena, pero fíjate que si yo entre 100 caigo en la tentación de dominar a los otros con la tecnología y lo consigo (es el super anti héroe), habré empezado la carrera de las élites, a las que llegan solo los que quieren dominar, lo peor de cada sociedad. Sin embargo, a pesar del poder que otorgó la tecnología a las élites, el mundo no se ha venido abajo (o sí, varias veces). El capitalismo como lo entendemos y lo definimos (desde Smith, Malthus, etc.) se ha servido de la energía de las fósiles y de su hiper-poder. Y esa magia tecnológica (el mito del progreso) nos fascina a todos claro, como los faraones fascinaron con las pirámides. La diferencia es cuantitativa y también cualitativa. El capitalismo inventa la idea de que cualquier individuo puede poseer el poder faraónico (el sueño americano), nos tienta a todos con una fuerza para muchos irresistible, aunque es mentira y lo sabemos muchos.

Por último, el capitalismo sobrevive aún, pero no es fuerte, le quedan décadas, y además, si ha sobrevivido hasta ahora a pesar de su gran defecto es porque, precisamente, las sociedades humanas se resisten una y otra vez a que se impongan sus leyes, es justo lo contrario. El capitalismo ha entrado con fuerza inusitada en España y el sistema no se ha descompuesto aún con un 26% de paro, precisamente porque buena parte del sistema no es capitalista (redes familiares, ONGs, economía paralela, etc.). Por suerte no hay ningún país en que las leyes del capitalismo se hayan impuesto del todo. Claro que el desastre habría sido tal que poco habrían durado. Es precisamente la bondad humana la que permite la supervivencia (paradógicamente) del capitalismo o de las élites temporalmente.

Creo que estás confundiendo la casi globalidad del capitalismo como ideología económica en un momento muy corto y coyuntural, con fortaleza. Te remito a la idea de los boxeadores. Ambos boxeadores están ya noqueados, solo que uno aún no ha tocado el suelo.

Y se puede decir que entonces, para qué preocuparnos. Pues precisamente porque en su caída el boxeador y sus ideas van a hacer mucho daño si no hacemos nada. Además, quizás tengamos la oportunidad de aprender del error.

Y el futuro puede ser mejor, porque una vez acabada la energía fácil el siguiente mundo se construirá más despacio, a un tempo más humano, con tiempo para que ideas como las del capitalismo no puedan tener éxito ni penetrar. Con una nueva ciencia y tecnología más acorde con esos ritmos, esos sí, naturales.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Carlos de Castro
Panduro: ¿como se llama el doctor en biología que os habló de las raíces? ¡Son tan escasos!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

cnaucler
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Primer mensaje en este foro. Quería hacer alguna observación.

El artículo de Javier es contundente, tiene la virtud de tocar fibras sensibles y generar debate. Eso está muy bien, más allá de los análisis sobre el mismo.

"En Somalia, que es el ejemplo más crítico, no hay Gobierno, pero hay una red bastante eficiente de telefonía móvil, no parece que se pase mucha más hambre que en sus países vecinos y no parece que se hayan detenido ni la agricultura, ni la ganadería, ni el intercambio de mercancías, incluso cuando no hay una moneda oficial reconocida."

Creo que el autor se está dejando llevar por la mitología neoliberal (¿Jorge Valín?), que propone a Somalia casi como la Arcadia Feliz. ¿Es Somalia un ejemplo exitoso de capitalismo? Por lo pronto es una zona en conflicto permanente, dividida en facciones y señores de la guerra que, en sus propios territorios, no dejan mucho margen para la libertad individual, que digamos. Agricultura y ganadería nunca ha habido mucha en uno de los terrenos más áridos del planeta. Lo que sí ha aumentado espectacularmente en las últimas décadas es tanto la emigración (muchos refugiados en los países vecinos) y los actos de piratería marítima; fenómenos ambos que sin duda contribuyen más al PIB somalí que su sector de i+d. Si eso es lo mejor que el capitalismo puede ofrecer, apaga y vámonos.

A lo mejor lo que Javier identifica como indicador de una sana economía capitalista (una red eficiente de telefonía), no sea tal, sino simplemente la infraestructura necesaria para las operaciones militares entre caudillos locales y actos de piratería. Eso sí, levantada por empresas privadas europeas y estadounidenses, que hacen negocio con ello. En este sentido, vale, la telefonía móvil somalí será un indicador de la salud del capitalismo occidental de toda la vida.

Y no olvidemos el tema de los residuos industriales, radiactivos y clínicos que barcos de medio mundo vierten sin control en sus costas. A los somalíes les debe parecer bien, porque de lo contrario se habrían opuesto a ello, ¿no? Ah, que no tienen fuerza para eso. A lo mejor, sólo a lo mejor, se deba a que carecen de un Estado lo bastante fuerte para hacer valer su integridad y derechos en el plano internacional. Esto lo vienen a confirmar las tropas etíopes, que cuando quieren entran y se pasean como Pedro por su casa.

Un Estado fuerte no puede ser capitalista, nos dicen algunos teóricos. Bien, pero un Estado débil, antes o después, será arrollado por otro Estado vecino más fuerte (que en buena lógica tampoco será capitalista). Vamos, que la organización capitalista que parece considerar el autor es, por su propia naturaleza, inestable y de corto recorrido. Quizá no en términos de una vida humana, pero sí en términos históricos.

Saludos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

cnaucler
En cuanto a la naturaleza competitiva o cooperativa del ser humano, estoy de acuerdo con los mensajes que encabezan el hilo, e iría un poco más lejos.

La cooperación o la competencia no son valores éticos ni morales. Tampoco son constructos de ningún tipo. Son PARÁMETROS EVOLUTIVOS presentes en todas las especies en las proporciones óptimas para favorecer su adaptación al medio. Y su variación en cuanto a intensidad y proporción viene dada por el medio y contexto (si las podemos variar desde la cultura es un debate todavía abierto; en realidad, es en último término el origen de la política).

Lo que está claro es que nosotros tenemos más de cooperativos que de competitivos. De lo contrario no seríamos homo sapiens, seríamos pumas, y no tendríamos ni siquiera historia. Eso sí, cada uno con su parcelita de territorio defendida a muerte.

Saludos

P.D: Por haber, hay incluso un parámetro más que contribuye a la evolución: el parasitismo. Que también es aplicable a los humanos, e incluso su aportación puede ser positiva a largo plazo. ¿Qué habría pasado si Aristóteles no hubiese tenido esclavos, y hubiera tenido que obtener su propio sustento empuñando la azada? Muchos de los grandes pensadores que tanto nos han hecho avanzar han sido unas rémoras para sus parejas, familias o sociedades, de las que han tomado más de lo que han aportado.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Antígona
Sobre este tema es muy interesante leer a Jared Diamond: "Armas, gérmenes y acero" y "Colapso". En ellos se expone que a partir de un número de habitantes los recursos comienzan a ser escasos y las sociedades se jerarquizan para gestionarlos mejor.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JesusN
En respuesta a este mensaje publicado por Adoquin
Bueno, no he leído toda la discusión, pero comparto adokin el sentido general de su crítica.

A estas alturas, tomar como punto de partida de la argumentación la naturaleza humana no tiene mucho sentido. Precisamente lo que muestra la antropología es la enorme variabilidad de instituciones humanas, que determinan en buena nuestro comportamiento. Tan natural es competir como cooperar, amar como matar, por tanto la palabra "natural" pierde su sentido. La ficción mecánica del homo oeconomicus ha extendido la creencia en un ser humano unidimensional, predecible, movido por un egoísmo simplón. El problema es que esa falacia se ha desechado y demostrado falsa en incontables ocasiones. El ser humano dispone de libre albedrío, su comportamiento no se puede predecir con unas pocas reglas mecánicas.

El argumento de la escasez también es bastante controvertido. La escuela substantivista, encabezada por Karl Polanyi, criticaron la definición de económico mostrando que no siempre está presente la escasez y tampoco la elección entre fines alternativos. La crítica al concepto de escasez se ha mantenido bastante viva, sólo hay que ver la última entrada de David en Historia-Economía-Filosofía.

Que el capitalismo actué conforme a unas reglas naturales evolutivas tampoco es cierto. Nos hemos tragado muchos panfletos sobre "el gen egoísta", pero tienen un problema, y es que son falsos. Precisamente uno de los fundadores de la etología, Konrad Lorentz mostraba que hay una diferencia bastante importante entre las adaptaciones que surgen como adaptación al medio y las adaptaciones que surgen de la competición intra-especie. La competición intra-especie no siempre es buena, y el caso de nuestra sociedad es paradigmático, al cercenar la empatía y producir un buen número de psicópatas y sociópatas nos hacemos, como especie, más débiles, de hecho nos podemos extinguir en unas décadas.

Por otro lado Javier ha dejado de lado alguna de las fortalezas más importantes del capitalismo, que precisamente se habían tratado abundantemente en este blog, que, hay que decirlo, SÍ es muy fuerte (coincido en el diagnóstico, pero no en las causas):

1.- La idea del progreso, como sustituto de la idea de Dios

http://congresopicodepetroleo.unedbarbastro.es/videos/peakoil/comunicacionDanielGomez/comunicacionDanielGomez.htm

tiene una importancia crucial, a la hora de cerrar el sentido, puesto que es una proposición indemostrable, pero también infalsable, que actúa como respuesta última. Si tienes dudas acerca de justicia o la sostenibilidad, siempre que el progreso, es decir, Dios.

2.- Nuestras instituciones educativas e informativas, funcionan de forma jerárquica, y por tanto transmiten aquello necesario para la continuidad del sistema. No verás muchos mensajes que cuestionen el sistema en ellas, de hecho, "antisistema" es un adjetivo claramente peyorativo, significa casi lo mismo que radical o loco.

3.- El mercado de trabajo. El trabajo es la fuente de nuestro sustento, por tanto parece "natural", sobre todo si no has conocido otra cosa en tu vida, la existencia de un "mercado de trabajo", pero sabemos que esto en realidad no es así. A través del mercado de trabajo se selecciona a las personas más dispuestas a sacrificar sus intereses individuales por los de la empresa, y al que no colabora con la debida diligencia se le disciplina. Como sabemos que hace falta trabajar para obtener el sustento esto se ve "natural", y así aceptamos la existencia de esta poderosa máquina que selecciona a las personas más dispuestas a colaborar con el sistema.

4.- Socialismo. Si aún con todo esto eres capaz de darte cuenta que el sistema es un desastre, te diran que hay dos sistemas "socialismo" y "capitalismo", y que tú vives en el mejor.

Creo que estas son las cuatro causas reales de la fortaleza del capitalismo.

saludos,
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JesusN
Perdón por las faltas y por comerme alguna palabra, espero que se entienda.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JesusN
"siempre queda el progreso" quería decir, Dios. Perdón por comerme letras
Alb
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Alb
En respuesta a este mensaje publicado por Adoquin
Creo que no he conseguido hacerme entender en mis comentarios sobre el socio-optimismo.

El problema no es que no seamos capaces de cambiar  o que no se pueda crear una mejor organizacion social.
Sin duda es algo sumamente difícil, pero en principio no es imposible.... y cosas mas raras suceden.

El principal problema que encuentro, es que aunque se consiguiera, seguiríamos en la misma situación y enfrentándonos a los mismos problemas.

Como dije, aunque consiguiéramos consensuar unos mejores estatutos para la comunidad de vecinos... eso no resolvería el problema de que el edificio esta en llamas.

A AMT no le gustó mi símil y consideraba que era mas acertado el de una erupción de un volcan... que lo mejor respuesta que se le puede dar es marcharse a un sitio donde no haya volcanes.

Lo que traduzco como construir un modelo social que no necesite consumir energia.

Me parece curioso que en la primera parte de "descripción del problema" se haga incapie que no es posible el ahorro,ni la eficiencia energetica y que hay una dependencia entre la energia y la economía.
Pero luego cuando luego en la propuesta socio se supone que milagrosamente dejamos de necesitar energia.

Supongamos que se produce un gran cambio social. La gente se vuelve altruista y solo se preocupa por el bien comun. Se elijen representante políticos honrados y sabios capaz de administrar los recursos de manera optima.
Vale, es un gran avance y una gran mejora.... pero seguimos necesitando energia. Seguimos necesitando alimentos, viviendas, transporte, educación, sanidad, etc etc... y para cubrir esas necesidades se sigue necesitando energia.



Alb
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Alb
En respuesta a este mensaje publicado por Carlos de Castro
"Mis artículos anti-tecno-irrealistas sobre los límites de las renovables, costaron un poco más de lo normal en ser publicados y pasar el filtro de los revisores. Y por cada 1 que hemos publicado, el irrealista (y tergiversador consicente) de Jacobson publica 3 o 4 en revistas de aún más prestigio. Por ahora, ni Ted Trainer, ni Pedro Prieto, ni Antonio Turiel, ni yo, ni otros cuantos somos capaces de tener relativo éxito contra ese tecno-irrealismo de los Jacobson, Deluchi, Swenson y miles de otros. "

Se me ocurren varias razones posibles por las que a los tecno-optimistas les resulta mas sencillo de publicar, y publican mas artículos y en revistas de mayor impacto.

-Están financiados por grandes multinacionales.
-Los revisores están comprados o presionados por los grandes intereses económicos ocultos
-Los revisores no son capaces de asumir o aceptar la cruda realidad.
-Las tesis tecno-optimistas son correctas.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

Ahab
En respuesta a este mensaje publicado por Alb
Claro que hace falta energía, energía con apellido, con baja entropía asociada, la vida no es posible sin alguna forma de este tipo de energía, y como no podría ser de otro modo, tenemos un generador de energía con baja entropía que nos llega como el maná las 24 horas del día.

El problema es de entradas y salidas, y como las futuras carencias afectarán a la vida o muerte de las personas, si no lo hacemos por las buenas de alguna manera se hará por las malas. Intentar que sea por las buenas, es creo la reclamación de Antonio, todos en amor y compañía, pero como muchos comentan, la historía apunta por otros caminos.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Post: La fortaleza del capitalismo

JesusN
En respuesta a este mensaje publicado por Alb
Nadie ha defendido en ningún sitio que no necesitemos energía, la discusión es el nivel de energía.

La cuestión social es sin duda el corazón y núcleo del problema. Aumentar el PIB un 3% anual, y aumentar el consumo de energía en la mitad de esa magnitud (creo recordar que esa es la cifra que da Richard Heinberg), es lo que nos ha llevado a donde estamos. Cualquier solución que no pase por una economía que no dependa del crecimiento económico, es irreal y miope, y debe desecharse de inmediato. No merece la pena ni pararse a discutirla.
12