Post: Los escenarios peligrosos: Argelia (Javier Perez) Blog

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
178 mensajes Opciones
1234 ... 6
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Post: Los escenarios peligrosos: Argelia (Javier Perez) Blog

jaimeguada
Este mensaje fue actualizado el .
Nueva entrada en "The Oil Crash" con la temática de los países que están en peligro de colapsar. Esta vez le toca a Argelia, que nos pilla muy cerca a los españoles y no solo geográficamente, sino porque importamos la mitad del gas de dicho país.

http://crashoil.blogspot.com.es/2017/03/los-escenarios-peligrosos-argelia.html

Es casi "gracioso" cuando se lee que España podría ser "La puerta de Europa" del gas, importado de Argelia, cuando parece que bastante tenemos con que mantengan el volumen que nos llega a través del gasoducto Mezgaz.

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8206360/03/17/Economia-Energia-Las-importaciones-netas-de-gas-natural-crecen-un-8-en-enero.html

Los principales suministradores de gas natural en enero fueron Argelia (48,3%), Nigeria (13,4%), Perú (10,4%) y Noruega (8,8%).

http://www.gnlglobal.com/mercados/africa/argelia-espera-aumentar-las-exportaciones-de-gas-a-espana-durante-el-2017/

Según informes de los medios de comunicación, Argelia aportó el 55% de la demanda de gas natural de España el año pasado (2016), seguido por el 16% de Italia y el 15% de Portugal.

También he leído que tienen mucho potencial de producción no convencional de gas. Ya veremos en unos pocos años cuanto hay de verdad en eso.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
LAS PERSONAS REFUGIADAS FRENTE A LA SEGURIDAD ENERGÉTICA EUROPEA



Autor: Alfons Pérez

Para las personas refugiadas, las fronteras se repliegan en los Estados miembro y se convierten en muros infranqueables. Para la seguridad energética, en cambio, se extienden más allá, acaparando territorios en un claro ejercicio de neocolonialismo energético.

Si hablamos de las causas de la “crisis” de las personas refugiadas, debemos abrir el foco e incluir una mirada amplia, en el espacio geográfico y en el tiempo histórico. Solo de esta manera podremos construir un relato que nos acerque más a la realidad de los pueblos de la ribera sur del Mediterráneo y nos ayude a radicalizar la solidaridad con su actual situación y sufrimiento.

He vivido muchos años de mi vida con un paisaje azul de fondo: el Mar Mediterráneo. Para mí, un lugar donde respirar fuerte y profundo, donde pensar y reflexionar, un lugar de distensión y libertad. Pero ahora se ha convertido en un lugar de muerte, una muerte lenta, dolorosa, agónica y profundamente injusta.

La información sobre la llamada “crisis” de los refugiados nos llega a Europa con una lectura que reduce a varios fotogramas un relato ciertamente complejo. Los medios de comunicación de masas concentran sus esfuerzos en mostrar las consecuencias, pero escapan del análisis profundo de las causas y, desgraciadamente, muestran las realidades de la ribera norte y sur del Mediterráneo, alejadas, separadas y desconectadas. Pero nada más lejos de la realidad. Tenemos multitud de conexiones con el Norte de África y Asia Occidental (NAAO), por ejemplo, por nuestra alta dependencia de sus recursos naturales y, en particular, de sus recursos energéticos. La UE importa petróleo de países como Rusia, Noruega, Arabia Saudita, Libia, Irán, Nigeria, Argelia, Iraq, Kazajistán y gas de Rusia, Noruega, Argelia, Qatar, Nigeria, Trinidad y Tobago, y Egipto. Tanto el petróleo como el gas son dos fuentes de energía vitales para una Europa que necesita importar combustibles fósiles.

Pese a la histórica hegemonía rusa en el suministro de petróleo y gas, los repuntes del conflicto entre la Federación Rusa y Ucrania han sido la justificación-excusa para que en Bruselas se hable más que nunca de seguridad energética. Es decir, la gran dependencia de las importaciones de Rusia le confiere mucho poder frente a los Estado miembro y, por tanto, para nuestra seguridad, es necesario diversificar proveedores.

La Unión de la Energía es la estrategia europea que recoge esta intención de confrontar el poder energético ruso buscando nuevos territorios que puedan alimentar las necesidades de la UE. Su pilar más importante es la seguridad energética y para ello establece una ofensiva diplomática, de infraestructuras y financiera, que quiere intensificar las relaciones energéticas con la región NAAO.

La maldición de la abundancia.

Pero intensificar las relaciones con el NAAO tiene muchas consecuencias directas. En los países exportadores significa perpetuar 1) unos presupuestos nacionales dependientes de la venta de hidrocarburos finitos y contaminantes 2) unas élites nacionales y transnacionales que capturan la mayor parte del negocio y 3) la desindustrialización o la no industrialización en otros sectores. Los estados exportadores se convierten en rentistas, casi totalmente dependientes de los ingresos generados por la exportación de hidrocarburos. La población recibe, en el mejor de los casos, una compensación a través de los bajos precios de los combustibles o la subvención de productos básicos. Pero también padecen la maldición de la abundancia, territorios ricos con población empobrecida que sufre la contaminación, el agotamiento de recursos hídricos, el desplazamiento, el sometimiento y la represión.

El caso más extremo lo tenemos en la invasión de Iraq, que tuvo el claro objetivo de controlar los hidrocarburos del pueblo iraquí. Siria y Afganistán, en cambio, tienen unas reservas probadas limitadas pero su valor estratégico es como territorios de tránsito. Afganistán es fronterizo con Turkmenistán, un gigante gasístico que podría aprovechar el territorio afgano para llevar gas a China. Lo mismo para Irán, que tras el levantamiento del embargo, está activando sus planes de exportación masiva de hidrocarburos. Por otro lado, Siria puede favorecer el tránsito de gas y petróleo iraquí hacia Turquía o hacia su costa para la exportación a Europa.

Más allá de la geopolítica energética, algo que se puede aprender abundando en lecturas, mi trabajo me ha permitido conversar con personas de NAAO y viajar por sus territorios. “Estamos discriminados, empobrecidos y no tenemos oportunidades, mientras las empresas transnacionales llevan más de 20 años ganando millones en nuestra región” me comentaba un compañero argelino muy activo en las revueltas contra el fracking en el sur de Argelia. La empresa francesa Total era la principal interesada en utilizar el fracking en Argelia pese a estar prohibido en Francia. “¡No tenemos agua para nuestros pueblos y tenemos que andar más de 3 horas para conseguirla!” se lamentaba un compañero amazigh, cerca de Douz, en el desierto tunecino. A pocos kilómetros numerosas empresas norteamericanas y europeas extraen hidrocarburos con un alto consumo de recursos hídricos. En la misma región, las piscinas de los complejos hoteleros están listas para el turismo. “¡Han expulsado a la gente de Mostorov!” relataba una compañera egipcia tras el desalojo forzado de los asentamientos informales cercanos a la refinería de Mostorov, a 40 km de Egipto. La ampliación de la refinería se pudo realizar gracias a un préstamo de un banco público europeo, el Banco Europeo de Inversiones.

Estos testimonios son solo algunos de los ejemplos que puedo narrar en primera persona, pero son una infinitésima parte del relato de acaparamiento, expolio y saqueo que tiene una larga trayectoria y que nos vincula fuertemente con lo que sucede en el Norte de África y en el Oriente Medio. Por cierto, no es casualidad que los testimonios sean anónimos. Muchos de ellos sufren la represión de las élites nacionales y transnacionales que se alimentan de la venta de hidrocarburos.

Las fronteras móviles de la seguridad.

El actual presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pronunció la infame sentencia “Vengáis de donde vengáis, no vengáis a Europa”. Paradójicamente, Tusk fue uno de los padres de la Unión de la Energía, esa estrategia que da la bienvenida a los recursos energéticos provenientes de los mismos territorios de donde provienen las personas refugiadas. Las fronteras de la seguridad, entonces, se configuran según el interés. Para las personas refugiadas, las fronteras se repliegan en los Estados miembros y se convierten en muros infranqueables. Para la seguridad energética, en cambio, se extienden más allá, acaparando territorios en un claro ejercicio de neocolonialismo energético.

En el contexto europeo, la palabra colonialismo o neocolonialismo nos puede parecer algo del pasado o una categoría demasiado fuerte. Las conversaciones con gentes de NAAO me confirman, en cambio, que está muy presente en sus imaginarios. Y viendo sobre terreno como actúan algunas empresas e instituciones europeas, no me extraña que lo tengan tan presente.

Mi intención con este artículo era precisamente mostrar, a través del ejemplo de la seguridad energética, cómo esta dinámica colonial continúa. Si hablamos de las causas de la “crisis” de las personas refugiadas, debemos abrir el foco e incluir una mirada amplia, en el espacio geográfico y en el tiempo histórico. Solo de esta manera podremos construir un relato que nos acerque más a la realidad de los pueblos de la ribera sur del Mediterráneo y nos ayude a radicalizar la solidaridad con su actual situación y sufrimiento.


FUENTE
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
En respuesta a este mensaje publicado por jaimeguada
Tal vez por esta noticia AMT se preocupa tanto por Argelia???

El Estado Islámico ha puesto sus ojos en Argelia como base de operaciones para atentar en Europa


Por Pep Santos

Argel está a 315 kilómetros de Palma, a solo 63 kilómetros más que Barcelona. Argelia se está convirtiendo en punto de especial importancia para el Estado Islámico (EI) en general, y Al Qaeda en particular, para atentar en Europa. El país está bloqueado y políticamente parado por un teórico consenso que paraliza cualquier toma de decisiones. El presidente Abdelaziz Buteflika está en la actualidad en un estado de salud pésimo y sus apariciones públicas son ya escasas. Las próximas elecciones serán en 2019 y no está claro quién sucederá al hoy presidente.

El 7 de febrero se aprobó una reforma constitucional que estaba prevista desde 2011. Entre otros vitales cambios, incluye la limitación del mandato del presidente (Butelflika gobierna el país desde 1999) y el reconocimiento de pocas libertades fundamentales. Más allá de las críticas por ser insuficiente, esta reforma tiene lugar en un contexto de incertidumbre política y económica.

La caída de los precios del petróleo (forzado por la OPEP para acabar con los países productores pequeños), puede ser el elemento más desestabilizador. Este fenómeno pone en evidencia la enorme dependencia del sector de hidrocarburos –que proporcionan al país el 97% de sus ingresos por exportaciones– y la insostenibilidad de su modelo productivo, haciendo imposible el mantenimiento de la amplia variedad de subsidios a la población, que tradicionalmente han servido de bálsamo para evitar protestas sociales.

El Gobierno he tenido que aumentar el precio de la gasolina, el gas y, sobre todo, aumentar determinados impuestos directos e indirectos. Si se mantienen los bajos precios del petróleo, Argelia podría verse obligada a implementar medidas más drásticas y, finalmente, alterar la balanza de la estabilidad social ya precaria. Por esta razón es caldo de cultivo para los terroristas del  EI.

Desde el año 2013, se han tomado medidas que restringen el gran poder que los servicios de seguridad e inteligencia militar ostentaban desde hace décadas. La destitución del que, durante 25 años, había sido jefe de los servicios de inteligencia, Mohamed Mediene, ha sido el movimiento más sonado de esta transformación. Ha causado gran malestar y muchos movimientos de los sectores más reaccionarios argelinos

Durante estos años el aumento de protestas ha sido menor, por el recuerdo de la guerra civil encubierta de los 90, donde los enfrentamientos acabaron con la vida de más de 180.000 personas. Pero ya hay muchos jóvenes que la recuerdan con menor intensidad. Si disminuyen las cuestiones que desincentivan las protestas y continúa la difícil coyuntura económica, la situación puede desembocar en tensiones y revueltas. La diversificación de la economía argelina es vital en este sentido. Eso favorece la implantación definitiva en el país del EI, con el cual la semana pasada firmó un convenio el Govern de Francia Armengol.

El inicio del proceso de radicalización de las sociedades musulmanas se remonta a 1979, año de la proclamación de la República Islámica de Irán tras la caída del Sha y de la desastrosa intervención soviética en Afganistán). Sus manifestaciones más patentes se produjeron en la siguiente década, produciéndose la enorme subida del FIS en Argelia, golpe de Estado que abortó su victoria electoral en 1992, y desmembramiento el mismo año de la Federación Yugoslava, que encendió la mecha de la guerra interétnica y el sitio de Sarajevo.

Las semillas sembradas en dicha década por tales atropellos y la difusión a golpe de petrodólares del fundamentalismo wahabí iban a germinar en las zonas conflictivas de Oriente Próximo, Magreb y África subsahariana: esa guerra asimétrica de Occidente contra el terrorismo yihadista tanto en Siria, Argelia, Irak, Libia, Afganistán y el Sahel como en el interior de sus propias fronteras. La islamofobia desatada por los atentados de París, y la llegada masiva de refugiados al interior del espacio Schengen coloniza hoy los medios informativos en unos términos que culpabilizan a los 23 millones de musulmanes europeos y ahondan la fractura abierta entre estos y el resto de la población.

El poder opaco, desde que Bumedián gobernaba Argelia, ha guardado un silencio cómplice ante los asesinatos de intelectuales y el terror impuesto ya por el GIA (Grupo Islámico Armado), ya por las escuadras parapoliciales. La violencia se apagó gradualmente al final de la década, y hoy, tan solo grupos residuales de Al Qaeda en el Magreb islámico actúan de forma esporádica en connivencia con los yihadistas que campean en Libia, Argelia y el Sahel. Pero la frustración acumulada tras tres mandatos del ahora invisible Buteflika no invita al optimismo.

El mesianismo apocalíptico del Daesh (o al-Dawla al-Islamiya al-Iraq al-Sham, cualquiera que pronuncie esas palabras en los territorios dominados por el Estado Islámico se enfrenta a una dura reprimenda,  anunciando los yihadistas que cortarán la lengua al que use este nombre), conserva en todo el Magreb su mefítico poder de atracción: el del retorno ideal a una pureza primigenia que otorga el glorioso estatuto de mártir a quienes se sienten despreciados por los “poderes arrogantes” que rigen los Estados árabes.

El grupo Soldados del Califato en Argelia es una nueva escisión terrorista de Al Qaeda, en concreto de la rama AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) predominante en el norte de África, que se dio a conocer a finales de 2014 en Argel. Entonces, su cabecilla, Guri Abdelmalek, prometió lealtad y obediencia al líder del EI en un comunicado. El grupo se refugia hoy en las montañas de la Cabilia, la conflictiva región argelina llena de grutas donde fue secuestrado el guía de alta montaña francés Hervé Pierre Gourdel.

Soldados del Califato difundió a través de varias páginas yihadistas en Internet un documento donde el cabecilla de esta ramificación se dirigía así al líder de EI, Abubaker al Bagdadi: “Tienes a los hombres del Magreb Islámico y, si les ordenas, obedecerán. El Magreb se ha desviado del camino verdadero”. Era 2015.

Abdelmalek, más conocido por su nombre de guerra Jaled Abu Suleimán, era hasta esta escisión el comandante de AQMI en la zona central de Argelia y había sido condenado a muerte en 2008. Pasó algunos años en la cárcel de Tizi Uzu. En el comunicado explica que también se ha unido a esta ramificación de Estado Islámico en Argelia el responsable hasta ahora de AQMI en el área oriental del país. Los máximos dirigentes de las fuerzas de seguridad argelinas se han desplegado sobre el terreno en las zonas fronterizas con Túnez y Libia y en las inmediaciones de los pozos petrolíferos y gasísticos del país, donde han repartido más de 3.000 soldados.

La inquietud y preocupación es enorme en Argelia. Su Gobierno quería pensar que tenía bajo control el fenómeno terrorista, muy localizado y ligado a cuestiones internas. Temía, como le sucede a Marruecos y Túnez, una infiltración del yihadismo más radical. Los expertos consideran de especial gravedad esta fuga de Al Qaeda hacia el Estado Islámico porque ahora muchos de los yihadistas magrebíes que partieron a Siria e Irak podrían encontrar acomodo a su regreso en la Cabilia.

“Paciencia, perseverancia y presencia”. Es el mandato que los responsables diplomáticos de los países extranjeros, especialmente europeos, transmiten a los empresarios en crisis que les visitan para emprender la ruta del negocio rápido y fácil en Argelia. Esa vía está condenada al fracaso. Hay que venir con tiempo, establecerse, tener remanente para aguantar los retrasos y estar dispuestos a renegociar las condiciones ya pactadas y cerradas, si el negocio ha resultado demasiado bueno para la parte que viene de fuera, que debe evitar ser tomada como una potencia esquilmadora. Entonces renta. Y mucho.

Si Libia es un pozo de petróleo sobre un polvorín, Argelia es el maná incierto. “Esto es como Cuba pero con dinero y con menos preparación”, dice en Argel un experto en este tipo de negociaciones vinculado al Gobierno. Miente. Pero, además, podría convertirse en una despensa alternativa y fiable para el 30% de gas que Europa compra ahora a Rusia. Es el 15º país productor de hidrocarburos del mundo, el segundo de África, han evitado hasta ahora el virus de la primavera árabe, han derrochado para cambiar en 10 años la fachada del país pero sin una estrategia de diversificación ni una planificación de futuro. Y todo se acaba. Ya se ha acabado de hecho.

En Argel, las viviendas no avanzan porque hay implicados varios ministerios del gobierno argelino, que impone a las compañías españolas que las están haciendo unos precios muy bajos de casas sociales y un socio local que tampoco ayuda. Ahora, tras la última presión, se ha prometido variar esas condiciones, ampliar el parque de viviendas a 200.000, sacar el beneficio en hospitales y otras infraestructuras y hasta rebajar el papel del compañero nacional para favorecer la agilidad. Gas Natural, Repsol, Cepsa, Fertiberia, Abengona, OHL y otras muchas firmas internacionales y españolas padecen en Argelia esos mismos problemas. España fue muchos meses de 2013 el primer socio comercial de Argelia. Es verdad que les compramos más de 10.000 millones solo de gas pero también les exportamos más de 5.000 millones, muy poco menos que a Marruecos.

Tradicionalmente se ha llamado Magreb a la región del Norte de África que comprende los países de Marruecos, Túnez y Argelia, aunque más modernamente se incluye también a Mauritania, República Árabe Saharaui Democrática y Libia. Argelia es, geográfica y culturalmente, puente entre el Magreb y el Máshrek, aunque políticamente se encuadra en el Magreb. “El Magreb se ha desviado de la senda verdadera”, declaraba el comandante de la región central de AQMI ‘Jaled Abu Suleiman’ (cuyo verdadero nombre es Guri Abdelmalek). En un comunicado difundido en páginas web yihadistas y recogido por Reuters, Suleiman se autoproclamaba líder del nuevo grupo, al que se unía otro comandante de AQMI con base en la región oriental de Argelia, bastión de la organización terrorista. “Tienes a los hombres del Magreb Islámico, que obedecerán tus órdenes”, se dirigió a Baghdadi.

Baghdadi, quien se ha autonombrado ‘califa’ (jefe del Estado islámico), rompió con Al Qaeda en 2013, cuando la red de Bin Laden ‘expulsó’ a su grupo por considerarlo demasiado radical. Al mismo tiempo que se expande por Siria, Argel e Irak, EI va dejando tras de sí un reguero de ejecuciones masivas, crucifixiones y decapitaciones. Al Qaeda nombró como su representante en Siria a Jabhat al Nusra, una facción rival de EI.

Según Javier Solana, (distinguished fellow en la Brookings Institution, y presidente de ESADE geo, Centro de Economía y Geopolítica), la colaboración de Argel y su liderazgo en los esfuerzos antiterroristas en la región han sido especialmente reconocidos por Estados Unidos y Europa. Para la Unión Europea Argelia es un país de gran importancia. Su cercanía y los intereses comunes en la estabilidad del Norte de África y el Sahel, así como las cuestiones de seguridad energética, hacen de Argelia un aliado clave, con quien la Unión Europea quiere avanzar en sus relaciones.

Sin embargo, la cooperación regional podría ser mucho más intensa si Argelia y Marruecos mantuvieran relaciones diplomáticas. Lograr una integración regional estable en el Magreb sería enormemente beneficiosa para todos, en términos comerciales, económicos y de seguridad. El restablecimiento de las relaciones con Marruecos, rotas desde hace cuarenta años, desbloquearía las relaciones entre los países del Magreb, paralizadas por estas dos grandes potencias del norte de África.

En las instituciones de integración continentales, Argel puede posicionarse como un actor de peso. El próximo mes de julio expira el mandato de la actual presidenta de la Comisión de la Unión Africana y, en las últimas semanas, se han escuchado voces que proponen un candidato argelino para sucederla. Argelia sería, en ese caso, el primer país del norte en presidir la Comisión de la Unión Africana y tiene a su favor el apoyo constante que ha prestado a la institución. Todos los comisarios de Seguridad y Paz de la Unión Africana han sido argelinos y el país se ha comprometido especialmente con la seguridad regional, promoviendo el acuerdo de paz en Malí y albergando las conversaciones sobre la situación en Libia.

Argelia se encuentra ante un escenario nuevo. Los enormes desafíos que le presentan los precios del petróleo y la evolución de sus vecinos evidencian la necesidad imperiosa de cambio. De su habilidad para diversificar la economía y desbloquear el sistema político, así como de sus esfuerzos diplomáticos, depende que, en unos años, sea un país estable que ocupe un lugar de primer orden en su región y en el continente.

FUENTE
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Kanbei
Este mensaje fue actualizado el .
Es curioso,
ignorantes los españoles de su Historia.

Mis amigos argelinos me recuerdan el señorío español en tierras de Argel, y de Orán, y cómo en su lenguaje cotidiano han quedado muchas palabras españolas.

Los españoles llevamos sangre bereber, y ellos nos lo recuerdan, cuando nos miran a los ojos, porque se ven reflejados.

Gonzálo Fernández de Córdoba adoptó la carga ligera, que ya se conocía como carga a la morisca, y fue un éxito que copió Napoleón en la carga de la caballería polaca, aquí en Somosierra.

Daesh somos nosotros, la OTAN, los judíos, las corporaciones gasísticas, y los fabricantes de aires acondicionados y cabezas nucleares, que son nuestros mismos bancos, los que financian los eurofigthers y los préstamos a los jubilados austriacos.



bereberes contra bereberes, de la kabilia, rubios y de ojos verdes.

kalaui.
 "Lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla" Tsun Zu
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

jaimeguada
Por lo que veo, en 2016 dijeron que iban a aumentar su producción:

NOTICIA DEL 4 DE MAYO DE 2016

http://www.gnlglobal.com/mercados/africa/argelia-preve-un-aumento-de-las-exportaciones-de-gas-a-la-ue/

Y parece ser que lo consiguieron:

NOTICIA DEL 1 DE FEBRERO DE 2017

http://www.gnlglobal.com/mercados/africa/argelia-espera-aumentar-las-exportaciones-de-gas-a-espana-durante-el-2017/ 
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por jaimeguada
Hola a todos.

Gracias pro abrir el hilo.

Por lo que veo, mi apocalíptico artículo (casi) ha obtenido respuestas a`´un más apocalípticas. Por una vez parece que me he quedado corto en eso de ver las cosas jorobadas...

Lo cierto es que la situación de esos países es realmente peligrosa y, antes que nada, pro la población. Por eso me desanimé un poco de escribir esta serie de artículos sobre los escenarios peligrosos: al final te das cuenta de que siempre estás en el mismo relato: población insostenible, recursos menguantes, medio ambiente agonizante, tensiones políticas. Siempre es igual.

Lo único diferente es la historia, y aunque me parece interesante, no deja de ser una cosa anecdótica...

Veremos a ver cómo evoluciona este asunto...
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Juan Carlos
Cuando llegué a "LAS PERSONAS REFUGIADAS" dejé de leer.

la anteposición de la palabra PERSONAS a un lo que seas es una basura tan antigua como sistema de propaganda, que me genera rechazo.

Centro de educación de personas adultas, en vez de centro de educación de adultos, por decir algo. ¿Sabéis cuando se pone la palabra personas delante en estos centros? Cuando se matriculan sobre todo gitanos para sacarse el graduado escolar. Si no, no se pone.

Personas refugiadas en vez de refugiados, ¿eh?
Es parte de un lenguaje malintencionado, condescendiente y manipulador.

A cascarla.

Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Martintxoz
En respuesta a este mensaje publicado por jaimeguada
Pues sí, Argelia es peligroso. Lo dice también el ejercito español!!

Defensa alerta del riesgo de desabasteciminto energético por el terrorismo argelino
http://www.diariodenavarra.es/noticias/negocios/economia/2017/04/03/el_terrorismo_argelino_puede_causar_desabasteciminto_energetico_524894_1033.html

Interesante descripción de los problemas a los que nos enfrentamos si aumenta el "terrorismo islámico" en Argelia. Ni mención a como le va a la geología por allí!!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
JavierPerez escribió
Cuando llegué a "LAS PERSONAS REFUGIADAS" dejé de leer.

la anteposición de la palabra PERSONAS a un lo que seas es una basura tan antigua como sistema de propaganda, que me genera rechazo.

Centro de educación de personas adultas, en vez de centro de educación de adultos, por decir algo. ¿Sabéis cuando se pone la palabra personas delante en estos centros? Cuando se matriculan sobre todo gitanos para sacarse el graduado escolar. Si no, no se pone.

Personas refugiadas en vez de refugiados, ¿eh?
Es parte de un lenguaje malintencionado, condescendiente y manipulador.

A cascarla.

Javier Pérez, pobre tu disculpa para no comentar el interesante artículo de tu tocayo Alfons Pérez. Europa quiere los recursos naturales del norte de África pero no quiere a las personas refugiadas o refugiadas de esa zona del mundo, que más da como se diga.

En Argelia no solamente hay un problema de agotamiento de recursos energéticos, también  hay un problema geopolítico y social que afecta de lleno a España y a Europa. Justificar las palabras de Tusk es apoyar el racismo y la xenofobia en Europa, no importa que gane el FN en Francia cuando el actual presidente del consejo europeo es un impresentable.

Un saludo

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

hector77
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Desde un punto de vista linguistico tienes razon
Criticar una deficiencia linguistica no es ni racismo ni xenofobia. Ya estamos con mas de lo mismo.......menos mal que la gente cada vez se lo cree menos y menos.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Juan Carlos
Europa quiere los recursos naturales del norte de África pero no quiere a las personas refugiadas o refugiadas de esa zona del mundo

Efectivamente, y quieran los dioses que así sea por mucho tiempo, jeje. De igual forma que cuando voy a la tienda a comprar una docena de huevos, quiero los huevos pero no que me metan las gallinas en casa... Que sepáis que el malo malísimo es el tendero, que quiere mi dinero pero no quiere trabajar duro para ganárselo.

Ya en serio, la clave está, obviamente, en si el intercambio es justo / libre (un win-win de esos, ya sé que en teoría). Desconozco si estamos obligando o no a los argelinos a que nos vendan el gas, pero me juego el bocadillo del recreo a que no estamos obligando a Putin para que nos vendan el gas ruso. Pero lo hacen... ¿son tontos los rusos? ¿Están borrachos? (Bueno, eso seguro, jeje.)

A lo mejor es que les damos algo a cambio que les interesa (en este ejemplo, los malvados alemanes):

Rusadas: El "Método Madrileño" llega a Moscú
www.rusadas.com/2017/03/el-metodo-madrileno-llega-moscu.html?m=1
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Juan Carlos
Juan Carlos...  Si es por tí..l Lo leo y lo comento en un rato  :-)

Pero me dio repelús

:-)
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Juan Carlos
A ver Juan Carlos.


Lo he leído, y pienso lo mismo que ya dice Flieschmann poco más arriba: que quiero los huevos, pero no que me metan las gallinas en casa.  Y que comer huvos no me convierte en politólogo de gallinas, ni en su amo, ni en su protector, ni en nada. Y que no, que no me voy a dejar invadir a cambio de no sé qué...

Y de ningún modo me siento culpable pro impedir que la presión demográfica que otros generan la tengan qieue pagar, soportar y sufrir ellos mismos. Sólo faltaba que produjesen niños como conejos para que luego nosotros, pro caridad, aceptásemos su exceso demográfico.

Ya lo dije en el artículo: el buenismo es el SIDA social de hoy, porque es una enfermedad autoinmune que ataca nuestras defensas como sociedad.

Y no lo voy a aceptar.
Me la sopla.

NOOOOOOOOOOO


:-)
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
En respuesta a este mensaje publicado por hector77
hector77 escribió
Desde un punto de vista linguistico tienes razon
Criticar una deficiencia linguistica no es ni racismo ni xenofobia. Ya estamos con mas de lo mismo.......menos mal que la gente cada vez se lo cree menos y menos.
hector77, no hay deficiencia lingüistica, se puede decir persona refugiada o refugiado simplemente. Yo solamente acuso a Tusk de racismo y xenofobia porque lo que ha dicho este señor perfectamente lo pudo suscribir Hitler.

Un saludo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Fleischman escribió
Europa quiere los recursos naturales del norte de África pero no quiere a las personas refugiadas o refugiadas de esa zona del mundo

Efectivamente, y quieran los dioses que así sea por mucho tiempo, jeje. De igual forma que cuando voy a la tienda a comprar una docena de huevos, quiero los huevos pero no que me metan las gallinas en casa... Que sepáis que el malo malísimo es el tendero, que quiere mi dinero pero no quiere trabajar duro para ganárselo.

Ya en serio, la clave está, obviamente, en si el intercambio es justo / libre (un win-win de esos, ya sé que en teoría). Desconozco si estamos obligando o no a los argelinos a que nos vendan el gas, pero me juego el bocadillo del recreo a que no estamos obligando a Putin para que nos vendan el gas ruso. Pero lo hacen... ¿son tontos los rusos? ¿Están borrachos? (Bueno, eso seguro, jeje.)

A lo mejor es que les damos algo a cambio que les interesa (en este ejemplo, los malvados alemanes):

Rusadas: El "Método Madrileño" llega a Moscú
www.rusadas.com/2017/03/el-metodo-madrileno-llega-moscu.html?m=1
Fleischman, Alfons Pérez realiza una denuncia que me parece muy acertada ya que no queremos los problemas del Norte del África pero si van allí todas las multinacionales energéticas europeas para extraer el gas y el petróleo forzando a países como Argelia a ser dependientes de un solo recurso natural. Claro que obligamos a Argelia o a Libia a ser dependientes de Europa porque han construido una economía en función de los intereses europeos. ¿Por qué Francia invadió el Chad?

Fleischman, yo quisiera comprar las gallinas porque si me dan las gallinas ya no tengo que comprar huevos.

Bromas aparte creo que Europa esta realizando una política neocolonial en el norte del África y en el Medio Oriente. Es inhumano ser el causante de un problema económico y social y luego desentenderse de los damnificados. Se puede ser tan insensible como Tusk que no quiere nadie venga a Europa pero si quiere que el resto del mundo le compre a Europa. Si no quiere que nadie venga a Europa pues digo que también valdrá para los turistas. ??? ¿La ley del embudo Fleischman?


Un saludo

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Juan Carlos
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
JavierPerez escribió
A ver Juan Carlos.


Lo he leído, y pienso lo mismo que ya dice Flieschmann poco más arriba: que quiero los huevos, pero no que me metan las gallinas en casa.  Y que comer huvos no me convierte en politólogo de gallinas, ni en su amo, ni en su protector, ni en nada. Y que no, que no me voy a dejar invadir a cambio de no sé qué...

Y de ningún modo me siento culpable pro impedir que la presión demográfica que otros generan la tengan qieue pagar, soportar y sufrir ellos mismos. Sólo faltaba que produjesen niños como conejos para que luego nosotros, pro caridad, aceptásemos su exceso demográfico.

Ya lo dije en el artículo: el buenismo es el SIDA social de hoy, porque es una enfermedad autoinmune que ataca nuestras defensas como sociedad.

Y no lo voy a aceptar.
Me la sopla.

NOOOOOOOOOOO


:-)
JavierPerez, si no queremos que los argelinos, ni los libios ni los tunecinos ni los subsaharianos vengan a Europa lo justo sería que tampoco explotaramos ni su petróleo, ni su gas, ni su uranio ni todas sus riquezas. Van allí la multinacionales europeas, se instalan ,explotan los recursos se hacen ricos y luego pretenden que las personas que son dueñas de esa riquezas, de esas tierrras se queden en la miseria y no protesten.

Toda acción tiene una reacción. Los flujos migratorios en África han sido impulsados por los mismos europeos que hemos mostrado a los habitantes de ese continente lo bien que se vive en Europa, hemos creado una oligarquía corrupta en esos países cuyo modelo de vida es el europeo. Si Europa es el paraíso y estos países cada vez viven peor pues naturalmente se trasladarán donde existan más oportunidades, ayudados por mafias de inmigrantes y algunos corazones abiertos. ¿Es posible parar estos flujos migratorios? No creo. Es algo consustancial con nuestro sistema económico, con la globalización y con la tecnología que ha permitido recorrer grandes distancias con muy poca dificultad.

Un saludo  
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Fleischman
Vale, dejamos de explotar su gas y petróleo, pero a cambio que ellos dejen de comer nuestros tomates y dejen de usar interné, que es un invento nuestro. Y que vayan en burro, nada de ir cómodamente en coches made in hombre blanco (o amarillo, jeje)...

Ahora en serio, sinceramente no veo en qué puede ayudar a los venezolanos que dejemos de comerciar con ellos. Porque a Maduro no le hemos puesto nosotros, y no les estamos robando por la fuerza. Porque lo que nosotros les vendemos a cambio (sea comida o copias de las última peli de los Pitufos) son también riquezas. ¿Lo justo sería hacerles un bloqueo a la cubana? A ver si ahora resulta que el bloqueo a Cuba es lo justo... ¿?

Lo que dices creo que es imposible de llevar a la práctica. ¿Solo comerciamos entre países ricos, y bloqueamos al resto? ¿Dónde pònemos la frontera? ¿Rusia está dentro o fuera?
Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Hertz
En respuesta a este mensaje publicado por Juan Carlos
Juan Carlos escribió
JavierPerez, si no queremos que los argelinos, ni los libios ni los tunecinos ni los subsaharianos vengan a Europa lo justo sería que tampoco explotaramos ni su petróleo, ni su gas, ni su uranio ni todas sus riquezas. Van allí la multinacionales europeas, se instalan ,explotan los recursos se hacen ricos y luego pretenden que las personas que son dueñas de esa riquezas, de esas tierrras se queden en la miseria y no protesten.
No creo que venga al caso usar el plural aquí. Nosotros no somos las multinacionales de nuestros paises, ni siquiera nuestros gobiernos, que hacen todas estas cosas sin consultar al pueblo...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Iba a decir eso mismo, pero me dio pereza, Fleischmann...

Hay gente que es tan absolutamente parcial que entiende que si le compramos algo a un pobre, nos aprovechamos del pobre. Y que si le vendemos algo a un pobre, nos aprovechamos del pobre. Porque las relaciones entre un rico y un pobre consisten, exclusivamente, en aprovecharse del pobre.

Supongo que habrá que generar una especie de apartheid económico para que estas relaciones tan desiguales no tengan lugar.


O a lo mejor es una simple consecuencia de esa manía majadera que es el odio a los ricos. Al menos los que odian a los negros no están deseando ser negros, joer...

Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Parroquiano
bueno , el apartheid  ya lo están imponiendo, el FMI y Bruselas, y el pueblo español creo que está quedando del lado de los negros y pobres...excepto, claro, los españoles ricos... 
Y Jesús les dijo: y el que no tenga espada, venda su manto y compre una. ( Lucas 22.36)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Galbi
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Y como se llama al hecho de que. yo compro, pero pago con algo que no me costó ningún esfuerzo conseguir, por ej, pagar con la moneda que yo mismo imprimo.

No es una forma de aprovecharse del otro, sea rico o sea pobre...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Julio
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Haber tenido la suerte totalmente ajena a nuestros méritos de que nuestras madres nos parieron en un sitio donde (casi) toda la gente (al menos por ahora) come caliente una vez al día no creo que nos de derecho a decidir donde debe permanecer el resto del mundo para que no nos quiten nuestras lentejas. Al menos como teoría absoluta que deba ser de aplicación universal.

Otra cosa es que nuestro instinto de supervivencia se imponga y piense, quizá con razón, que no hay lentejas para todos y que aquí no caben todos los pueblos desfavorecidos del mundo, cosa que desde un punto de vista práctico puede que sea verdad. Pero no nos engañemos, eso no es una cosmovisión, ni un derecho divino, ni un principio de filosofía. Solamente nuestro instinto de supervivencia que es exactamente igual que el del que no tiene lentejas en su país y viene a comerse las que les den y a las malas las nuestras.

No creo debamos hacer grandes discursos de las pulsiones animales que todos tenemos.
"Maybe all the oil we can afford is already behind pipe"
Rune Likvern
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Parroquiano
+10
Y Jesús les dijo: y el que no tenga espada, venda su manto y compre una. ( Lucas 22.36)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
Galbi... Sobre las bromas del monetarismo no vamos a discutir, perro la cuestión no está solo en que tu compres con la moneda que imprimes, sino en que alguien te lo venda.

Que dicen por aquí que al primera vez que me engañas es culpa tuya, pero a partir de la segunda ya es culpa mía.

Sé muy bien que en los timos, en los verdaderos timos, la víctima casi nunca es inocente.
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

JavierPerez
En respuesta a este mensaje publicado por Julio
Julio

En lugar de imaginar cambios en en el espacio podemos imaginar cambios en el tiempo. Imagina que en vez de haber nacido aquí, y ahora, nacemos aquí y hace trece mil años, luchando con los depredadores. O hace  tres mil años, en plena  época de sacrificios humanos, o en medio de las  salvajadas de los romanos, o hace mil años, en la Edad Media y sus batallas contra los musulmanes (joder, qué casualidad).

O imaginemos que en lugar de humanos somos bacilos de la tuberculosis... ¿Qué diríamos entonces de esos antibióticos genocidas que acaban con nuestras familias y arrasan razas enteras?

Por imaginar distopías, Julio, podemos imaginar muchas cosas.

Pero la realidad es la que es. Somos nosotros, aquí, y ahora, como fruto del azar. De muchos millones de casualidades , y estas cartas nos toca jugar. las nuestras, no las del vecino. Las nuestras, las de hoy.

No es cosmovisión, ni derecho divino, no hostias en vinagre. Tienes razón. Es lo que hay. Es saber conformarse con lo que te tocó y jugar tu carta en tu turno.

¿Tan difícil resultan aceptar las normas de la Historia?


Saluuuuuuuuuuuud
Es hora de devolver la llama a los dioses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
Si el comercio el libre, allá cada cual si está dispuesto a aceptar dólares, euros, rublos o bolívares a cambio de lo que sea que esté dispuesto a vender. O un inútil metal amarillo, me da igual.

Si me das mil euros, te vendo gustoso el ordenador con el que estoy escribiendo esto (monitor, teclado y ratón de regalo, y un beso si hace falta, jeje). Y ya sé que te estoy dando riquezas y tú a cambio solo papelitos de colores...

Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Lao-No-Tse
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
Tus análisis son simplones y miopes. En línea con el capacitismo que se ve por la tele o el mantra productivista de ministros de economía de todos los colores.

Interiorizar el discurso dominante después de muchos años de ver pelis de Hollywood y analizar en base al "si quieres puedes", "Bill Gates empezó en un garaje" y mierdas similares no aporta nada. Y creerás que estás siendo agudo, como si el malthusianismo fuera alquimia...

Hay que ser rancio para decir: "O a lo mejor es una simple consecuencia de esa manía majadera que es el odio a los ricos. Al menos los que odian a los negros no están deseando ser negros, joer..."

Es que joder, ya hay que ser cutre pa ver el mundo así y pa encima creer que el resto deben ser gilipollas. Para analizar es interesante salir de la burbuja, bajar al barro, empatizar con otras realidades y ser consciente de que no es un "nosotros contra ellos", el entramado es mucho más complejo.

Sé que este comentario es una sobrada, pero si no lo escribo como lo siento me queda una chapa pedante que no hay dios que aguante. Y de las críticas, aunque duras, se aprende.

Salud.
En proceso de desaprendizaje constante... ¡y subiendo!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Fleischman
Pues a mí también me tenéis que perdonar pero si no pongo esto reviento... Eso de que "Al menos los que odian a los negros no están deseando ser negros" es rotundamente falso:

Paciencia. Valor. Esfuerzo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Julio
En respuesta a este mensaje publicado por JavierPerez
JavierPerez escribió
Por imaginar distopías, Julio, podemos imaginar muchas cosas.

Pero la realidad es la que es. Somos nosotros, aquí, y ahora, como fruto del azar. De muchos millones de casualidades , y estas cartas nos toca jugar. las nuestras, no las del vecino. Las nuestras, las de hoy.

No es cosmovisión, ni derecho divino, no hostias en vinagre. Tienes razón. Es lo que hay. Es saber conformarse con lo que te tocó y jugar tu carta en tu turno.

¿Tan difícil resultan aceptar las normas de la Historia?


Saluuuuuuuuuuuud
Si estoy de acuerdo contigo. Lo que es es lo que es. Pero para un argelino, o un marroquí, o un congoleño, lo que es también es lo que es, y su hambre es igual de sólido que tus ganas de que no te quiten la comida. Y tú harías lo mismo que ellos, seguro.

Si lo que yo digo es que no sacralicemos nuestro sitio en el mundo. Es una cuestión de recursos escasos y yo no quiero que me quiten la comida, pero entiendo que todo el mundo quiera llenar su estómago. Y me imagino que si no pueden hacerlo en su país lo harán en el nuestro. Al menos yo lo haría. No puedo culparlos.
"Maybe all the oil we can afford is already behind pipe"
Rune Likvern
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Los escenarios peligrosos: Argelia

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por Parroquiano
Me encantó tu artículo Javier !

Claro. Conciso. Bien fundamentado. Bien razonado. Un chiche !

Y, desde ya lo digo, creo que tiene todas las papeletas para entrar en la categoría del título de tu artículo -otro de los escenarios "peligrosos"-.

Sin embargo, no puede dejar de observar -o agregar- aquí que, esta visión OBJETIVA del asunto (por sus datos de población, energía o agua) no deja de ser parcial. En realidad tendríamos que conseguir entender su sociedad, cultura y política para tener una visión completa.

Y conste que esta observación no viene tanto a cuento por Argelia -que en su reseña histórica queda claro que tiene una situación política complicada- sino por el hecho de que las sociedades humanas, aún cuando sus datos "objetivos" puedan ser malos, a veces los posibles resultados no tienen tanto que ver con ellos sino con la cultura o la sociedad.

Y, para explicarme mejor, tengo que hacer el cuento completo.

Gracias a Netflix he podido ver una gran cantidad de películas indias. No deja de sorprenderme lo que los indios muestran con total naturalidad en sus películas -lo cual es lógico, están mostrando "su" realidad y no los sorprende para nada-.

Lo que en la India es lo más natural del mundo -y tanto que se expone sin problemas en sus películas- en cualquier otro lugar del mundo daría para cien revoluciones.

Un grupejo escaso de ricos a los cuales sirven -sin ningún problema, sin sentirse mal, sin darse por explotados- una enorme cantidad de gente que vive en condiciones vergonzantes y lo hacen sin la más mínima queja.

Y dije "ricos" pero me corrijo... incluso lo que sería un "clase media" en nuestras sociedades tienen trabajando en su casas dos, tres o cuatro personas con una relación de "siervo" y no de "empleado doméstico" como hoy se entiende en Occidente.

No hay horarios, no hay vacaciones, si viven en la casa comen una comida diferente (la de pobres nomás) y, sus habitaciones parecen gallineros abandonados (aún en casas lujosas)... sorprendente !

Casi con seguridad si a la India la pasamos por el "análisis de datos" que suele hacer Javier nos daría igual o peor que Argelia o Egipto... pero en la India esos datos no se pueden interpretar con parámetros "occidentales" porque, indudablemente su cultura y sociedad está ajustada a esas condiciones.

La cultura y la idiosincrasia de cada país es el que va a determinar en definitiva si, pequeños problemas hacen explotar todo o, si aún condiciones graves permiten que todo siga funcionado.

Pero, para comprender y entender esa parte del asunto, o bien hay que viajar al país y vivir un poco en el mismo para "entenderlo" o hay que estudiarlo desde muchas fuentes y enfoques diferentes. Cosa que excede el tiempo que dedicamos a estas cuestiones.

1234 ... 6